¿Hay futuro en el Periodismo?

El aspirante a periodista Guillermo del Tío me acaba de hacer una entrevista en relación a mi artículo sobre el Periodista MOJO, y creo que sus preguntas y mis respuestas pueden tener interés para muchos y para avanzar en la reflexión sobre el futuro del Periodismo. ¿Qué opinaís?

¿Por qué surgen los periodistas MOJO?
-El periodista MOJO es el periodista de siempre, pero dotado con las nuevas herramientas que te permiten captar mejor la información (foto, video, grabadora…), documentarla mejor (internet mobile, redes sociales) y editar mejor y más rápidamente la noticia. Con todo ello a la mano, ¿Por qué renunciar a la tecnología?

¿Tiene algo que ver con la aparición del periodismo ciudadano?
-Respecto al periodismo ciudadano, es una bonita manera de llamar a la capacidad de cualquier persona de aportar su granito de arena a la información disponible por la sociedad; pero hay un gran debate profesional al respecto que niega el periodismo ciudadano como una forma de hacer periodismo. Y tienen razón, porque para que sea periodismo, se necesita un periodista; es decir, una persona capacitada para comunicar con independencia, ética, fuentes, imparcialidad, oficio, experiencia, etc., etc. Mi posición al respecto es que el llamado ‘periodismo ciudadano’ es una bendición de los actuales tiempos que sirve como primera e importante fuente de información para el Periodismo. Pero el Periodismo con mayúscula es mucho más que el corredor de Marathon que da la noticia de la victoria griega y luego fallece. El Periodista construye con estas fuentes, pero va más allá.

¿Es más fácil ser periodista ahora que antes de la llegada de las nuevas tecnologías?
-Es más sencillo obtener un resultado ‘suficiente’, porque hay más información disponible, mejor acceso a las fuentes, más imágenes, más fuentes interesadas en contar su versión, etc. Pero en esta sociedad de la ‘infoxicación’ lo más difícil es no contaminarse por las fuentes y mantener una independencia y rigor no acomodaticia a la facilidad para resolver un artículo. Es decir, hemos pasado de una sociedad de la escasez de la información a una sociedad de la hiperabundancia, donde el trabajo muchas veces es el de seleccionar el grano de la paja, en lugar de recolectarlo en un campo salvaje.

¿Qué herramientas crees que han hecho que la labor del periodista sea más sencilla que nunca?
-Sin duda, todo parte de la sociedad de la información creada por la red de redes, Internet. A partir de ahí, todos se han lanzado a aportar y ser fuentes de información de primera generación (periodismo ciudadano, empresas, organismos públicos, tercer sector, famosos, deportistas…) o de segunda generación (redes asociativas de informadores, agencias de noticias o imágenes libres de derecho o de pago, redes sociales, etc.). Y sobre esta revolución, se ha generado una segunda revolución (edición y distribución ‘low cost’ de medios on line) y una tercera revolución, que es el periodismo en movilidad con el internet mobile, los Smartphone, los sistemas de edición sencilla de imagen y vídeo, etc.

¿Puede cualquiera ser periodista?
-Cualquiera puede ser curioso e informador. Pero para ser periodista se exige una preparación, formación, experiencia, capacidad ética y técnica… en definitiva, ser un profesional. Y eso ni lo da la curiosidad, ni el acceso a redes sociales… ni siquiera una facultad de Periodismo. Es un proceso interior personal que si exige todo lo anterior: formación, tablas, ética personal, etc.

¿Cómo ves al periodismo? ¿Está en su peor momento?
-No. Yo soy un optimista en este asunto. Y eso que la mayoría de los periodistas que conozco están en la otra orilla, la de aquello de que cualquier tiempo pasado fue mejor. No. El Periodismo muda de piel a ritmos agigantados y muchos dinosaurios quedarán en el camino por falta de capacidad de adaptación. El nuevo periodismo trae otros paradigmas que hay que asumir, adaptarse, jugar con ellos y re-crear la profesión. ¿Cómo será el futuro? No lo sé, pero mucho mejor que la precedente, seguro. Porque hay más autonomía, más libertad, más atomización de los medios, más creatividad, más interacción multimedia, más facilidad de difusión y acceso a la información, más fuentes, más interés, más audiencia, más de todo!!

Con apenas un móvil con cámara, uno ya es periodista. ¿Estás de acuerdo?
-Se te olvidó lo más importante. Una buena moto no hace a un campeón del mundo. Lo más importante es la persona que está al mando de la tecnología. Un buen periodista podrá ser mejor periodista con un buen teléfono inteligente… ¿quizás! Pero un mal periodista seguirá siendo un tostón de periodista, aunque más ilustrado, más pesado y con más capacidad de subir información a la red.

¿Es el periodismo ciudadano una amenaza?
-Lo es para quien se cree que es periodismo. No lo es para el que como yo piensa que es la primera fuente de información en muchos casos: conflictos bélicos, siniestros, vida social y pública, catástrofes naturales, etc. No, no compite con el periodismo.

¿Internet es amigo o enemigo?
-Internet no es una cuestión opinable. La Tierra es redonda, el Mal existe e Internet vino para quedarse. El que no lo sepa y lo acepte, que pida plaza en el Museo de la Prehistoria. Los demás, a arremangarnos y a diseñar el nuevo periodismo.

¿Se le sigue teniendo miedo a Internet?
-No creo.

El periodismo digital se está imponiendo a los convencionales. ¿Acabará quitándole el primer puesto?
-Ya se lo ha quitado hace mucho tiempo. La prensa escrita es un trasunto de la digital y muchos medios preparan la muerte del papel para entre 3 a 5 años. Y hablo de los grandes rotativos, de esos que mutan a muros de pago en Internet y realizan EREs para redimensionar las empresas de prensa y subcontratan a ritmo agigantado el mayor porcentaje del trabajo. Porque ahí también está la otra baza de la profesión: periodismo autónomo, freelance, independiente y especializado al servicio de sí mismo y de los grandes aglutinadores de información: los mass media on line o convencionales, que eso es lo mismo y es cuestión de tiempo.

¿El futuro del periodismo pasa por los MOJO? Los medios como la prensa no pueden contar con las ventajas del periodista móvil. ¿Qué futuro les espera?
-Los corresponsales de prensa siempre fueron MOJO, sólo que sin la ventaja tecnológica de hoy en día. Así que los miles de corresponsales de la agencia EFE repartidos por España siempre fueron MOJO, y los corresponsales internacionales o de guerra también son ahora MOJO. No es una nueva raza, es la evolución tecnificada de una manera de ver la vida y la profesión: independencia, movilidad, multimedia, colaboración y autonomía. Porque antes y ahora, un periodista que quería ser corresponsal en el extranjero tenía que convencer a un diario, una revista y una emisora de radio o televisión. Y con dos, tres o cuatro jefes se hacía las maletas y se iba a primera línea. Y claro que era multimedia y tecnológico, porque tenía que hacer una crónica de prensa, y una audiovisual, y una por teléfono, y otra por fax. Y sin ir más lejos, hoy en día no hay una rueda de prensa donde no se vea a periodistas con portátiles tomando notas, redactando la noticia, documentándola por internet y enviándola a la redacción o a los medios (las agencias) durante el acto. Y comienza a haber los que también toman fotos con sus teléfonos o sus tabletas, que incorporan a sus noticias. ¡Los MOJO estamos aquí, no es futuro, es presente!

Shares

, , , , , , , , , , , , ,

Los comentarios están deshabilitados.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This