Esfuerzo para dirigir

No hay un único modo de dirigir. Hay que descubrir, para cada persona, y para cada situación, el más oportuno. Sólo con ese esfuerzo constante, se tendrá a la organización en un puño, dispuesta a responder a un cambio de ritmo. Cuando no es así, chirrían las estructuras ante una mínima mención de una modificación de sistemas.

Shares

, , , , ,

Los comentarios están deshabilitados.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This