La mentira nacional: ‘El Gobierno comunica mal’

La mentira nacional: ‘El Gobierno comunica mal’

Hay síntomas de recuperación en la estrategia de comunicación de este Gobierno. Ahora, Mariano Rajoy da ruedas de prensa virtuales a través de una pantalla de plasma, responde a entrevistas de la prensa extranjera por email y hasta invita a comer a La Moncloa a nuestros peores enemigos políticos: la prensa económica anglosajona, que hasta pide veladamente disculpas después del último improperio. Si hasta se habla de encuentros ‘off the record’ con los periodistas más mediáticos… ¿dónde vamos a parar!

 

Y es que se había enraizado en los pasillos cortesanos una grotesca mentira cuyo sintético eslogan consistía en esto: ‘El Gobierno lo hace bien, pero comunica mal’. Un lugar común del que bebíamos todos a micro abierto y cerrado, en reuniones cortesanas o conspiratorias. Era la verdad absoluta: El Gobierno comunica mal.

No lo podía entender. No había tertulia de radio a la que acudía, o comida de empresarios que se preciara en la que antes o después surgiera el mismo tema: ‘Es que el Gobierno comunica mal’. Y después de este titular, todos a aportar ideas y soluciones.

¿Pero es que estamos locos? Los platos rotos siempre los paga el mismo: el mensajero. Con lo cual, no entiendo nada. O Carmen Martínez Castro debería de habar sido cesada fulminantemente hace más de un año como Secretaria de Estado de Comunicación… o es que quizá los problemas de comunicación de Moncloa nunca estuvieron en el micrófono, sino en el orador. Es decir, ¿no será la afonía de don Mariano la que no deja oír la comunicación que diseña su asesora de comunicación?

Sin embargo, la prestigiosa periodista y comunicadora Carmen Martínez Castro parece que lo ha estado haciendo más que bien durante estos dos años y medio; ya que se benefició de la corriente de opinión pública ilustrada que –con o sin su impulso- disculpó la falta de éxito del mensaje del Presidente y ella misma se convirtió en el ‘sambenito’ público de exculpación por la falta de acierto en la comunicación del Gobierno.

NUEVA ESTRATEGIA

Y, sin embargo, ahora amanece un nuevo día sobre Presidencia de Gobierno. Lo de que Moncloa ‘comunica mal’ ha debido de llegar hasta los oídos de don Mariano Rajoy, convencerle y vencerle. Y él mismo ha hecho propósito de la enmienda. Desde hace pocas semanas hay verdaderos esfuerzos en cambiar la sensibilidad de Moncloa hacia lo que publican los medios y hacia lo que los creadores de opinión piensan y dicen de la política económica de este Gobierno.

No sé si es timidez o falta de aplomo ante la prensa; pero de momento, la transición hacia un liderazgo en la estrategia de comunicación del primer portavoz del Gobierno (su presidente) se está realizando con pasos muy medidos y con aquilatados esfuerzos del presidente. Así, se ha hecho mundialmente famoso por su comparecencia ante los medios a través de una pantalla de plasma (¡monográfico en el Intermedio!) y poniendo a prueba sus reflejos contestando a entrevistas de prensa extranjera por email, es decir, con tiempo y con ayuda de sus asesores. O eso dice la agencia lusa de noticias. Lo que a fin de cuentas aporta este nuevo estilo de Moncloa son nuevos titulares creados para la prensa: “España saldrá fortalecida de la crisis y volverá a la prosperidad”.

Carmen Martínez Castro por fin tiene las manos libres para llamar, explicar, invitar, traer y llevar a quien considere relevante para los intereses del Gobierno, que son los intereses de España. Enhorabuena, Carmen.

De hecho, se dice que ha organizado ya varios encuentros ‘off the record’con comunicadores líderes de opinión. La transparencia se abre camino en Moncloa y los directores de los grandes rotativos, los líderes de la mañana en la radio y los locutores de informativos de televisión comienzan a desfilar por Moncloa.

Pero el principal talón de Aquiles de España y del Gobierno es la prensa extranjera, y muy especialmente la económica de Londres y Nueva York.Para ellos, la secretaría de Estado de Comunicación está dedicando su mejor sonrisa, como no podía ser de otro modo. No olvidemos que su tipografía impresa cotiza en tipos de interés sobre la deuda soberana.

Ya en octubre fueron convocados los corresponsales de The New York Times, The Wall Street Journal y Financial Times. Pero ahora prepara traer a sus jefes de visita a España. Porque no es lo mismo conocer España por las fotos intencionadas de un reportero gráfico con estilo melodramático, que por sus propios ojos, hablando con la gente y conociendo a los protagonistas de la noticia en Moncloa.

La última de la prensa extranjera atacando a España la ha dado la pasada semana el ‘Daily Telegraph. Primero vino el artículo firmado por Jeremy Warner aconsejando a los inversores que sacaran su dinero de España. Moncloa pidió explicaciones y el rotativo londinense reaccionó. Uno de los invitados por Moncloa tomó la pluma y escribió. Es el jefe de la sección de Economía Internacional, Ambrose Evans-Pritchard, que había estado hacía unos días de conciliábulo en Moncloa hablando discretamente conLuis de Guindos, Cristóbal Montoroy Álvaro Nadal. Así que con información de primera mano, matizó y moderó las críticas de su colega de rotativo:ElTelegraph ha sido acusado por los periódicos españoles de lanzar un ataque brutal, sucumbir a la hispanofobia y liderar un ataque anglosajón para intentar desviar la atención de la lamentable realidad británica. Tal vez a los lectores españoles les consuele saber que somos incluso más duros con nuestros propios gobernantes”. Luego echó algún que otro piropo a las medidas del Ejecutivo español.

Y después de trabajar con la prensa anglosajona, hay que hacer lo propio con la prensa alemana, con la de los países nórdicos, con la prensa francesa, con la prensa latinoamericana, con la marroquí…

En fin, que la buena noticia es que Mariano Rajoy por fin ha dado alas a Carmen Martínez Castro y su vuelo va a ser bueno para todos: para Rajoy, para el Gobierno y, sobre todo, para España.

¡Si es que en vez de matar al mensajero, hay que potenciar a los buenos profesionales!

O eso digo yo.

Shares
Los comentarios están deshabilitados.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This