La creatividad inteligente, símbolo de fortaleza personal

Está en las raíces de la felicacia. Además de ser la base para la innovación, la creatividad es una fortaleza personal cuya práctica deriva en una mayor felicidad y satisfacción con la vida. Es incompatible con el estrés, por lo que es signo de bienestar emocional y salud mental. Se ha demostrado que las emociones positivas facilitan la creatividad, que ayuda a aprovechar las oportunidades que se nos presentan y encontrar nuevas soluciones a los problemas. Con ello se generan nuevos sentimientos positivos en una espiral ascendente de bienestar emocional.

Las personas creativas se caracterizan por una serie de actitudes:

  • Alta tolerancia a la ambigüedad y la incertidumbre.
  • Flexibilidad para adaptarse a los cambios.
  • Curiosidad para explorar lo que les rodea.
  • Visión para adelantarse al mercado y vislumbrar oportunidades donde los demás sólo ven problemas.
  • Sensibilidad para captar las necesidades de los clientes y del mercado.
  • Valentía para asumir riesgos calculados, afrontar las críticas y resistir las presiones de conformidad.
  • Independencia de criterio para cuestionar los límites y los paradigmas establecidos.
  • Autonomía y proactividad para tomar sus propias decisiones y llevar adelante sus iniciativas.
  • Autoconfianza para asumir retos difíciles y confiar en su capacidad para lograr el éxito.
  • Optimismo y espíritu positivo para establecer y perseguir sueños y aspiraciones elevadas para un mundo mejor.
  • Pasión, compromiso y sentido de misión para involucrarse y dedicar esfuerzo para alcanzar sus ideales.
  • Tolerancia a la frustración y perseverancia para saltar los obstáculos que se les presentan y persistir a pesar de los fracasos.
  • Amor por el aprendizaje para cuestionar y enriquecer los propios modelos mentales, explorar, experimentar y obtener nuevos descubrimientos a partir de la experiencia y el método de ensayo y error.
  • Espíritu de cooperación para tejer redes de relaciones, compartir conocimiento y construir soluciones conjuntas.

Todos, en mayor o menor medida, poseemos algunas de estas actitudes o podemos desarrollarlas. Mi libro ‘Creatividad Inteligente’ incluye el acceso a una web donde, entre otras herramientas, el lector puede completar un cuestionario con el fin de autoevaluar sus rasgos de personalidad en relación con el perfil de actitudes de las personas creativas.

Una vez identificadas las actitudes que frenan su creatividad, puede elaborar un Plan de Desarrollo para sus áreas de mejora respecto al perfil.

Creatividad inteligente

Estas son algunas ideas sobre acciones que se pueden poner en práctica para desarrollar actitudes más favorecedoras para la creatividad:

  • Asumir un riesgo al día.
  • Dejar entre paréntesis las reglas y los pensamientos aceptados.
  • Evitar posturas rígidas a la hora de resolver los problemas.
  • Abordar las situaciones problemáticas desde una perspectiva lúdica.
  • Aumentar la tolerancia, deshacerse de prejuicios.
  • Desarrollar la curiosidad. Buscar fuentes de inspiración. Lee biografías de personajes históricos, explora en Internet y redes sociales, rodéate de personas creativas, lee libros de campos no relacionados con tu trabajo, involúcrate en experiencias nuevas…

Artículo realizado por Beatriz Valderrama, directora de Alta Capacidad y autora, entre otros libros, de ‘Creatividad Inteligente’.

Shares

, , ,

Los comentarios están deshabilitados.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This