VII Congreso ECOFIN anticipa el nuevo ciclo

Artículo realizado por: Salvador Molina, presidente del Foro Ecofin, y José Luis Zunni, director de ecofin.es. 

El pasado martes se celebró el VII Congreso ECOFIN, donde casi todos los analistas y financieros alentaron sobre la remontada de España ante la crisis, anunciando un segundo semestre de 2014 donde poder encontrar financiación, oportunidades de inversión y de mercados, indicadores positivos y crédito.

Ulrich Beck, filósofo y pensador alemán muy respetado en los círculos intelectuales europeos de hoy día, en referencia a cuál es la relación del estado y el poder afirma: “La relación entre economía, estado y movimientos sociales siempre fue un juego de poder. Las reglas estaban controladas por el estado de la nación y por ello eran más o menos perceptibles para el individuo particular. Así era antes, pero el nuevo mundo digital no tiene por qué atenerse a las fronteras estatales. Sobre todo, la economía ha roto la jaula del juego de poder dominado por el estado de la nación y ha descubierto nuevas salidas para este juego del poder. Es como si se hubieran inventado nuevas reglas para el juego del ajedrez. Bajo las condiciones de movilidad de las tecnologías de la información, el peón –la economía– se convierte de repente en alfil, pudiendo incluso atacar al rey –el estado– y hacerle un jaque mate”.

¿Por qué Beck hace esta afirmación? Sin duda, porque la tecnología y el conocimiento cambiaron algo más que las reglas del juego: determinaron un nuevo paradigma, que más allá de que la economía pase de ser peón a alfil, es la acción de los ciudadanos que cuentan con la tecnología y el conocimiento para que la relación de poder entre el estado con el resto de organizaciones y personas, haya pasado de una situación de imposición de tipo rígida, a una mucho más flexible y adaptable a las circunstancias que están condicionando la vida de aquellas.

Estas son las nuevas reglas del juego con las que estamos actuando. Definir y comprender con precisión cuáles son los nuevos escenarios de actuación europeos y cómo nos afectarán a breve y medio plazo a millones de ciudadanos, también es un importantísimo ejercicio intelectual que exige una convergencia entre sociedad civil y política como antes no se había conocido. Que nadie quiere más guerras en Europa, es ya una frase de la historia. Ahora, lo que Europa no quiere ni tampoco estaría en condiciones de soportar, es más crisis y turbulencias sistémicas de la magnitud de la reciente y última de 2008-2009, de la que por fin estamos saliendo.

De ahí la importancia de cumbres de analistas y financieros como el del VII Congreso ECOFIN, que muestra cuál es la situación actual y cómo está cambiando en materia bancaria y financiera, cómo nos va a afectar, qué pasos se están dando a nivel de Bruselas, BCE y Parlamento Europeo, para que el andamiaje jurídico económico de la UE no sea nunca más puesto en entredicho, nada menos que por personalidades relevantes como el Premio Nobel de Economía Robert Mundell, que en referencia a las instituciones europeas, llegó a decir, que la Unión Europea “padecía de un raquitismo político”, por la lentitud y a veces contradicción en las políticas tomadas. Una crítica que hay que digerir y reaccionar en lo que de realidad revelada esconde la afirmación.

El VII Congreso ECOFIN, septenio que parece ya un decanato por la calidad de los debates y el nivel de los ponentes, hizo mención -en palabras de Salvador Molina, presidente del FORO ECOFIN-, que a siete años de ‘vacas flacas’ le siguen siete de ‘vacas gordas’, en referencia clara a que los indicadores económicos de diversas y sólidas fuentes nacionales e internacionales, sí confirman que hemos cruzado el Rubicón y estamos camino de “invadir” la senda de expansión de la economía. Hasta el ministro financiero alemán lo expresaba así en su reciente entrevista en TVE, donde hablaba del liderazgo español en sectores innovadores como el de nuevas tecnologías. Por tanto, es llegado el momento de la convergencia entre del liderazgo político y económico. Porque ni el estado por sí solo, ni las empresas en solitario tampoco, podrán sostener y menos incrementar el nivel de crecimiento, sin esa buena gobernanza que requiere de la participación de todos los estamentos de la sociedad.

