Cuatro virtudes de la mujer líder

A lo largo de la historia, la mujer ha desarrollado talentos y habilidades que, aunque pueden observarse también en el hombre, sobresalen en el colectivo femenino a la hora de aplicarlos en el ámbito de las relaciones humanas.

Visión 360 grados, autoestima, resiliencia y gran capacidad para llegar a todos los frentes son algunos de los talentos, y al mismo tiempo virtudes, que forman parte esencial del liderazgo femenino tanto en el ámbito profesional como personal.

Así lo aseguró Salvador Molina, presidente de Foro ECOFIN y Telemadrid, en la presentación de ‘Mujeres sin Maquillar II. 16 testimonios emocionales en el ámbito profesional‘, que tuvo lugar el pasado 29 de noviembre en la Universidad Francisco de Vitoria.

Visión 360 grados

Para Salvador Molina, una de las virtudes que distingue a la mujer es su capacidad para obtener una visión 360 grados. “Los hombres miramos por una mirilla telescópica a un blanco situado a centenares de metros. Si nos hacen hablar y pensar mientras conducimos, podemos acabar en Alcobendas cuando íbamos a Soria”, señaló.

Autoestima

El presidente de Telemadrid aseguró que tener una autoestima fuerte es una de las principales bases de la motivación. Sin embargo, en muchas ocasiones la mujer tiene que “sacar los dientes y las uñas” para hacerse valer. “He visto como muchas mujeres se rebelan y tienen que poner límites a determinadas situaciones. Cuando esto ocurre, hay que reconocer que tienen razón y esta actitud debe ser bienvenida”, declaró.

Resiliencia

La resiliencia es la capacidad que tiene una persona para superar circunstancias traumáticas o dolorosas; pero además, aprendiendo y sacando experiencias valiosas de estas situaciones. Y es algo especialmente vinculado a las mujeres ya que, por lo general, las féminas tienen más capacidad para enfrentar situaciones difíciles que los hombres. “El proceso de superar una circunstancia con éxito nos hace aprender. Y en ese aprendizaje se gana una fortaleza que después sirve para el resto de la vida y para afrontar nuevas situaciones”, afirmó Salvador Molina.

Superwoman

En los últimos años, el mindfulness se ha convertido en un tema recurrente en el ámbito del management. Se trata de una práctica de origen budista que hace referencia a la conciencia plena y que en el mundo de la empresa se utiliza para definir aquella habilidad de nuestro intelecto que ayuda a una persona a focalizarse en el trabajo y las responsabilidades que ha asumido. Pero, tal y como apuntó Salvador Molina, se trata de un concepto difícil de aplicar en el caso de las mujeres. “La mujer debe tener muchas metas y frentes abiertos, todos en simultáneo, e intenta que lleguen a buen puerto. Pero mi consejo es que tienen que abandonar ese afán por querer llegar a todo, por ser lo que comúnmente se conoce como superwoman. A veces, para llegar a todo hay que dejar algo y en ese algo muchas veces hay resignación y sacrificio. Sin embargo no hay que olvidar que gracias al apoyo de esas mujeres que cierran muchos frentes, los hombres podemos salir a la calle y ejercer actividades profesionales y sociales”, recalcó el presidente de Foro ECOFIN.

He aquí un resumen en vídeo de la intervención pública de Salvador Molina, presidente de Telemadrid y de Foro ECOFIN.

Shares

, , , , , , ,

Los comentarios están deshabilitados.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This