El aumento del número de mujeres en los Consejos de Administración: Una exigencia europea que puede mejorar la competitividad de las empresas españolas

IRENE NAVARRO Decana de Bureau Veritas Business School.
Socia Directora de NFC-Network. Licenciada y Doctora en Derecho. Especialista en Derecho Mercantil y Comunitario Europeo. Diplomada en Derecho Comunitario por la Escuela Diplomática de Madrid. Académica Correspondiente de la Real Academia Española de Jurisprudencia y Legislación.

Como estrategia para impulsar la igualdad de oportunidades para la mujer en el ámbito empresarial la Comisión Europea ha presentado distintas iniciativas. Hasta ahora han sido simples llamadas de atención a los Estados Miembros para la adopción de medidas voluntarias con objeto de obtener una mayor presencia de la mujer en los Órganos de Gobierno de las empresas. Sin embargo, con estas medidas no parece que se vaya a conseguir un 30% en el año 2015 y un 40 % en el 2020 de mujeres en los Consejos de Administración de las empresas europeas. Esta parece que es la razón por la que, la Comisaria Viviane Reding, apuesta por la imposición del tan discutido sistema de cuotas para conseguir las metas propuestas. Reding ha dicho que no le gustan las cuotas pero si los resultados que estas consiguen. Estoy absolutamente de acuerdo con esta afirmación. En un planteamiento inicial no parece un sistema lógico o racional pero… puede que sea la única fórmula que nos lleve a conseguir resultados a corto o medio plazo y, lo que es más importante, ésta obligada incorporación de la mujer a los órganos de decisión puede tener una excelente consecuencia: la mejora de la competitividad de nuestras empresas (1)

Las cualidades innatas de la mujer parece que son importantes para los cambios y el impulso que requiere la empresa actual. Se necesita creatividad e intuición, capacidad de sacrificio y un alto grado de compromiso y de responsabilidad; por otra parte si es vital la empatía y la capacidad de comunicación en la gestión de personas, mucho más en tiempos complejos. Es importante ser resiliente, esto es, tener capacidad para adaptación al cambio y facilidad para superar la adversidad y, a su vez, sacar provecho de las situaciones difíciles; y, en esto, la mujer es indudablemente superior.

Pero no podemos olvidar que la cuota, sin más, es insuficiente e incluso contraproducente. Se necesita una óptima profesionalización; ello requiere que la orientación académica y profesional de mujeres, y de hombres, esté dirigida a una formación completa y adecuada a las necesidades de la empresa actual: se ha de trabajar por proyectos, no por procesos y se requiere, para poder ofrecer un correcto asesoramiento a la dirección y una impecable gestión empresarial, poner especial atención en materias que no han sido consideradas hasta la fecha como esenciales. La puesta en valor de activos inmateriales, la imagen corporativa, la reputación, la comunicación, el impacto de las redes sociales y de la tecnología, tienen reflejo casi inmediato en la cuenta de resultados y, se ha de tener en cuenta para ser competitivos, la aportación esencial de la mujer en estos ámbitos.

Por último, la imposición del sistema de cuotas no resultaría eficiente sin la concienciación de la población. Es importante la divulgación de la necesidad y los beneficios que se obtienen con la igualdad de oportunidades: la igualdad es rentable. La concienciación ha de ser una exigencia y una labor necesaria tanto para el sector público como para el privado.

Persiguiendo estos objetivos, desde Bureau Veritas Business School, queremos ayudar con un nuevo Programa para la profesionalización de los Consejos de Administración realizado en colaboración con el Club de Consejeros de España. En este programa vamos apoyar la promoción de la mujer otorgando becas y ayudas específicas para su incorporación a los Consejos con un alto grado de profesionalización. Además, se ha creado una nueva Certificación que, con el solvente sello de Bureau Veritas y con la solidez de los miembros del Comité de Acreditación constituido, puede servir de refuerzo para el lanzamiento de magníficas profesionales que no serán discutidas, pues no se podrá decir que es solo una cuota lo que les ha llevado a un Consejo sino la consecuencia natural de su itinerario profesional.

(1) Vid Informe del Parlamento Europeo sobre las mujeres y la dirección de las empresa (2010/2115(INI)). Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Genero
Ponente: Rodi Kratsa-Tsagaropoulou.
Informes Women Matter McKinsey &Company
El informe McKinsey and Company Women Matter 2007 demostró la conexión entre rendimiento de una empresa y porcentaje de mujeres en su consejo. El mismo informe, en su edición 2008, identificó el estilo de liderazgo femenino como causa de este efecto positivo en el rendimiento empresarial. Y en la edición 2009 confirmó que comportamientos de liderazgo generalmente adoptados por mujeres son decisivos para un buen funcionamiento de las empresas en la poscrisis. Y en la edición 2010 compara los resultados de las empresas con mayor participación femenina en la comisión ejecutiva del consejo con las que tienen un comité exclusivamente de hombres y concluye que las empresas con más talento femenino obtienen de media unos rendimientos de capital un 41% superiores y un resultado operativo un 56% superior a los de aquellas que prescinden del talento femenino

Shares
Los comentarios están deshabilitados.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This