Cuatro de cada diez empresas esperan incrementar su facturación

Cuatro de cada diez empresas españolas (43%) esperan crecimientos de su facturación a corto plazo, frente a un 7% que prevé un retroceso de sus ventas. El dato procede de uno de los trabajos de campo más amplios y exhaustivos que analiza el tejido empresarial español: las cerca de 250.000 entrevistas que realizó Iberinfom en 2016, para enriquecer la calidad de su información, a los equipos gestores de las empresas españolas.

En todas las Comunidades Autónomas el porcentaje de empresas que prevén incrementos supera con creces al de las que trabajan con escenarios de caída de facturación, pero las diferencias son significativas. Baleares y Canarias, con una composición sectorial marcada por la orientación al turismo, registran los porcentajes más elevados (el 56% de sus empresas trabaja en escenarios de crecimiento). Los porcentajes caen sensiblemente en Extremadura (25%), Aragón (27%) o Navarra (20%).

Por sectores, sólo la agricultura presenta un comportamiento diferencial. En dicho sector, apenas un 30% de las empresas espera crecer, 13 puntos porcentuales por debajo de la tónica general, frente al 10% que espera una reducción de su tamaño.

Optimismo frente al sector

¿Me va mejor o peor que a otras empresas de mi sector? El trabajo de campo de Iberinform permite también medir la percepción subjetiva del contexto competitivo. En general, la empresa española percibe hoy en día su desempeño como superior al de sus competidores: hay una diferencia de siete puntos entre las empresas que esperan crecer (43%) y las que prevén crecimientos en su sector de actividad (36%). El dinamismo del entorno parece propiciar entre las empresas esta buena percepción de su comportamiento individual. Ello explica que el fenómeno se dé en la construcción, la industria o los servicios, en clara expansión tras años de crisis, pero no en agricultura, un sector más estable que afronta, además, un ajuste de sus márgenes.

Por territorios, el optimismo generalizado se rompe en comunidades del interior, que son menos dinámicas, como Castilla-La Mancha, Castilla y León o Extremadura, así como en regiones con un tejido empresarial maduro como País Vasco, Cantabria o Baleares.

La creación de empleo crecerá a otro ritmo

Este entorno de crecimiento de las ventas no tiene un impacto equivalente en la creación de empleo. Tras años de ajuste para ganar competitividad en un entorno de crisis, las empresas se muestran muy prudentes a la hora de trasladar los incrementos en la facturación a un aumento de plantilla. Sólo el 16% de las empresas prevé incrementar su capital humano a corto plazo. Dicho de otro modo: de cada tres empresas que espera crecer en ventas, sólo una creará nuevo empleo.

Shares

, , ,

Los comentarios están deshabilitados.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This