Emilio Botín era un tímido al que no le gustaba ser gregario

Emilio Botín revolucionó el sistema financiero español. “Tenía dos cosas que no son muy comunes, como es no tener miedo a equivocarse y no tener espíritu gregario”. Así lo define su colaborador más estrecho, Rodrigo Echenique, un hombre que supo estar en la primera fila como consejero delegado del Santander durante siete años; pero que también supo sacrificarse y realizar otros trabajos en la sombra a las órdenes del padre, primero, y de Emilio Botín, después. Y ahora, lo hará para la hija Ana Patricia Botín.

21-06-03 Junta  BSCH 0204

 

 

 

 

 

 

Echenique destacó que “Emilio Botín revolucionó el sistema financiero español”. Y añadió que  “tenía dos cosas que no son muy comunes, como es no tener miedo a equivocarse y no tener espíritu gregario”.

El que fuera el hombre que estuvo a su lado liderando todos estos cambios, recordó la llegada a la presidencia de Emilio Botín en 1987: “En aquel año el Santander era un banco nacional con 1.500 oficinas. Ahora es la décima marca bancaria más conocida en el mundo y el primer banco de la Eurozona con más de cien millones de clientes”.

Rodrigo Echenique, consejero del grupo Santander, recogió el premio ‘LÍDER DE LOS MERCADOS 2015’ concedido a Emilio Botín, en nombre del banco y de la familia Botín. Al recibir este galardón, Echenique recordó que “Emilio Botín fue un hombre tímido al que no le gustaba recibir premios ni elogios” y que fue “el mayor embajador de España, el que ha llevado la marca España por todo el mundo”.

“Emilio Botín es, seguramente, el financiero español con mayor repercusión en los mercados internacionales de toda la historia de España con operaciones en Wall Street y la City londinense que asombraron a los propios agentes de estas plazas financieras”, recordó Salvador Molina, presidente del Foro ECOFIN, en el acto de entrega de premios. Y afirmó que “en la historia reciente, participó en operaciones en las que otros socios internacionales con más historia acabaron, en cambio, en situaciones de iliquidez y muy afectados por la crisis financiera de 2007, mientras el Santander salió más fortalecido de estas operaciones y de la propia crisis que asoló a media banca de toda Europa y América, pero no al Santander”.

Emilio Botín Sanz de Sautuola García de los Ríos (Santander, 1 de octubre de 1934 – Madrid, 10 de septiembre de 2014) fue un líder cuyos gestos eran imitados rápidamente por todos sus competidores. Lo que él empezaba, todos lo continuaban: guerra de activo y guerra de pasivo, venta de activos no financieros, paquetización de los créditos morosos y  embargos inmobiliarios, venta de sucursales y patrimonio inmobiliario… y hasta se le acusa de haber recuperado el crédito en España en el primer trimestre de 2014 cuando firmó una circular que sacó a la calle a todos los directores de sucursal del Santander en busca de clientes a los que dar crédito. Conducta imitada por el resto de bancos españoles a las pocas semanas.

“En su ADN de gestor fue siempre un paso por delante del resto de los actores del mercado, liderando en servicios, en estrategias y creando un modelo propio de gestión que imitaron entidades nacionales e internacionales”, afirma Salvador Molina, presidente del Foro ECOFIN.

Shares

, , , , , , ,

Los comentarios están deshabilitados.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This