Ofelia Santiago: “Conseguir la felicidad es complejo y profundo”

Ofelia Santiago, experta en transformación, desarrollo y gestión del capital humano, liderazgo, coaching, innovación y gestión de talento, impartió el tercer webinar de #HoradeConectar la nueva iniciativa de Foro ECOFIN y Fundación Woman’s Week para preparar el futuro de la sociedad, la empresa y la economía en la era de la Post-Pandemia.

Para comenzar, Ofelia Santiago nos situó ante un cambio de paradigma. Toda la sociedad mundial está pasando por una realidad absolutamente distópica, definida por una pandemia. “Tenemos que saber de qué forma afecta todo esto a nuestro cerebro y de qué manera podemos contraatacar para alcanzar el bienestar mental y emocional, ya que está situación ha venido para quedarse”.

Estamos viviendo un momento histórico y tenemos que saber como afrontarlo y cómo desarrollar prácticas saludables, tanto para nuestra propia transformación, como para la transformación de nuestras empresas.

“La vida, tal y como la conocíamos hace dos meses, ha desaparecido para siempre, pero eso no quiere decir que vaya a ser peor” enfatizó. Por ello, tenemos que estar preparados y actuar de manera estratégica.

Huir de la infoxicación

Uno de los principales peligros a los que estamos expuestos estos días es a la sobrecarga  de información, que además, en esta situación se trata de información negativa que nos provoca ansiedad e incluso pánico. Según Ofelia Santiago, lo primero que debemos hacer es reconocer y comprender que estamos expuestos a este exceso de información, pero también actuar para impedir que esto nos pase factura.

Hay cuatro situaciones que pueden amenazar a nuestro control emocional y psíquico.

  1. El concepto de novedad, la gestión del cambio ante la incertidumbre.
  2. La falta de control. Ocurre algo que no puedo controlar.
  3. La aparición de estados de alarma, o amenaza.
  4. Fenómenos que generen máxima impredictibilidad y por lo tanto, incertidumbre.

Cuando aparezca alguna de estas situaciones, lo primero que debemos hacer es reconocerlo, darnos cuenta de que nos estamos alterando y utilizar nuestros propios mecanismos para mitigarlas y afrontarlas. Entre estos mecanismos se encuentran los hábitos saludables y disciplinas, que nos permitirán que seamos nosotros quienes controlemos nuestra propia vida y pongamos los límites y no las circunstancias.

La felicidad no es alegría

Puede parecer frívolo hablar en estos días de felicidad, pero “la felicidad no es un sinónimo de alegría. La felicidad es algo mucho más complejo y profundo, más permanente”.

Ofelia Santiago citaba así a Sonja Lyubomirsky para definirla: “Felicidad es la experiencia de alegría, satisfacción o bienestar positivo, combinada con la sensación de que nuestra vida es buena, tiene sentido y vale la pena”.

Mitos sobre la felicidad

Destacó también que hay una serie de mitos y creencias erróneas sobre la felicidad que provocan la carencia de esta y por lo tanto la depresión. Para comprender estas creencias  hay que explicar primero cuatro importantes conceptos.

1.- Las expectativas de las nuevas generaciones son las más elevadas de la historia de la humanidad, debido al concepto almidonado y hedónico de la vida que se expone en las redes sociales y que choca con nuestra realidad.

2.- Cultura individualista. La sociedad nos enseña a competir, pero se olvida de que el ser humano es sociable por naturaleza. Hay que olvidarse del yo y ocuparnos del nosotros. Pasar del individualismo al colectivismo consciente.

3.- Ruptura del status quo, generada por la máxima incertidumbre.

4.- La desintegración social. Se están rompiendo los vínculos sociales y familiares, lo que provoca que nos sintamos solos.

Una vez comprendido esto, pasó a señalar los mitos sobre la felicidad que tanto nos perjudican:

  • Parece que la felicidad debemos encontrarla fuera, en factores externos y no controlables. No es así, la felicidad procede de nosotros mismos y nuestras decisiones. “La felicidad está dentro de nosotros, es un estado mental”, enfatizó.
  • La felicidad consiste en cambiar nuestras circunstancias. Esto no es cierto. Las circunstancias pesan mucho menos de lo que creemos en nuestra percepción de la felicidad.
  • No nacemos felices o infelices. Somos felices o infelices. La felicidad depende de lo que nosotros decidimos que sea nuestra vida.

¿Qué nos hace felices?

Según el modelo de Sonja Lyubomirsky y tal y como vemos a continuación, nuestras circunstancias solo interfieren un 10% en nuestra felicidad. En cambio, la “actividad deliberada”, es decir nuestras propias decisiones ocupan el 40%. “Aquello que yo decido que sea mi vida, lo que hago cada día de forma deliberada es lo que genera la felicidad” enfatizó.

Ofelia Santiago mencionó también el modelo PERMA de Martín Seligman, que desgranaba con un acrónimo las cinco prácticas para alcanzar la felicidad:

P = positive emotion – DISFRUTE.

E = engagement – INVOLUCRAMIENTO.

R = positive relationships – CONFIANZA.

M = meaning, purpose – SENTIDO.

A = achievement – ORGULLO.

Felicidad Organizacional

La Felicidad Organizacional es la capacidad de la organización para coordinar recursos y gestión para hacer una oferta de valor para los trabajadores que balancee la salud financiera de la compañía y el bienestar psicosocial de los trabajadores.

¿Cómo podemos generar esta felicidad organizacional? Según Ofelia Santiago, existen tres factores:

1. Liderazgo Efectivo. Este liderazgo debe ser fuerte, pero cercano.

2. Participación. En una empresa eficiente y por lo tanto feliz, tenemos que invitar a cada uno de sus integrantes a que se involucren.

3. Gerencia de Felicidad. La gerencia de felicidad tiene que estar integrada dentro de la compañía, con un departamento o persona que gestione los recursos y políticas para gestionar estas prácticas de la felicidad.

Tal y como explica el libro ‘Manual de Felicacia’, en el que participa Ofelia Santiago, la felicidad dentro de las organizaciones aumenta la rentabilidad de la misma. Los empleados son más productivos, la empresa fideliza un 44% más a sus empleados, hay menos bajas laborables y menos rotación de personal, entre otros muchos beneficios.

“No es una cuestión de buenismo, es una estrategia muy seria que nos permitirá transformar nuestras empresas y nuestras propias vidas consiguiendo ser felices, dentro y fuera de nuestras empresas” subrayó.

Para finalizar esta masterclass, señaló algunos de los hábitos beneficiosos que nos indica la neurociencia:  práctica de meditación, ejercicio físico, agradecimiento y alto nivel de conciencia; y realizó una meditación guiada para todos los participantes del webinar.

>> El próximo martes 12 de mayo, Julio de la Iglesia impartirá dentro de la iniciativa #HoradeConectar el webinar ‘¿Cómo puedo gestionar mis miedos?’. Para participar, puedes registrarte en este enlace. >>

, , , ,

Pin It on Pinterest

Share This