La Silver Economy y la prospectiva de Gobierno 2050

El futuro es interesante, porque es el lugar donde va a pasar el resto de su vida, dice Woody Allen. En estos días, se critica al gobierno porque se preocupa por resolver los problemas del año 2050, sin resolver los del 2021. Creo que es un argumento paleto. No hay mejor forma de abordar el presente que teniendo una hoja de ruta, un punto de destino. Equilibrar en el día a día, las decisiones del bread and butter, teniendo en cuenta dónde deberíamos llevar al país en el largo plazo. Decidir el corto plazo urge, claro, pero conviene no hacer destrozos, conviene pensar en el futuro, y es loable tener un plan a largo plazo de país.

Juan Carlos Alcaide.

Vaya por delante que el equipo que ha realizado el documento España 2050 me parece equilibrado. Siempre es difícil hacer equipos e imposible evitar las críticas de sesgos iniciales. Muchas son aquellas de quienes, quizá, no han hecho nunca prospectiva a futuro, sino que siempre aciertan con el pasado. Yo, en cambio, encuentro un aroma regeneracionista de España 3.0 (de hecho me recuerda al libro de ese nombre publicado por Javier Santiso en el ya lejano 2015), que me gusta porque está argumentado y sustentado en datos. Brindis al sol, lugares comunes. Humo.

Veo humo con datos, me parece convincente. Creo que es un documento solvente hecho por gente solvente, que prevé el futuro, a sabiendas de que nunca se acierta y nunca nadie prevé los cisnes negros que puedan aletear, siempre imprevistos; pues va en su naturaleza.

Hace años que vengo pidiendo un plan relativo a la longevidad en España y, aquí pueden estar las bases. No obstante, creo que España 2050 no es un documento sobre envejecimiento, sino sobre perspectiva general, aunque toca el tema de la longevidad de forma transversal; está en todas partes.

El resumen ejecutivo, no por breve menos exhaustivo, del quinto capítulo, que analiza el desafío de adaptar nuestro estado de bienestar a una sociedad más longeva (pág. 19 del documento), me parece una excelente declaración de principios. Habla de la longevidad como conquista social (fruto del progreso como sociedad) y lo presenta como “oportunidad social y económica para el país”, no exenta de “desafíos” (no habla de problemas, y es de agradecer) como lo son: la adaptación del ciclo laboral al aumento de la longevidad, el incremento del gasto en pensiones, la adecuación de los servicios sanitarios a la longevidad y cronicidad asociada, y la necesidad de proveer a gran parte de la población de sistemas de cuidados de larga duración.

Y, así, en cada capítulo, se habla del efecto de la longevidad asociado a todos los temas. Veamos en profundidad qué hay de nuevo en relación con la Silver Economy en el documento en relación a:

