Archivo | Blog Javier Fernández Aguado RSS de esta sección

La información es poder

En unas circunstancias como las actuales, la ventaja competitiva vendrá muchas veces a través de la gestión del conocimiento: información -y sobre todo formación- es poder.

Gestionar conocimiento no es adiestrar, ni manipular

Gestionar conocimiento no es adiestrar, ni manipular. Exige promover libertad responsable en cada uno y todos los miembros de la organización. En realidad, gestionar conocimiento en una organización es engrandecerla, darle alas, a la vez que se enriquece a todas las personas que allí trabajan.

Cuando las barbas de tu vecino veas cortar…

Si una organización abandona a su gente, frustra cualquier proceso estable de gestión del conocimiento, porque los demás intuirán que también ellos pueden ser dejados en la cuneta (cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar…) en pro de un misterioso bien organizativo que ellos ni intuyen, ni aprecian. Cuando […]

Conocimiento y rigidez

La gestión del conocimiento reclama -por propia definición- cierta flexibilidad en los directivos. Conocimiento y rigidez son conceptos incompatibles. Esto, si hablamos -como estamos haciendo- de verdadero conocimiento, y no de mera acumulación de datos.

Convertir el conocimiento implícito en explícito

La gestión del conocimiento exige necesariamente el desarrollo de la confianza dentro de la organización (cum-fiducia: fe en que uno no será tratado como un klinex cuando deje de ser útil). De otra forma, nadie estará dispuesto a convertir su conocimiento implícito en explícito, porque pensará -con razón-, que sería tanto como cavar su tumba.

Habilidades directivas para una adecuada gestión del conocimiento

Las habilidades directivas son esenciales para una adecuada gestión del conocimiento. Si no se facilitan vías de comunicación fiables y ágiles, el pretendido proceso de gestión de conocimiento queda frustrado.

Fundamentos de gnoseología

Gestionar conocimiento exige una cierta preparación en gnoseología. Eso permitirá, entre otras cosas, enfrentarse a esa cierta a-racionalidad en que toda decisión consiste, aunque sea parcialmente. Empeñarse en gestionar conocimiento, sin conocer siquiera un poco de las claves del modo en que el conocimiento funciona sería pretender construir un tejado sin cimientos. Así, los edificios […]

Organizaciones de aprendizaje

La gestión del conocimiento es propia sobre todo de las learning organizations (organizaciones de aprendizaje). En éstas, trabajar y aprender no se plantean como realidades independientes, sino como conceptos sinónimos. Eso las hace especialmente atractivas para los más valiosos, para los que tienen más que aportar…

Querer aprender

Para aprender, antes hay que aprender a aprender. Y previamente, querer aprender. Por eso, la gestión del conocimiento quedaría incompleta si pretendiese ser analizada independientemente, olvidando la necesaria gestión de la voluntad, que veremos enseguida.

Plantear retos

La gestión del conocimiento exige contar con directivos dispuestos a desaprender rutinas y a olvidar razonamientos paralizantes. Quien se empeñe en seguir haciendo lo mismo, y en reiterar obsesivamente lo que ya sabía, no entenderá la necesidad de plantearse retos que le mejoren como persona, a la vez que la organización en su conjunto también […]

Pin It on Pinterest