La rutina del éxito de las mujeres líderes, en Madrid Woman’s Week 2017

En el departamento de Investigación de Fundación Woman’s Week, hemos prestado especial atención en las últimas semanas a declaraciones, opiniones técnicas y hábitos personales de mujeres líderes a nivel internacional. Al estar ya metidos de lleno en la Semana Internacional de la Mujer que organizamos todos los años, nos viene bien conocer ciertas costumbres y opiniones, e incluso ciertas reglas de comportamiento que ayuden a nuestras mujeres empresarias, directivas, y líderes en general, así como a toda mujer trabajadora, a hacer más llevadero cada día.

No vamos a dar nombres, sino resultados. Porque, en definitiva, hemos hecho una especie de compulsa de las rutinas de mujeres líderes destacadas a nivel internacional para ver en qué medida coinciden con las mujeres líderes españolas en cuanto a comportamientos, costumbres, etc.

Lo que más nos ha sorprendido es qué hacen estas mujeres líderes durante su primera hora de trabajo. Creemos que se sacan muy buenas conclusiones para la gran mayoría de mujeres que están en el presente en posiciones de liderazgo o que van a estarlo dentro de poco.

Algunas reglas de utilidad para la primera hora de la jornada:

1.- Revisar la lista de tareas y definir la prioridad número uno.

Para esto hay que formularse una pregunta: ¿cuál sería la tarea que harías si sólo fueras a completar una sola en ese día?

El liderazgo efectivo debe tener en cuenta en todo momento que la fijación de prioridades a veces resulta incómoda. Es justamente el rasgo especial de liderazgo paciente, controlado y también efectivo, que caracteriza a las mujeres líderes. No ocultan bajo la alfombra a primera hora un problema o incluso una crisis, sino que encaran esta cuestión antes que nada.

Los hombres líderes, sin embargo, generalmente evitan tratar determinados temas o lo hacen cuando no queda más remedio.

Portada mujer

2.- Si sé que en el día de hoy tengo entre manos un trabajo y responsabilidad muy importante, a primera hora tengo que esforzarme por focalizar bien toda la atención y ver cómo voy a evitar que ciertas distracciones, interrupciones, etc. puedan retrasar o complicar las tareas.

Interesante era el caso de una CEO que estaba muy involucrada en el proceso de reestructuración de los departamentos comerciales y de marketing desde el punto de vista emocional, porque debía decidir qué personas de ambos equipos iban a continuar a partir de esta nueva etapa que se iniciaba. Ella acostumbraba a dedicar la primera hora del día a conversar de manera informar con los empleados, recorrer departamentos, depósitos, etc., y a pesar de la complejidad y urgencia del proceso de reorganización, convenció al consejo de administración de no dejar de hacer ese recorrido, porque ella sostenía que si no lo hacía el personal podría sacar conclusiones equivocadas, como que algo no estaba bien en la empresa, lo que podría convertirse en un factor de desmotivación y pérdida de confianza.

3.- Aprovechar la primera hora para intercambiar opiniones, aunque sólo sea de manera informal.

Las mujeres líderes, más que los hombres, tienen un punto muy fuerte en la construcción de buenas relaciones. Saben que en los negocios el éxito no se basa sólo en cumplir plazos y aspectos técnicos, sino en hacer todo lo posible por construir nuevas relaciones personales o fortificar las ya existentes, sean internas o con clientes.

Nos impactó el caso de una mujer que en su rutina de primera hora había adoptado la costumbre de tomar un café con dos o tres cargos de diferentes departamentos y preguntarles sobre algo que había sido hecho con éxito el día anterior. Pedía que le contaran cosas tan simples como, por ejemplo, una innovación operativa que permitía ahorrar unos minutos en los despachos de productos a clientes. ¿Qué finalidad perseguía? Que cada día una persona pudiera destacarse y ser reconocida no sólo por la líder, sino por sus colegas, lo que es un factor de motivación fundamental y de cohesión de todos los grupos. Además, es un elemento que ayuda a profundizar en las buenas relaciones interpersonales existentes entre los distintos departamentos.

Las mujeres de éxito en el liderazgo no se caracterizan por estar pegadas a su sillón ejecutivo, sino que saben la importancia de caminar por la fábrica, almacenes u oficinas. Hablar con otras personas durante las horas de trabajo, especialmente a primera hora de la mañana cuando todo comienza a ponerse en marcha, puede ayudar a toda persona con la que la mujer líder hable, a recuperar su motivación u obtener inspiración para su trabajo. Es una forma de transmitir confianza y conseguir que no bajen ese nivel de compromiso.

4.- Las mujeres líderes ayudan a aumentar la satisfacción del personal durante la primera hora.

Dado que un estudio de Gallup concluyó que tener compañeros, incluso amigos cercanos en el trabajo, aumenta la satisfacción en un 50%, esta proximidad facilita que las personas sean mucho más comprometidas con la organización. Esto es un hecho y también lo es que la personalidad femenina es más próxima, sensible y empática, lo que facilitará que haya no sólo buen ambiente, sino una cercanía más hacia la amistad que al compañerismo entre los miembros de un equipo o departamento.

