Reino Unido camina hacia el Brexit lento pero seguro

Theresa May, primera ministra británica, se ha impuesto como plazo para activar el Brexit antes de finalizar marzo, después de que el Parlamento ya aprobó el proyecto de ley que lo autoriza. Una vez iniciadas las negociaciones con los 27, se espera que el Reino Unido esté fuera de la Unión Europea en la primavera de 2019.

La salida de la Gran Bretaña puede ser una  separación amistosa o un divorcio hostil. Pero mientras se discuten las relaciones de futuro  a nivel teórico (y sobre todo económico), el Reino Unido sigue conviviendo bajo las normas de la Unión Europea.

Una cuestión sustancial para el ordenamiento jurídico británico y las relaciones con las normas y directivas de la UE es que, sin duda, el gobierno tendrá qué tener en cuenta qué normativas europeas deberán ser derogadas y considerar también qué legislación europea que está vigente en el ordenamiento británico debe conservarse para un normal funcionamiento de las actividades económicas y de las relaciones entre Londres y Bruselas.

Quiénes hablan en nombre del Brexit

Theresa May creó un departamento gubernamental encabezado por el diputado conservador David Davis, para asumir la responsabilidad de Brexit; el ex secretario de Defensa, Liam Fox, que también hizo campaña para dejar la UE, fue nombrado secretario de Comercio Internacional, y Boris Johnson, que era líder de la campaña oficial del Brexit, es secretario de Relaciones Exteriores.

Como una ironía del destino, son nombres poderosos para un proyecto débil, todo lo contrario a lo que podría ser mantener esa pertenencia a la UE, siendo la segunda potencia económica europea después de Alemania y una de las más importantes del hemisferio occidental junto a Estados Unidos, Francia y Alemania.

illustration-1835916_1280

Reacciones en los líderes europeos

La posición de Bruselas es determinante en cuanto a que sólo se permitirá que el Reino Unido forme parte del mercado único europeo (que permite un comercio libre de aranceles) si sigue permitiendo a los ciudadanos de la UE el derecho incondicional a vivir y trabajar en el país.

El Brexit ha provocado más reacciones de líderes políticos europeos, así como de la clase empresarial y de la ciudadanía en general. Uno de los primeros en pronunciarse fue Dijsselbloem, ministro de Finanzas holandés, jefe de la eurozona y presidente del Consejo de Gobernadores del Mecanismo Europeo de Estabilidad (ESM) desde el 11 de febrero de 2013.

Tras publicarse una entrevista a Boris Johnson en el periódico checo Hospodarske Noviny, en la que el ministro británico de Relaciones Exteriores afirmaba que Gran Bretaña probablemente tendría que abandonar la unión aduanera europea aunque debería seguir teniendo libre comercio con los estados de la UE. Dijsselbloem dijo que dicha afirmación “es intelectualmente imposible y políticamente inviable”.

Fragmento del artículo ‘Brexit, comienza el declive del liderazgo británico’ escrito por José Luis Zunni director de ecofin.es y vicepresidente de Foro ECOFIN, en colaboración con Salvador Molina, presidente de Foro ECOFIN. 

Puede descargar el artículo completo pulsando aquí.

Shares

, , , , , , ,

Los comentarios están deshabilitados.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This