El I Observatorio FinTech ECOFIN-Expansión ha reunido en Madrid a representantes del Círculo FinTech de Foro Ecofin que representaban a los principales actores del sector: Banca, Seguros, FinTech y Tecnológicas. Los cuatro delegados para este primer Observatorio FinTech son la tecnológica Accenture, EVO Banco, Nationale Nederlanden y Tesoriza, representante del sector FinTech español con más de siete años de actividad; quienes han debatido, junto a Salvador Molina, sobre el futuro del FinTech partiendo de las experiencias que sus compañías y de la veintena de miembros del Círculo FinTech ya están poniendo en marcha.
De izquierda a derecha, Diego López Abellán, Managing Director of Financial Services de Accenture; Allison Castillo, coordinadora del Círculo FinTech ECOFIN; Albert Vidal, Innovation Expert de Nationale Nederlanden; Francisco Amián, cofundador y CEO de Tesoriza; Rubén Andrés Priego, Chief Entrerprise Architect, Digital Transformation de EVO Banco; y Salvador Molina, presidente del Foro ECOFIN.
“Las FinTech cubren un valor atrapado”, destacó Diego López Abellán, Managing Director of Financial Services de Accenture. Una aseveración que sirve para comprender por qué el FinTech es mucho más que crear startups de base tecnológica y enfoque bancario o financiero: es una revolución que permite crear nuevas realidades en forma de servicios que beneficiarán tanto a los consumidores finales como a otras empresas. Una rueda de innovación llamada a cambiar la economía. La clave de este fenómeno está en que las FinTech son capaces de adherirse a otras empresas, sean tradicionales o tecnológicas, creando como consecuencia nuevos servicios o la mejora de servicios que existen en el mercado desde siempre. “No es una cuestión muy teórica, sino de preguntarse por qué se hace así y cómo la tecnología puede ayudar a hacerlo mejor”, apuntó Francisco Amián, cofundador y CEO de Tesoriza.

Los clientes primero

Hasta hace poco, gran parte de las entidades bancarias o compañías financieras han dado la espalda a las FinTech bien porque las veían como el sueño de un grupo de adolescentes jugando a ser empresarios, o bien porque pensaban que podían suponer un riesgo para sus negocios. Pero esa visión, además de falsa (porque, como recordó Diego López Abellán, un tercio de la facturación del sector financiero ya proviene de las FinTech) no tiene en cuenta una variable: los clientes. “El cliente está constantemente cambiando, y sus necesidades también”, aseguraba Amián. Y esos clientes, como recordó Salvador Molina, presidente del Foro ECOFIN y moderador del Observatorio, pueden ser tanto personas particulares como empresas.
Salvador Molina, presidente del Foro ECOFIN, moderó el I Observatorio FinTech ECOFIN-Expansión.
Muchas empresas ya han comprendido que sin un enfoque centrado en el cliente, ninguna compañía tendrá mucho recorrido en una sociedad que ha acostumbrado a las personas a obtener al instante lo que demandan. Las primeras en hacerlo han sido las nativas digitales, como EVO Banco. “El nuevo consumidor es cada vez más complejo y versátil”, explicó Rubén Andrés Priego, Chief Enterprise Architect of Digital Transformation de EVO Banco. “Estamos convencidos de que cada persona es única, y por ello queremos poder ofrecer los servicios más personalizados y enfocados a cada uno de nuestros clientes”, añade. EVO Banco es el claro ejemplo de la colaboración entre compañías. “Aspiramos a ser un marketplace financiero”, resume el propio Rubén Andrés Priego. Por ello, han puesto en marcha un modelo de negocio similar al de Amazon: cualquier empresa dispuesta a colaborar con ellos será bienvenida, al tratarse de un win-win que terminará beneficiando a los clientes y que permitirá recopilar datos, el tan manido ‘petróleo del siglo XXI’ que, en realidad, es más que una frase hecha. “Para nosotros es crítico conocer a nuestros clientes y adaptar nuestros servicios”, puntualiza. De ello dependerá el enfoque se proporcione a cada producto y servicio, vital para triunfar en el mercado.

Innovación basada en datos

“A través de los datos vamos a darnos cuenta de que no es lo mismo una peluquería que un asesor fiscal, aunque ambos sean pymes”, ejemplificó Albert Vidal, Innovation Expert de Nationale Nederlanden. De ahí que sea esencial estructurar un sistema de recolección, clasificación y análisis de datos, algo que, probablemente, podrán hacer mucho mejor algunas FinTech. Aunque las grandes empresas están moviendo ficha, como demuestra la propia Nationale Nederlanden: la aseguradora neerlandesa ha puesto en marcha el SparkLab, un laboratorio de innovación que busca aplicar las últimas tecnologías disponibles a la compañía, abierta asimismo a integrar a otras empresas que puedan aportar valor añadido a sus productos y servicios.
La sede de Unidad Editorial acogió el pasado 23 de septiembre el I Observatorio FinTech ECOFIN-Expansión.
Otra compañía que está apostando por la innovación es Accenture. Ya mantiene 500 hubs de innovación alrededor del mundo, como explicó López Abellán, un polo que atrae a empresas de todos los tamaños, a las que la consultora –que es mucho más que eso- ayuda a transformarse desde un punto de vista socialmente responsable. “Cuando proponemos a un banco la automatización, buscamos recolocar a parte de esos empleados”, asegura López Abellán. Una visión compartida por EVO Banco, que apuesta “por el desarrollo de personas altamente motivadas y capacitadas, así como por entornos de trabajo abiertos, colaborativos y solidarios, que favorezcan el compromiso y la innovación”, explicaba Rubén Andrés Priego. Porque “los clientes son humanos”, como quiso dejar claro López Abellán. Una realidad que por mucha tecnología que integren las empresas, permanecerá inmutable.