¿Vas a heredar tú la empresa?

-¿Es qué vas a heredar tú la empresa?, le preguntó con aplastante sentido común, la mujer de un directivo a su marido, que se había tomado tan en serio la necesidad de realizar mayores esfuerzos por la empresa para la que trabajaba que había comenzado incluso a dormir pocas horas, para tener más tiempo -incluidos los fines de semana-, para una enorme multinacional.

Shares
Los comentarios están deshabilitados.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This