  • La demografía. Tras un análisis general, hace referencia a que el “envejecimiento” (y la prolongación de la esperanza de vida que cifra en 90 años para las mujeres y 85 para los varones, en una perspectiva pesimista, para 2050) agravará situaciones de sostenimiento del estado de bienestar, con una contracción de la fuerza laboral, que puede hacer que el PIB crezca entre un 0,3 y 1,1%, lejos del 2% del período 96-2019, alejándonos de Europa.
  • Edadismo y talento sénior. Age friendly. Destacar que se demanda, en el objetivo 28, la mejora de la participación activa de los sénior en la vida económica y social, superando estereotipos y tópicos absurdos. Además, es una urgencia lograr la mejor adaptación del ciclo laboral al ciclo vital aprovechando el conocimiento experiencial de los sénior.
  • Feminización. Evolución urbano/rural. El documento hace referencia al hecho de que haya más mujeres mayores, pues viven más, que son atendidas por hijas y mujeres de la familia, por un machismo aún anclado y que irá cambiando, ya está cambiando de hecho, con el paso de los años. Habla de fomentar una mayor igualdad en el trabajo de cuidados de las personas mayores, repetidamente.
  • Envejecimiento activo. “Clave de bóveda”, dice, del futuro poblacional del país; se refiere a este concepto desde el punto de vista de la actividad “profesional o laboral” y habla de combinar la jubilación con “cierta” actividad laboral de “liderazgo y asesoramiento” en proyectos.
  • Empleo, Jubilación y pensiones. Todo el informe enfatiza en la prolongación de la vida laboral, en diversos puntos. Pues el gasto público en pensiones se incrementará hasta 5% del PIB. En 2050, uno de cada tres españoles tendrá sesenta y cinco años o más y el reemplazo generacional hace imposible mantener el sistema actual. Se habla de “pensiones dignas” con un sistema de previsión privado complementario, sin ambages, para complementar los ingresos de jubilación procedentes del sistema público.
  • Cuidados y dependencia. Soledad. Interesante será la generación de empleo en el sector cuidados, ya que se va a duplicar el número de usuarios de ayudas a la dependencia, llegando al 3% del PIB el gasto en cuidados en 2050, lo que puede hacer tambalearse “el cuarto pilar del estado de bienenestar”. El objetivo 30 demanda la coordinación con el sistema sanitario. Enorme margen de mejora, ambiguo.
  • Cronicidad y sanidad. Al ser un documento prospectivo no analiza, apenas, la pandemia que nos agobia desde hace año y medio, en mi opinión. Lo que sí que habla es de convertir la salud en un eje central de la gestión del país, creando una “Estrategia Nacional de Envejecimiento Saludable”, consensuada entre agentes sociales y orientada al impacto de la longevidad. Por supuesto, también aborda la telemedicina como panacea, que lo es y que viene a suavizar el impacto de los retos de la longevidad.
  • Formación asociada a la longevidad. Hace referencia a la necesidad de formar generaciones en competencias socioemocionales, etc, donde la longevidad tiene protagonismo, pero no especifica qué formaciones.
  • Geriatría, modelo geriátrico y residencias. Menciona nuevos modelos y el impulso de nuevas formas de vivienda (tuteladas, colectivas, cohousing), pero no hay ninguna observación respecto a lo sucedido con la covid en el sistema de residencias geriátricas.
  • Tecnología y age tech. Siempre asociada al bienestar, evidenciando que la productividad que ha de generar, de un lado, abaratará el acceso a bienes y servicios. De otra parte, enfatiza el hecho de que se logrará una mejor calidad de vida por mor de un uso de la tecnología para luchar contra la soledad y expandir consumo de cultura y ocio, etc. Innovación y tecnología traen productividad y bienestar
  • Turismo. Desde mi punto de vista, el informe desaprovecha la oportunidad de enfatizar la necesidad de realizar un plan poderoso y organizado de servicios en España, considerada uno de los mejores destinos del mundo para residir tras la jubilación.
  • Emprendimiento. Creo que desaprovecha la oportunidad de enfatizar la urgencia de tener un sistema de emprendimiento en Silver Economy, de fomentar el desarrollo de fuentes de financiación empresarial alternativa a la bancaria, con especial foco en la inversión en capital riesgo en ámbitos de empresas asociadas al reto de la longevidad, que facilite el desarrollo de proyectos tanto en sus fases iniciales como en las de crecimiento y expansión.

La llamada Silver Economy (concepto que aparece tres veces en el informe de casi 700 páginas) transformará la oferta de servicios sanitarios y de cuidados, el comercio, el turismo, el ocio y la movilidad, entre otras actividades, y supondrá un estímulo de crecimiento en muchos ámbitos. Conviene recordarlo.

 

Juan Carlos Alcaide, coordinador y portavoz de la Comisión de Silver Economy del clúster MAD FinTech. CEO y Fundador de The Silver Economy Company y autor de Silver Economy. Mayores de 65: el nuevo target.

, , , , , ,

Pin It on Pinterest

Share This