Convertir el conocimiento implícito en explícito

La gestión del conocimiento exige necesariamente el desarrollo de la confianza dentro de la organización (cum-fiducia: fe en que uno no será tratado como un klinex cuando deje de ser útil). De otra forma, nadie estará dispuesto a convertir su conocimiento implícito en explícito, porque pensará -con razón-, que sería tanto como cavar su tumba.

Shares

,

Los comentarios están deshabilitados.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This