Michael Eugene Porter, la ventaja competitiva

Por Salvador Molina, presidente del Foro ECOFIN.

Michael Eugene Porter, profesor de la University Harvard School, realizó su gran aportación al Management moderno a raíz del análisis de los conceptos de competencia sobre las naciones, los estados y las regiones. De ahí han surgido conceptos en los que Porter nos ha hecho reflexionar: competitividad y ventajas competitivas, cadena de valor, el modelo de las cinco fuerzas, grupos estratégicos y cluster, responsabilidad social corporativa, etc.

Para Porter la competencia no se hereda, sino que se genera en base al esfuerzo. Depende en gran medida de la capacidad de la industria para innovar, para reinventarse. Le preocupó especialmente el concepto de concentraciones (clusters) de los factores que construyen su famoso diamante, compuesto por los recursos; la estrategia, estructura y rivalidad de las empresas; condiciones de la demanda; y empresas relacionadas y de apoyo.

Para Porter, lo que mayormente cuenta es la capacidad para hacer que los factores que serán determinantes puedan ser creados y empleados de manera eficiente. Así, si existe una fuerte competencia, será más fácil que se desarrolle mejor una empresa, pues tendrá más motivos para mejorar que si se encuentra en solitario de cara a clientes cautivos. También son convenientes los clientes exigentes que son quienes obligan a mejorar el desarrollo y el servicio.

Para Porter, el avance hacia el desarrollo pasa por cuatro fases: la primera es aquella en la que dominan los factores; en la segunda, la inversión; en la tercera, la innovación; y en la cuarte, la riqueza. En este momento precisamente surgirán problemas porque la tendencia será acomodarse. El estudio aplicado a países como Nueva Zelanda, Canadá, Suecia, Suiza y Japón ha ofrecido consecuencias más que interesantes.

Tras ese análisis ha tratado de trasladar su metodología y conclusiones a otro tipo de estructuras, en este caso no nacionales, sino empresariales. Las consecuencias han sido también altamente interesantes.

Muchas empresas han apreciado y aplicado las propuestas de Porter, pues sus reflexiones sobre la competitividad pueden asegurar o no el futuro de muchas industrias.

Porter ha profundizado también en el concepto de alianzas estratégicas, que resultan altamente interesantes para el futuro de las organizaciones. Competir contra todos está bien, pero es mucho mejor tratar de establecer métodos de colaboración que permitan llegar más lejos.

Una de las ventajas competitivas del propio Porter ha sido el haber tenido que viajar desde muy joven por muchos lugares del mundo debido a ser hijo de un oficial de la Armada. Por ello, desde el nacimiento de Michael en 1947 tuvo que recorrer varios países del mundo. De hecho, el propio Porter realizó un breve paso por el ejército, que abandonó para centrarse en sus estudios. Su opción se reveló muy oportuna por la cantidad de oportunidades que ha creado a organizaciones privadas y públicas en muchos lugares del mundo.

Entre las obras de cabecera no hay que dejar de repasar los libros sobre competitividad publicados entre 1979 y 1991, aunque el que todos los estudiantes tienen en su estante es el de 2008 sobre ‘The Five Competitive Forces That Shape Strategy’. Su última obra (2011) somete a revisión las causas de la dura crisis nacida en 2007 en los mercados de capitales de Estados Unidos: ‘Creating Shared Value: Redefining Capitalism and the Role of the Corporation in Society’.

Shares

, ,

Los comentarios están deshabilitados.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This