Querer aprender

Para aprender, antes hay que aprender a aprender. Y previamente, querer aprender. Por eso, la gestión del conocimiento quedaría incompleta si pretendiese ser analizada independientemente, olvidando la necesaria gestión de la voluntad, que veremos enseguida.

Shares
Los comentarios están deshabilitados.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This