El encuentro de este pasado martes 10 de junio debe servirnos para reflexionar sobre la capacidad tremenda que tiene la sociedad española, fundándola en dos características singulares: la resistencia frente a la adversidad, malos momentos, situaciones extremadamente críticas por la que atravesaron millones de ciudadanos y familias, pero sin dejar de cumplir con el día a día de sus obligaciones, como sabiendo que la situación no podía ir a peor sino que mejoraría; la confianza en nosotros mismos, que somos capaces de salir de situaciones complejas y además, dando ejemplo de ello, sea como modelo de transición política en el inicio de esta democracia moderna, sólida y estable, como con niveles de crecimiento por encima de la media europea durante varios años.

Nada hay que se nos resista, esta es la lección que aprendemos cuando tanto talento se reúne en un día como el del VII Congreso ECOFIN. Porque todos los ponentes, han sido optimistas al mismo tiempo que realistas y rigurosos, dándonos una lección de humildad por el trabajo bien hecho, sin apelar a triunfalismos o posiciones exageradas.

El VII Congreso ECOFIN puso en contexto el histórico avance y único en la historia, de una Unión Bancaria Europea que evitará en el futuro que crisis sistémicas como la de 2008-2009, que terminó en la peor recesión desde el ‘crack del 29′, vuelvan a repetirse. Todos los expertos confirmaron que, si bien podemos asistir a turbulencias de mercados y ajustes del tipo de cambio, la nueva infraestructura europea de su sistema bancario y financiero no dejará lugar a insolvencias que pongan en peligro la integridad del euro ni comprometan la lenta pero segura velocidad de crucero que el crecimiento económico de la UE poco a poco va cogiendo.

Por ello, evitar sobresaltos, tener una estabilidad política basada en un Parlamento Europeo solvente y una Comisión Europea relevante, serán garantes de que Europa, “la vieja Europa” sorprenda una vez más al mundo, de que por algo es la “cuna de Occidente”. Hay mucho talento, y ahora tenemos que preservar la capacidad de innovación y desarrollo tecnológico y científico, en todos los sectores de la economía y en todos los ámbitos del conocimiento. Esto surge también de manera clara y directa de las conclusiones que sacamos de todas las mesas de expertos del VII Congreso ECOFIN.

También no podemos dejar de destacar la intervención de la diputada Irene Garrido, portavoz adjunta del grupo parlamentario del partido popular en la Comisión de Economía y Competitividad del Congreso de los Diputados, que explícitamente llamó a un entendimiento entre los líderes empresariales, directivos y profesionales con las autoridades para estrechar y fortificar los tenues pero seguros indicadores económicos, porque estamos en el inicio de lo que será la nueva senda de expansión de la economía.

El VII Congreso ECOFIN ya está pensando en su octava edición en 2015, siendo para ello menester, seguir trabajando, informando y debatiendo todos los ámbitos de la economía y las finanzas junto a una cantidad de expertos que comparten firmas en artículos, blogs y que también sumarán valiosísimas opiniones a nuestra división de análisis para la elaboración de los ‘Economic Reports’ que coordina José Luis Zunni como director de ecofin.es

ECOFIN es una plataforma cuya pretensión es el debate libre de ideas, la independencia de criterio y el rigor científico que ayude a que cada día se construya una sociedad mejor. Este es nuestro propósito. Y ECOFIN sí puede confirmar que por fin hemos pasado el “recodo” del río. Nos queda mucho aún por hacer, pero ni España ni Europa desmayarán en su intento.

Shares

, , , ,

Los comentarios están deshabilitados.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This