Italia enseña a Rajoy y Rubalcaba cómo dibujar el nuevo mapa de España


¿Es la reorganización de Italia premonitoria sobre una transformación del Estado Autonómico Español?

Salvador Molina y José Luis Zunni

Nos sorprendía la noticia justamente el pasado 31 de octubre, cuando Italia comunicaba su decisión de reducir de 86 a 51 provincias (las que ahora tiene España) su mapa político, con la finalidad de ahorrar gastos. Nada menos que 35 provincias ‘desaparecen’ del mapa de un solo plumazo para disminuir el tremendo gasto público que está asfixiando las arcas italianas. En fin, una cantinela que suena mucho también en el ‘hit parade’ del palacio de Las Cortes españolas.

Desde que Mario Monti se hiciera cargo del Ejecutivo italiano, algo está cambiando en Italia. Recordemos que la Unión Europea puso sus cimientos en el Tratado de Roma y que Italia, además de se ser una economía un peldaño por encima de la española, es miembro fundador de la UE, del G20 y del exclusivista club del G7.

Es evidente que dada la compleja organización administrativa de Italia, éste ha sido el primer paso hacia una reorganización completa de la administración del territorio.

Entre los fundamentos que da el comunicado del gobierno italiano, se dice que es para combatir el enorme gasto de los gobiernos locales y regionales del país, fuente de derroche e ineficiencia. Frases muy similares a las repetidas por el Grupo Parlamentario Popular en los pasillos del Congreso durante el gobierno de ZP, que luego han retomado los diputados socialistas durante el gobierno de Mariano Rajoy. El espejo italiano es casi como mirar a la actual España, altamente ineficiente en materia territorial e incapaz de pagar a sus proveedores (más de 10.000 millones de deuda acumulada sólo en 2012).

El primer ministro italiano, Mario Monti, había emprendido ya una amplia revisión del gasto público para intentar eliminar los gastos innecesarios y ayudar a controlar la enorme deuda pública italiana, que asciende al 126% del PIB.

Dentro de las 35 provincias que se eliminan con este decreto hay varias ciudades metropolitanas, pero todo vale si la meta es la reducción del gasto del estado.

Ahorrar 40 millones

La medida para implementar una reducción de 35 provincias, tiene por finalidad ahorrar unos 40 millones de euros al año, que no parece significativo en el total del presupuesto italiano, pero que es el inicio de una política basada en austeridad y que evite el despilfarro.

La reducción de las provincias entrará en vigor a partir del 1 de enero del 2013, mientras las ciudades metropolitanas, que remplazan a las provincias de importantes centros urbanos, empezarán a funcionar a partir del 1 de enero del 2014.

En Italia, al igual que en España, las provincias corresponden a una organización administrativa entre el municipio y la región. Equivalen a nuestras Diputaciones provinciales.

Según se explica en el comunicado, la reforma ha querido emular otros modelos de gobierno europeos, porque de esta forma se
“racionalizan competencias tales como la gestión de las calles y las escuelas”.

Desde que Mario Monti asumiera el poder en noviembre de 2011 para sacar a Italia de la crisis, ha adoptado numerosos medidas de austeridad en todos los sectores de la sociedad. El ajuste realizado en las provincias, según explica el Ejecutivo italiano, es un primer paso para llevar a cabo una reforma más amplia cuyo alcance afectará a toda la administración del territorio.

Monti ha puesto en marcha un nuevo régimen metropolitano para
diez ciudades, además de suspender la rebaja del IRPF a las rentas más bajas, pero recorta las cuotas para cotizaciones sociales.

En noviembre de 2013 se van a celebrar elecciones para elegir los gobiernos provinciales, pero para esa fecha las provincias serán nuevas, tanto jurídica como operativamente, además de su nueva dimensión.

Esta nueva reordenación, permite además que algunos ayuntamientos puedan pasar a formar parte de otra provincia más cercana y con la que tengan mayor afinidad.

La nueva ley también prevé la creación, a partir del 1 de enero de 2014, de las ciudades metropolitanas que sustituirán a los principales núcleos urbanos del país. En concreto, se constituirán diez ciudades metropolitanas: Roma, Turín, Milán, Venecia, Génova, Bolonia, Nápoles y Reggio Calabria.

Ajuste presupuestario

En los presupuestos que aprobó el Gobierno el pasado 10 de octubre, se ha efectuado un recorte de 11.600 millones de euros distribuidos en los próximos tres años, pretendiéndose cerrar 2013 con un déficit público del 1,6%.

Si bien el Gobierno no ha dado una estimación sobre cuánto será el ahorro producto de la reforma, ha insistido en que tendrá una idea más aproximada de dichas necesidades cuando se complete toda la reorganización local y regional.

La reforma pretende impedir que las autoridades locales mantengan simultáneamente varios cargos a la vez, al mismo tiempo que la reducción del coste de gobiernos regionales, siendo de especial interés político, combatir la ineficiencia y la mala asignación de las partidas de gastos.

Organización territorial de Italia

El sustrato jurídico de la República Italiana en cuanto a la organización territorial, es la Constitución de 1948 que divide al territorio en cinco grandes áreas:
– Región Noroccidental (Liguria, Lombardía, Piamonte y Valle de Aosta).
– Región Nororiental (Emilia-Romaña, Friuli-Venecia Julia, Trentino-Alto Adigio y Véneto).
– Región Central (Abruzos, Lacio, Marcas, Toscana, Umbría).
– Región Meridional (Apulia, Basilicata, Calabria, Campania y Molise).
– Región Insular (Cerdeña y Sicilia).

Shares
Los comentarios están deshabilitados.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This