El techo de cristal frena a las mujeres en su ascenso en Derecho y Ciencia

El techo de cristal también está presente en el ámbito del derecho. Aunque la mayoría de las licenciadas son mujeres, los cargos judiciales todavía están en manos de los hombres, tal y como señalaron los expertos reunidos en la jornada ‘Derecho y Mujeres’, organizada por Madrid Woman’s Week 2017.

De hecho, tal y como señaló Joaquín Delgado, director general de Relaciones con la Administración de Justicia del Ministerio de Justicia: “Sólo el 13,6% de la cúpula judicial son mujeres”.

Es innegable que existen barreras que frenan a las letradas en su ascenso laboral. Sin embargo, Joaquín Delgado recalcó que en ámbitos como el judicial, las mujeres están ganando terreno a pasos agigantados. “Hoy en día hay 2.800 mujeres jueces frente a 2.500 hombres. Esto demuestra que donde hay igualdad de oportunidades destacan las mujeres”, insistió.

En este mismo sentido se expresó Pedro Horrach, fiscal anti corrupción de Palma de Mallorca. “El acceso a la función pública para las mujeres es igual que el que tiene el hombre”, recalcó. Y, además, señaló que el acceso de la mujer a puestos de responsabilidad es cuestión de tiempo. “El problema no es de voluntad ni de que no se estén ejecutando políticas de igualdad, la principal cortapisa es la edad. Es cuestión de tiempo que las mujeres lleguen a estos puestos”.

IMG_9159

Salvador Molina, Joaquín Delgado, Pedro Horrach, Carmen Mª García, Carmen Pérez, María Jesús del Barco, Rocío Fernández, María del Castillo Falcón, y Edmundo Bal.

Sin embargo, para Carmen Pérez, diputada y secretaria de la Junta de Gobierno del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid,  “el problema no es el tiempo, sino la falta de oportunidad”, que es todavía más sangrante en el caso del sector público.

“De las veinticinco grandes firmas de abogados más importantes, sólo el 13% tiene mujeres al frente”, recordó Rocío Fernández, abogada socia de Dikei abogados.

¿Existe un corporativismo machista? 

En opinión de Edmundo Bal, jefe del departamento penal en la Abogacía del Estado, la situación comenzará a cambiar si se toman medidas drásticas que afecten directamente a la cuenta de resultados de los despachos. Así, recomendó a los inspectores de trabajo que tomen cartas en el asunto. “No existe un corporativismo machista, sino una preocupación por el dinero, por culpa de los clichés que dicen que las mujeres no son tan productivas como los hombres”, declaró.

María del Castillo Falcón, por su parte, se mostró convencida de que todavía existen numerosos estereotipos heredados en el ámbito del Derecho. “Seguimos teniendo que demostrar que valemos más que los hombres, pero creo que esto esconde un miedo a perder su posición de poder”, recalcó.

Mujeres en la ciencia

La ciencia es otro de los espacios sociales donde el papel de la mujer es minoritario. Como muestra un botón: sólo 37 mujeres de los 500 científicos que a lo largo de la historia han recibido un premio Nobel.

Los estereotipos y la falta de ejemplos a seguir son las principales obstáculos que impiden a la mujer desarrollar su talento en este ámbito.”Es imprescindible dar visibilidad al trabajo de las mujeres en la ciencia para crear referentes, pero sin vestirlos de heroicidad porque esto puede hacer que las jóvenes lo perciban como un muro difícil de superar”, opinó Rafael van Grieken, consejero de Educación, Juventud y Deporte de la Comunidad de Madrid.

IMG_9179

Salvador Molina, el consejero Rafael van Grieken, y Carmen Mª García.

Sin embargo, María Blasco, directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), quiso lanzar un mensaje positivo a todas las jóvenes que quieran apostar por este sector. “Tenemos que ser dueñas de nuestro destino y luchar por él. No nos podemos dejar asustar por leyendas urbanas. Llegar a liderar un grupo de investigación requiere mucho esfuerzo, pero después tienes mejor salario y mejores salarios”, señaló.

El techo de cristal también está muy presente en el ámbito científico. Tal y como afirma Celia Sánchez, fundadora del laboratorio y grupo de investigación de Neuro-Computación y Neuro-Robótica de la Universidad Complutense de Madrid, durante unos años “la mujer es incapaz de ser punta de flecha” porque coincide con la edad propicia para ser madre. “Si quieres desarrollar tu carrera en el ámbito científico tienes que tener los hijos muy joven o esperar hasta haber alcanzado un determinado nivel. Esto limita mucho”, explicó.

IMG_9188

Celia Sánchez, María Blasco, Luisa Velasco, y Marina Villanueva.

Marina Villanueva, licenciada en Biotecnología y máster en enfermedades raras, también recalcó esta idea. “Hay más mujeres que hombres matriculadas en las carreras de ciencias; pero nosotras tenemos una limitación que no tienen ellos y es que cuando terminas el doctorado y estás más preparada profesionalmente es cuando entras en la edad más adecuada para tener hijos”, reconoció.

Shares

, , , , , , ,

Los comentarios están deshabilitados.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This