El líder S.A.N.O.

Liderazgo no es dominación. Nada ha hecho más daño al liderazgo que ’50 sombras de Grey’. Muchos salen de la película preguntando en dónde comprar látigos o bolas chinas. Otros creen que ser millonario conlleva una sala de sadomasoquismo y una amante servil. Y peor aún, creen que ser jefe es lo mismo que ser autoritario.

¡Mentira! El líder sano es mens sana in corpore sano; porque cuando estamos contentos con nosotros mismos, somos más felices y eficaces. Y proyectamos nuestra alma (karma) en flujos positivos que generan un clima de organizaciones felicaces.

¿Cómo conseguirlo? Hay recetarios extensos y gurús como Daniel Goleman. Yo aconsejo la Escuela de Liderazgo Emocional de la doctora Elsa Martí-Barceló, que sigue la estela de la saga española de psiquiatras López Ibor.

Y propongo mi propio resumen ejecutivo del liderazgo S.A.N.O.:

SONRÍE: Antes de salir de casa saluda con una sonrisa al espejo y repite en el ascensor. Ya puestos, sigue saludando al llegar al trabajo. Así generamos serotonina, una hormona sedante y antidepresiva relacionada con el estado de ánimo y la vigilia. Y quizá también aumentemos la endorfina de la felicidad y la motivación.

AYUDA: Porque es mejor dar que recibir. Primero ofrezcámonos, para luego pasar a poner objetivos y encargos del día a día. Y además de ayudar, agradece y pide perdón cuando sea oportuno. No es la trilogía del buenismo, si no el pódium de las buenas personas, los buenos líderes.

NEUROLIZA: Al igual que los ‘Men in Black‘, lleva siempre preparado tu ‘neurolizador’ que borre de tu mente los momentos extraterrestres. Olvida las malas experiencias y deseos, rencores y vendetas, quien te cae mal o es enemigo. ¡Hay que generar pensamiento positivo! Las emociones afectan a nuestra atención y a nuestro rendimiento.

men-in-black-affiche

OBJETIVA: Antes de tomar una decisión o entrar a una reunión, medita unos segundos para ponerte en situación. Como el saltador que visualiza el salto antes de tomar carrerilla: sonríe, agradece, piensa positivo y, entonces, plantéate el objetivo. Tienes que tener un objetivo visibilizado para tu vida, tu familia y tu trabajo; para cada trimestre, cada semana y cada día. Sin ser obsesivo en su consecución, pero tenaz en la búsqueda.

¡Liderazgo S.A.N.O.!

Salvador Molina, presidente de Foro ECOFIN y de Telemadrid

(Artículo publicado en La Razón)

Shares

, , ,

Los comentarios están deshabilitados.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This