Archivo | Blog Javier Fernández Aguado RSS de esta sección

Certezas sobre el futuro de la organización

Del directivo se esperan algunas certezas sobre el futuro de la organización. Eso le reclama a él ir por delante en exigencia, esfuerzo y ejemplo. Quien no esté dispuesto a comportarse así, debería -por su bien y el de la organización- buscar un puesto que no fuese de mando.

“¡Hay que concluir esto urgentemente!”

El directivo que proclama con seriedad: – ¡Hay que concluir esto urgentemente!, e inmediatamente se escabulle, produce hilaridad. Conseguirá sus objetivos sólo en la medida en que su control sea exhaustivo, y mientras su gente no logre dar el salto a otra organización regida por alguien con más contenido.  

Arrastrar con el ejemplo

El primero y principal modo de dirigir ha de ser arrastrar con el ejemplo a los subordinados. Como en las guerras, en las organizaciones se espera que el jefe vaya por delante, enarbolando el estandarte. Eso demuestra que cree en el proyecto: con su sacrificio personal manifiesta que está dispuesto a sacarlo adelante.

Javier Fernández Aguado, el broche de oro del Congreso

El gurú internacional de liderazgo fue el encargado de clausurar el VII Congreso ECOFIN, al que acercó su visión particular sobre cómo liderar y dirigir en la postcrisis. A partir de diez directrices, cargadas de anécdotas y referencias bibliográficas, Fernández Aguado se metió al público en el bolsillo con humor y, sobre todo, sabiduría. Ver […]

¿Qué piensan de ti tus subordinados?

Demostración evidente de que no se sabe dirigir es que los empleados deseen que el directivo no esté presente (o que lo echen de la empresa, o incluso que… se muera). Es bueno que quien hace cabeza se pregunte qué piensan de él sus subordinados. Alguno se llevará sorpresas al comprobar que hay incluso preparativos […]

Si el directivo…

Si el directivo consigue los objetivos de la empresa a costa de imposiciones, controles, amenazas, gritos, presiones…, su gente estará esperando su alejamiento para disminuir el ritmo. Será una especie de venganza por el comportamiento despótico del jefe.

¿Cómo gobernar?

Se puede gobernar sin dar un grito, sin reñir a nadie. Actuar así es más difícil que machacar al subordinado.

Dirigir…

Dirigir no es sinónimo de actuar con agresividad para que los demás “se enteren” de quién es el directivo.

¿Qué es dirigir?

Durante mucho tiempo se ha enseñado en las Escuelas de Negocios que dirigir es, básicamente, Planificar, Organizar, Motivar y Controlar. Otra línea de trabajo y reflexión: Dirigir es lograr que, en la medida de lo posible, la gente quiera hacer lo que tiene que hacer. Si eso se consigue, todo lo demás sale solo, porque […]

Gobernar no es fácil

Gobernar no es fácil. Quien piense que por ser ascendido a un puesto de mando ya sabe hacerlo es muy probable que cause desastres entre la gente que va a dirigir.

Pin It on Pinterest