Maestro: “Es más necesario que nunca combinar felicidad y eficacia”

La felicidad en el trabajo ha ido cobrando importancia en los últimos años no solo porque afecta al bienes­tar de los trabajadores, sino también porque genera efectos muy importantes en el desempeño de las empresas. Las organizaciones buscan hoy más que nunca medidas que faciliten ambientes laborales más felices y, por ende, más eficaces para los resultados corporativos.

En este contexto surge la ‘Felicacia’, un concepto según el cual, la felicidad de los empleados influye directamente en la eficacia de la compañía. Foro ECOFIN y la Fundación Woman’s Week llevan un lustro poniendo en valor este concepto como argumento de refuerzo a la alta dirección de organizaciones para que implementen un nuevo modelo de gestión basado en las personas. El ideólogo y maestro es Juan Carlos Maestro, que explica a ECOFIN los detalles de este novedoso modelo de gestión.

¿Qué es la ‘Felicacia’?

Es un concepto que yo conceptué en 2010 para definir un modelo de gestión que pretende aglutinar productividad y felicidad, dos conceptos en principio muy separados. Este estilo directivo sólo puede llevarse a cabo a través de líderes ‘felicaces’ cuya función es ser eficientes y alcanzar resultados a través de la felicidad de los trabajadores.

¿Cuál diría que es la receta de esta ‘Felicacia’?

Trabajar conjuntamente en las dos líneas que une: felicidad y eficacia. Existen algunos críticos que piensan que esta actitud sólo fomenta el buenismo, pero se trata de un concepto exigente cuyo objetivo es sacar lo mejor de cada trabajador, impulsar el talento, la creatividad y la superación personal en un ambiente laboral agradable.

En general, ¿somos los españoles felices en el trabajo?

Según una encuesta realizada por la consultora Gallup a directivos y trabajadores, únicamente el 30% de las personas se encuentra a gusto en su trabajo. Lo cierto es que la actual coyuntura económica, la crisis, y las medidas que están tomando algunas empresas no están ayudando a que este porcentaje mejore. Por eso, la ‘Felicacia’ tiene ahora más sentido que nunca.

JUANCARLOSMAESTRO

Juan Carlos Maestro es el creador del concepto Felicacia

¿Cuánto puede llegar a aumenta la productividad de una empresa con un modelo de gestión ‘felicaz’?

La ‘Felicacia’ elimina los gastos de la infelicidad y, por tanto, ahorra costes. Se calcula que en Estados Unidos el coste de la infelicidad laboral asciende a 500.000 millones de dólares al año mientras que en España este gasto es de 70.000 millones de euros anuales aproximadamente. Implantando el concepto de ‘Felicacia’ la productividad de una organización puede llegar a aumentar un 20%.  Se trata de cifras muy importantes que ponen de manifiesto los beneficios de este modelo de gestión.

¿Están los directivos españoles preparados para hacer felices a los empleados?

Tal y como dice el empresario José Joya, la ‘Felicacia’ es esencialmente una competencia directiva. El primer paso sería crear líderes ‘felicaces’ porque si no es casi imposible implantar este modelo. Existe una ley natural según la cual cada persona da lo que lleva dentro. Siguiendo este dogma, los que son felices quieren que todos los que están a su alrededor sean felices también. Los beneficios de la ‘Felicacia’ son tan altos en cuanto a incremento de la productividad y ahorro de costes que debería estudiarse en los cursos de gestión directiva.

Y, ¿cual es la función del trabajador dentro de este sistema? 

Los trabajadores deben ser conscientes de que cada uno es responsable de su propia felicidad y deben trabajar en este sentido. Sin embargo, es importante que se encuentren en un ambiente propicio. Una persona puede ser una buena semilla pero si cae en un terreno árido que no se abona ni se riega, es muy probable que el fruto quede mermado. La idea que plantea la ‘Felicacia’ es que hay que regar las semillas, es decir, crear las condiciones necesarias para que cada persona desarrolle sus propias capacidades.

¿Quiénes son más propensos a implantar este modelo, los hombres o las mujeres?

Quiero pensar que no hay barreras en este ámbito. La felicidad es algo que pertenece al terreno personal y cada directivo es responsable de trasladarlo al ámbito de la gestión. No debería haber diferencias entre hombres y mujeres a la hora de llevarlo a la práctica.

 

 

Shares

, , , , ,

Los comentarios están deshabilitados.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This