Mujeres directivas, la mejor inversión para cualquier organización

La mujer añade valor a la empresa. Es una de las principales conclusiones del análisis y la investigación llevada a cabo por ECOFIN tras el estudio de medio centenar de los principales informes, estudios, estadísticas y análisis realizados en España y fuera de España en los últimos cinco años. Cada día se constata más la ‘tesis económica’ de la necesidad y la rentabilidad de incorporar mujeres a los puestos de dirección por razones estrictamente de eficiencia, eficacia y gestión enfocada a los resultados. Los estudios más recientes sobre diversidad de género observan una relación positiva entre la presencia de mujeres en los puestos de alta dirección de las empresas, el desarrollo y los beneficios de las mismas. ¿Dónde enriquecen más a las organizaciónes? En la gestión de personas y Dirección de Equipos Humanos, así como  en tareas creativas: publicidad, marketing, ventas, investigación, desarrollo.

“La incorporación de mujeres en los puestos directivos conlleva un ahorro de costes y el aprovechamiento del talento interno” (Joaquina Laffarga, catedrática en Contabilidad y Economía)

“La diversidad de género contribuye a la incorporación, retención y promoción de mujeres” (Ana Irusta, directora de Diversidad y Conciliación de Banesto)

“La  incorporación de la mujer a los equipos de alta dirección aporta la visión de más de la mitad de las personas consumidoras potenciales” (Sarah Carter, vicepresidenta de adquisición de talento de Digitas en Boston)

“Las empresas españolas con presencia de mujeres en los cargos de alta dirección tienen mayor rentabilidad sobre ingresos” (Pilar de Luís Carnicer, Centro Politécnico Superior de Zaragoza)

En las últimas décadas, el acceso de perfiles más diversos a cargos ejecutivos ha comenzado a convertirse en una realidad visible. Este hecho ha despertado el interés de diferentes autores sobre los efectos que esta diversidad puede tener en el funcionamiento de las empresas. Los argumentos más recurrentes son los que a continuación se refieren.

Joaquina Laffarga, catedrática en Contabilidad y Economía de la Universidad de Sevilla, afirma que la incorporación de mujeres en los puestos directivos conlleva un ahorro de costes y el aprovechamiento del talento interno. La retención del talento interno es clave para el desarrollo empresarial en cuanto reduce las tasas de rotación y minimiza los costes en formación. Conseguir esta ‘fidelización’ del talento interno supone no desaprovechar el potencial talento del 51% de la población. Ana Irusta, directora de Diversidad y Conciliación de Banesto confirma que “tener una plantilla lo más parecida a la sociedad, es la mejor garantía para contar con el mejor talento”.

En un mercado cada vez más global y competitivo, la creación de un entorno laboral que fomente la diversidad de género contribuye a la incorporación, retención y promoción de mujeres altamente cualificadas a las empresas, según Carolina Simard, investigadora asociada al Instituto americano para la Mujer y Tecnología Anita Borg.

Por su parte, Sarah Carter, vicepresidenta de adquisición de talento para Digitas en Boston, sostiene que la  incorporación de la mujer a los equipos de alta dirección aporta la visión de más de la mitad de las personas consumidoras potenciales. De esta manera, al mejorar el conocimiento y la comprensión de los mercados, se fomenta el crecimiento del negocio.

En la misma línea, aquellos equipos con una mayor diversidad en su composición aportan una superior capacidad creativa e innovadora al incorporar diferentes puntos de vista, por lo que la incorporación de mujeres a los mismos aporta mayor creatividad.

Ester Barberá, catedrática en Psicología de la Universidad de Valencia asevera que la presencia de mujeres en la alta dirección mejora la calidad de la resolución de problemas. Diversos estudios señalan la mayor capacidad de los equipos con diversidad de perfiles a la hora de resolver problemas, ya que perfiles diversos aportan un mayor abanico de soluciones posibles.

Bernard Bass, doctor en Psicología Industrial en la Universidad de Binghamton, confirma que la mujer refuerza efectivamente el liderazgo. Existe una relación entre lo que se ha dado en llamar ‘liderazgo transformacional’ y la mejora de la eficacia, el clima y la satisfacción laboral. Dicho estilo de liderazgo se encuentra más asociado con las características del estereotipo de dirección femenino, por lo que la incorporación de mujeres a los puestos de alta dirección aumenta la eficiencia de las empresas.

Mejora de la competitividad

Son muchos los estudios que hacen referencia a la mejora de la competitividad de las empresas relacionada con la existencia de mujeres en sus órganos de decisión. Así, la reputada consultora especializada en management femenino Catalyst analizó los datos de 353 empresas de la lista Fortune, y llegó a la conclusión de que existe una relación positiva entre rentabilidad financiera, entendida ésta como la rentabilidad sobre activos (el beneficio neto después de impuestos dividido entre los fondos propios) y la rentabilidad económica (el beneficio bruto antes de impuestos dividido entre el activo total) y la presencia de mujeres en los órganos de administración.

En el caso español, un estudio realizado en el año 2007 por Pilar de Luís Carnicer, doctora en Economía y Dirección de Empresas del Centro Politécnico Superior de Zaragoza, analizó una base de datos con 625 empresas, creada a partir del anuario de Fomento de la Producción, ‘Las 2.000 mayores empresas españolas’. Los resultados de este estudio muestran que las empresas con presencia de mujeres en los cargos de alta dirección tienen también mayor rentabilidad sobre ingresos.

La explicación que esgrime la doctora maña es que “las empresas orientadas a servicios, que es en la que puede existir una mayor rentabilidad sobre ingresos debido a los mayores márgenes, es en la que existe una mayor representación femenina. También es significativa la presencia femenina en las empresas con una mayor capacidad de ahorro o de generación de recursos, lo que constituye otro indicativo de la presencia de mujeres directivas en empresas con mejores resultados”.

Shares
Todavía no hay comentarios.

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

Shares
Share This