Las insolvencias en España triplican el nivel precrisis

En el conjunto de 2015, España ha registrado cerca de 5.600 nuevos procesos concursales, según se desprende del seguimiento de las insolvencias judiciales que realiza el Área de Administración de Riesgos de Crédito y Caución, a partir de los datos publicados en el Boletín Oficial del Estado. Aunque el dato supone una mejora del 20% frente a los valores de 2014, España mantiene uno de los niveles de concursalidad más elevados de los mercados de su entorno: prácticamente triplican los niveles previos a la crisis.

Según las previsiones de Crédito y Caución, en 2016 estos niveles todavía podrían caer un 10% adicional hasta quedar estabilizados en el entorno de los 5.000 casos anuales cuando su nivel histórico apenas supera ligeramente el millar de empresas.

En los primeros años de la crisis, las quiebras empresariales reflejaron importantes incrementos interanuales del 100% y el 50% en 2008 y 2009, respectivamente. Tras una tregua en 2010, las quiebras volvieron a aumentar entre 2011 y 2013, debido principalmente a la falta de demanda doméstica y liquidez financiera. La concursalidad en España alcanzó su máximo histórico en 2013, cuando el número de procesos concursales se situó muy cerca de los 10.000 casos. Los datos de 2014, por debajo de los 7.000 casos, consolidaron una mejoría impulsada por la recuperación económica de la economía española.

A pesar de esa mejoría reciente en España, el entorno de insolvencia continúa siendo frágil y complicado, marcado por el exceso de capacidad, la inactividad de la economía y las incertidumbres del entorno global. El crecimiento económico mundial está mostrando una debilidad mayor de la esperada y los mercados emergentes más importantes, como Brasil, Rusia y China, están empezando a sufrir un aumento de las insolvencias.

Shares

, , , ,

Los comentarios están deshabilitados.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This