¿Cautivar a su audiencia?

Artículo realizado por: Salvador Molina, presidente de ECOFIN, José Luis Zunni, director de ecofin.es, Eduardo Rebollada Casado.

Micrófono

Los científicos están prestando atención a cuáles son las razones por las que las personas escuchan y participan en una conversación o frente a un auditorio colmado. Quizá no valoremos la importancia que la voz tiene en la figura de un líder, por ello nuestros expertos hoy se hacen eco de este factor.

A diario escuchamos y vemos por los medios de comunicación políticos que realmente se hacen escuchar (en realidad son los menos) y una gran mayoría que tiene dificultades serias para transmitir un mensaje que cale en la ciudadanía. ¿A qué se debe?

No es propósito de este análisis saber si la apatía ciudadana se debe a otros factores como la crisis o la corrupción; pero si analizar qué elementos entran en juego en la comunicación humana para que la persona que está hablando sea escuchada con atención. Aportaremos alguna última investigación al respecto.

La doctora Rosario Signorello, una científica especializada en acústica de la UCLA (University of California, Los Angeles), ha estado investigando sobre el carisma de las personas mediante el análisis de casi setenta cualidades vocales de oradores de todo el mundo.

Aquí están los cuatro mejores consejos para convertirse en una especie de altavoz más carismático:

1) Ubicarse en los extremos

Cuando se realiza una presentación, la persona tiene que ser simultáneamente percibida como que tiene cierto poder pero que es al mismo tiempo accesible.

Eso es un equilibrio muy difícil de lograr. Trate de variar su tono vocal del bajo (percibido como grande y dominante) al tono alto (más pequeño y más sumiso).

Rosario Signorello afirma: “Mi investigación muestra que los líderes carismáticos de cualquier tipo y en cualquier cultura tienden a llevar su voz a los límites inferior y superior durante un discurso público, que es el contexto más importante y arriesgado de la comunicación para el liderazgo”.

Pavarotti, el gran tenor del siglo XX, se caracterizaba no sólo por su exquisito dominio en la técnica vocal, sino su innata amplitud de registro, pasar de notas bajas a altas con la mayor naturalidad que incluso a otros tenores les podía resultar muy difícil de lograr. En cierto sentido, las investigaciones sobre el carisma que está llevando a cabo Signorello tienen en cuenta este principio de la amplitud de registro.

2) Conocer la audiencia

En el mundo de los negocios es normal que el discurso que un empresario hace con un banquero no sea el mismo que hace a uno de sus equipos de trabajo en la organización. Los tonos y las actitudes son distintos.

Los altavoces más inteligentes –en el caso de los líderes políticos– hablan de manera diferente a las multitudes que a los colegas, especialmente los del mismo partido.

Signorello dice que “se extiende su voz menos cuando hablan con otros líderes, manteniendo el tono de la voz muy baja”, pero que “se extienden los límites de voz aún menos cuando lo que hablan no es de temas políticos”.

3) Tomar clases de canto

Signorello afirma que “la voz es una herramienta que puede ser entrenada”. No sólo los cantantes, sino también los actores, trabajan sus voces para llegar a frecuencias más altas o más bajas.

En este sentido, Foro ECOFIN tiene una amplia experiencia con profesionales de locución que imparten cursos de Portavoces donde con no poca frecuencia las herramientas de mejora pasan por aprender a respirar mientras se habla, aprender a vocalizar con técnicas como el lápiz bajo la lengua o la lectura de trabalenguas, aprender a proyectar la voz sobre un auditorio, etc., etc. Son técnicas desarrolladas en el mundo de la locución de radio, del teatro y del doblaje, que se basan en técnicas de voz del mundo de la canción.

4) Cuidado con la trampa de género

Signorello sólo ha probado voces masculinas hasta el momento, pero está actualmente recogiendo muestras de voz de las mujeres líderes para el análisis similar. Esto significa dos cosas para las mujeres: primera, que se debe de tomar en consideración los consejos dados para los hombres; y segunda, que es importante que no traten de imitar la voz masculina.

La investigación del doctor William Mayew en la Universidad de Duke muestra que las mujeres que deliberadamente bajan sus voces son percibidas como “menos competentes, con menor educación, menos fiables y menos atractivas”.

Los científicos están centrándose últimamente en el poder de la palabra hablada, en busca de los secretos del carisma de los líderes. Se está descubriendo cómo los oradores carismáticos usan sus voces para dominar, despertar e influir en una gran audiencia.

Se ha llegado a la conclusión de que todos los políticos de éxito en países como Italia, Francia y Brasil comparten cualidades vocales claves que afectan en gran medida en cómo las personas (los auditorios y/o los interlocutores) responden a ellos, independientemente del significado de las palabras que dicen o las ideas que expresan.

Para los expertos del habla, la voz es un instrumento de poder persuasivo puesto a punto por la evolución y la cultura para comunicar mucho más de lo que las palabras por sí solas transmiten. Algunas personas nacen con las cualidades carismáticas que dominan o inspiran confianza, pero los investigadores de voz están seguros de que al menos algunos de estos elementos acústicos se pueden enseñar.

Signorello ha llegado a la conclusión de que cualquier persona tiene la capacidad de dar forma a su voz de una manera que hace que la gente la percibe como un líder.

Según varios estudios, tanto en política como en el mundo de la empresa, hablar en público es especialmente influyente. En el caso de los votantes, por ejemplo, tienden a favorecer a los candidatos políticos con voces más profundas. CEOs con voces de baja frecuencia suelen gestionar las empresas más grandes, ganar más dinero y permanecen más tiempo en sus cargos que sus homólogos de alta frecuencia.

La nueva investigación sobre el carisma surge de los esfuerzos para comprender la relación entre la acústica vocal y la psicología de la percepción. El fisiólogo Bruce Gerratt, en el Laboratorio de Percepción de Voz de la UCLA, afirma que “nuestra voz transmite nuestra esencia a los demás. Parte de esto es intencional, parte es inconsciente y parte de ella es biológica”.

En general, los investigadores creen que la voz transmite mucho sobre la condición social y el poder, pero los esfuerzos para documentar los perfiles acústicos de tales efectos son controvertidos.

En sus experimentos, la doctora Signorello analizó las grabaciones de discursos de líderes de habla francesa, italiana y portuguesa, incluyendo a François Hollande, el actual presidente de Francia, y Lula da Silva, ex presidente de Brasil. También estudió discursos pronunciados por dos políticos italianos, Umberto Bossi y Luigi de Magistris, y por el ex presidente francés, Nicolas Sarkozy.

Para aislar las propiedades acústicas, Signorello utiliza un sintetizador de voz para eliminar el significado real de las palabras que se hablan. La frecuencia, la intensidad, la cadencia, la duración y otras cualidades vocales permanecieron intactas.

Por lo general, alguien que habla con una voz de tono bajo siempre es percibido como grande y dominante, mientras que alguien que habla en voz alta se percibe como pequeña y sumisa. Al hablar a las multitudes, los líderes políticos normalmente estiran sus voces a los extremos, con una amplia gama de variación de frecuencia.

Su investigación demuestra que los líderes carismáticos en cualquier cultura tienden a estirar su voz a los límites inferior y superior durante un discurso público, que es el contexto más importante y arriesgado de la comunicación para el liderazgo.

Shares

, , , , , , , ,

Los comentarios están deshabilitados.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This