Cuando esto lo practica durante la primera hora, está ejerciendo una de las mejores políticas de motivación: la consciencia de que todos forman parte de un equipo y que se les reconoce su labor como tal. Una palabra y un gesto oportuno de agradecimiento, es más típico de la mujer que del hombre.

5.- Crear una lista de tareas cada día para cada una de las personas con la que la líder interactúe.

Tiene por finalidad no sólo interactuar y enterarse del grado de avance de una tarea o cómo está siendo llevado un proyecto, sino también lo que la mujer que ejerce esa posición de liderazgo espera de todos sus empleados.

Esto también ayuda a que el personal pueda priorizar qué cosas tiene que atender primero y cuáles puede dejar para mañana.

6.- Utilizar la primera hora para centrarse en el pensamiento creativo.

Utilizar el breve momento de calma que hay al inicio de jornada para centrarse en una tarea creativa. Por ejemplo, un brain-storming que ayude a tener una nueva perspectiva sobre temas que preocupan a la dirección. La creatividad fluye cuando se facilita a las personas de los equipos intercambiar opiniones sin compromiso alguno.

7.- Cuidado con responder a demasiados mails durante la primera hora.

Parece casi automático que se mire la bandeja de entrada y se quiera responder durante la primera hora a los mails más urgentes. Pero esta costumbre puede retrasar otras actividades como, por ejemplo, una conversación con miembros del equipo que sí tiene importancia por la necesidad de dar determinada respuesta a un problema con un cliente.

8.- Ningún día es igual a otro, especialmente en las start-ups.

Todo empresario tiene siempre esa cuota de incertidumbre sobre cómo transcurrirá el día, pero al mismo tiempo es lo que caracteriza la actividad empresarial. En el mundo de las start-ups, si algo caracteriza a las líderes mujeres que han triunfado en su gestión es que además de suscribir este principio empresarial, han aprendido muy rápido a hacer un análisis casi diario del entorno (competencia directa, mercado en general, novedades de interés a tener en cuenta, etc.), a tener conversaciones con personas conocidas estén o no en el sector, pero de las cuales la fuente de información pueda ser esencial para los trabajos que se están llevando a cabo.

Primera.hora (2)

El cambio es de tal velocidad y profundidad que las mujeres en posiciones de liderazgo han sabido ejercer con humildad sus respectivas funciones, preguntando, informándose, manteniendo conversaciones dentro y fuera de la empresa, con colaboradores directos y otras personas que les merecen respeto y credibilidad profesional, etc.

Conclusiones

El número de mujeres que ocupan altos cargos de liderazgo empresarial sigue estando por detrás del de los hombres, pero no hay duda de que se ha avanzado mucho, especialmente en posiciones de alta dirección.

Si bien no hay una sola receta para el éxito, las mujeres que lo hacen bien tienden a compartir algunos rasgos. No son pocas las mujeres líderes que hemos leído, seguido y estudiado, que ponen un post o incluso o un papel impreso como si de un póster se tratase, pegándolo en la puerta de su despacho para que lo vean sus equipos, o en un tablón de anuncios en los que siempre hay novedades y también objetivos de los departamentos y equipos.

¿Por qué esta necesidad de comunicar? Porque creen en los beneficios que genera y, además, tienen un talento especial para el trabajo en equipo. Sobresalen para fomentar las relaciones personales que desarrollan equipos fuertes, altamente técnicos y complejos. Esto requiere capacidad para detectar cualquier tipo de conflicto interno y tomar medidas para resolverlo antes de que la situación genere desconfianza y discordia.

Las mujeres líderes a menudo prefieren abordar las cuestiones utilizando un enfoque de equipo en lugar de exigir a los trabajadores individuales tareas y responsabilidades en solitario.  Escuchan y responden a múltiples puntos de vista para tomar la decisión con la mayor información posible.

Finalmente, la capacidad de persuadir a otros a creer en sus ideas y que se le siga porque merecen confianza y son creíbles, debe ser un rasgo del liderazgo efectivo en general. De hombres y mujeres. Pero en este ámbito las líderes mujeres parten con ventaja, ya que características tradicionalmente consideradas femeninas, como la empatía y la capacidad de comprender a las personas, pueden contribuir a hacerlas más persuasivas en sus funciones directivas.

Estos rasgos de liderazgo permiten a las mujeres líderes ver todas las caras de una situación, además de evaluar rápidamente todas las alternativas posibles a la solución de los problemas con mayor precisión. Esto aumenta la confianza de las personas en ellas, así como su capacidad para persuadir a otros a acercarse a su forma de pensar.

Artículo realizado por: José Luis Zunni, director de ecofin.es, vicepresidente de Foro ECOFIN, y director de Investigación de Fundación Woman’s Week, y Carmen Mª García, presidenta de Fundación Woman’s Week. 

Shares

, , , , , ,

Los comentarios están deshabilitados.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This