La meditación como estrategia empresarial

Por: Salvador Molina, presidente de ECOFIN, José Luis Zunni, director de ecofin.es, Javier Espina, miembro de ECOFIN Business Schools Group, y Eduardo Rebollada, miembro del blog Management & Leadership de ECOFIN.
¡Méditalo antes de hacerlo!, o quizá te arrepentirás más tarde. Parece un consejo de don Pero Grullo, pero bajo esta premisa está naciendo toda una corriente de pensamiento directivo que va más allá de la reflexión hacia la meditación. El descubrimiento del ser espiritual que todo líder lleva dentro está transformando la forma de hacer coaching de alta dirección en algunos centros de formación norteamericanos. ¡Vuelve el antropocentrismo y la teleleogía espiritual!
La meditación ya no es una apetencia intelectual ni filosófica, y menos aún un snobismo practicado por una minoría. Poco a poco se está convirtiendo en una corriente favorable, debido a los buenos resultados que se obtienen a través de ella. Y como todo lo que está de moda, los adeptos se multiplican cuando se revela que ejecutivos de empresas como Google o Ford la practican, y que están convencidos de que son herramientas claves para emprender el camino del éxito.
meditacion

Aunque parezca mentira, organizaciones de primera línea mundial, que forman parte de la lista Fortune 500, están ofreciendo clases de meditación para sus empleados. ¿Llegará esto a España? Como todo en el mundo globalizado de hoy día, acabará llegando.

Si bien existen una cantidad de pruebas de que la meditación ayuda a las personas a mejorar su capacidad de concentrarse, tener más energía, y que existen estudios que explican los beneficios que se derivan de ello para una mejora en la actividad cerebral,  en el campo de los negocios no ha sido tanta la investigación realizada.

En el reciente estudio que llevó a cabo Sigal Barsade, profesora de Management de la Wharton School of the University of Pennsylvania, “Debiasing the Mind Through Meditation: Mindfulness and the Sunk-Cost Bias,” (eliminar juicios parciales de la mente a través de la Meditación: consciencia y el coste hundido del sesgo), se ha descubierto, que incluso cortos períodos de meditación, pueden tener un efecto sorprendente en las decisiones empresariales.

Como el propio título refleja, los investigadores han probado el “sesgo coste hundido”, reconocido como uno de los fenómenos psicológicos más perjudiciales que afectan a las relaciones comerciales. Se trata de la “tendencia a continuar con una tarea una vez que se ha realizado una inversión económica, de esfuerzo o tiempo”.

Existen proyectos corporativos de alto coste que han demostrado su ineficacia, pero al que la alta dirección no quiere renunciar, incluso después de haberse demostrado su inoperancia.

¿Por qué las personas son víctimas de este tipo de sesgo? Andrew Hafenbrack sostiene que, en muchos casos, emociones negativas como miedo, ansiedad, incluso sentimiento de culpa o preocupación por las decisiones que se han tomado en el pasado, juegan en nuestro subconsciente un papel importantísimo en el proceso de toma de decisiones.

Estamos influenciados por aquellas decisiones, que con acierto o no, se han tomado en el pasado, pero que siguen condicionando nuestro mecanismo mental decisorio. Por ello, en los estudios de los investigadores, se probó que una reducción en el impacto de la negatividad que producen estos condicionantes, es importante para reconvertirlo en un mecanismo positivo mediante la meditación, para prestar una debida atención al proceso de toma de decisiones.

La prueba empírica se basó en la utilización de la meditación como metodología consciente, es decir, que todos los sentidos estuvieran puestos en la acción de meditar. El siguiente paso fue evaluar si a las personas que practicaron esta meditación consciente les influyó, y en qué intensidad, en el comportamientos del tipo coste hundido a través de una variedad de escenarios de negocio. Se concluyó que la influencia positiva para neutralizar el sesgo, se cumplía en las personas que habían superado las pruebas de meditación.

Para recopilar evidencia adicional de que se trataba efectivamente de la atención plena que dio lugar a esta investigación, se tuvo en cuenta un grupo distinto de participantes y se solicitó que se sometiesen a un breve ejercicio de meditación de 15 minutos, haciendo que la mente pasara del presente al pasado y de éste al futuro, para luego pedirles que respondieran a los nuevos escenarios de negocios que se les presentaban.

Uno de los escenarios, presentaba a una compañía de impresión que se había gastado 200.000 dólares en una nueva máquina de impresión a medida, sólo para encontrar que su competidor en quiebra estaba ofreciendo vender una mejor por sólo 10.000 dólares. La decisión de comprarlo indicó que el participante había superado el sesgo coste hundido.

Otro escenario implicaba un presidente de la compañía de aviación que había comprometido 10 millones de dólares para el desarrollo de un avión que no podía ser detectado por radar. Después de haber invertido 9 millones dólares, se tuvieron noticias de un producto rival con un mejor rendimiento y menor coste. La decisión de seguir financiando el proyecto a pesar de los nuevos datos, indica que el participante había sucumbido a la tendencia coste hundido.

Los resultados fueron bastante notables. Con sólo 15 minutos de atención plena a través de la meditación llevada a la práctica, se incrementó significativamente la población de los individuos de la prueba de superar el coste hundido, siendo por ejemplo en el caso del avión, el 53% de los meditadores los que decidieron cancelar el proyecto (la elección racional) en comparación con sólo el 29% de los no meditadores.

Estos estudios han demostrado que el comportamiento de los meditadores se debió a un menor enfoque en el futuro y el pasado, que a su vez disminuye su efecto negativo, es decir, que estaban menos estresados o ansiosos. Esto se correlaciona con el hecho de que las personas reportan una mayor felicidad cuando se centran en el momento presente y no en el pasado o el futuro.

El hecho de que sólo unos minutos de meditación pueden afectar de manera tan considerable las decisiones que se toman por los responsables de una organización, debería hacernos reflexionar sobre cómo estipular las nuevas pautas para el proceso análisis, diagnóstico, decisión e implementación de las acciones.

Los investigadores han demostrado que todo esto es compatible, con la creciente evidencia de que el trabajo mejora cuando las personas se les permite hacer pausas significativas. Esto tiene relación directa con la fatiga física y mental, y con ambientes cargados de tensión, que alimentan el estrés y la insatisfacción.

Los investigadores en la actualidad se centran en los efectos que la meditación tiene en la fijación de objetivos. Sus primeros resultados indican curiosamente que para esta actividad en particular, la atención plena puede ser más un obstáculo que una ayuda. Pero esta apreciación seguramente irá reforzándose en sentido contrario, lo que significaría que tener la mente vacía de ataduras emocionales negativas ayuda de manera decisiva a fijar metas y establecer estrategias.

Shares

, , , , , ,

Los comentarios están deshabilitados.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This