Vuelven los Mastermind

La teoría del ciclo es universal. Se aplica al análisis económico, la moda y también al management. La formuló hace más de tres mil años un tal José cuando explicó a su faraón el significado bíblico de las vacas flacas.

En esta vuelta del tiovivo, regresa al centro del liderazgo el modelo de los grupos mastermind (grupo de mentes maestras) que propusiera Andrew Carnegie, aquel escocés que vivió el sueño americano gracias a los cincuenta hombres que aglutinó en su particular grupo mastermind y a los que atribuyó su historia de éxito empresarial y su inmensa fortuna acumulada.

El principio es muy similar al de los grupos de alcohólicos anónimos en su peculiar modo de abrir mentes y corazones, así como de protegerse y apoyarse mutuamente. Un modelo de éxito en pequeñas plataformas como los círculos de confianza promovidos para empresarios o emprendedores por distintas instituciones como Foro ECOFIN, la Escuela de Liderazgo Emocional o la Fundación Woman’s Week.

Teamwork and Leadership with education symbol represented by two human heads shaped with gears with red and gold brain idea made of  cogs representing the concept of intellectual communication through technology exchange.

Los grupos mastermind parten de la base de que cada persona acumula una gran experiencia y conocimientos en su vida (consejo de ancianos), a la vez que estos aprendizajes son transversales a todos los sectores de actividad (decisiones comunes en circunstancias distintas). Y a ello sumamos el crecimiento personal aportado por la intuición, el mundo interior y cierta sabiduría experiencial.

Cuando se reúnen varios cerebros coordinados en un espacio armónico -que favorece la confianza y la apertura de mentes-, aparece el milagro de la luz. Es como si conectáramos en serie varias baterías para acumular suficiente potencia que permita iluminar una bombilla. Por separado, estos acumuladores no tendrían suficientes vatios para hacer incandescente la bombilla, pero todos ellos sumados generan ideas brillantes para el bien de todos.

Los modelos cambian en la organización de los grupos mastermind, pero todos buscan la diversidad de miembros, un líder del grupo, reuniones de alto impacto y enriquecimiento simbiótico para todos los presentes.

Por si alguien llegó tarde, los mastermind son todo lo opuesto a lo que Miguel Unamuno sentenció así: “Las juntas, las comisiones, los comités y las asambleas son como las putas, que joden mucho, conciben poco y no paren nada”. Busque a su líder y cree su grupo mastermind. ¡Saldrá ganando!

Salvador Molina, presidente de Foro ECOFIN y consejero de Telemadrid

(publicado en el diario La Razón)

 

Shares

, , , , ,

Los comentarios están deshabilitados.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This