Hay dos momentos importantes en la vida: el día que nacemos y el día en que descubrimos por qué (Boniface Mwangi)

Boniface Mwangi (1983) es un reportero gráfico keniata y un famoso activista político muy involucrado en los movimientos sociales a través de su iniciativa Team Courage. Mediante esta organización pretende inculcar un sentido de esperanza y confianza en uno mismo, que afecta a una generación de jóvenes que son creadores de cambios, al permitir a los ciudadanos tomar acciones audaces y efectivas en la construcción de una nueva Kenia. Es conocido por sus imágenes de la violencia post-electoral que afectó a Kenia en 2007-2008.

Se pregunta a modo de explicación ¿por qué estoy compitiendo?, en referencia clara al sentido de su lucha. Y dice que lo hace por la sede parlamentaria de la circunscripción a la cual pertenece, porque quiere llevar la lucha de las calles a las cámaras donde se toman las decisiones. “Quiero ser el eco de la voz de la gente en espacios donde han sido ignorados durante demasiado tiempo. He desafiado implacablemente al establishment por su gobierno fallido. Ahora quiero seguir con la lucha desde el interior”.

Es consciente que si bien las movilizaciones tuvieron un sentido, ahora hay que darle forma legal e institucional para que vayan siendo corresponsables, tanto la clase política como la ciudadana en una nueva Kenia.

A veces, nos vemos obligados a indagar en la vida de personas que desconocíamos hasta hace poco tiempo, pero que desde una perspectiva global y humanista, están siendo relevantes no sólo para sus sociedades, sino para la Comunidad Internacional, que cada vez necesita que se impongan más límites a los abusos de una cantidad de situaciones que siguen vulnerando los derechos humanos. Más legalidad y más justicia.

De estas personalidades son las que debemos alimentar el espíritu, porque los desafíos son lo que hacen nuestra existencia más interesante, al mismo tiempo que cuando los superamos, nuestra vida cobra el máximo sentido. Lo que se llama en liderazgo el sentido de propósito, en la vida del común de los mortales, es tener una meta y luchar por ella. La gran mayoría de las personas no están organizando movimientos sociales como Mwangi, pero sí tienen un gran sentido de propósito para llevar adelante sus familias y darles la educación a sus hijos en momentos que no son nada fáciles.

Haruki Murakami (1949) es un escritor y traductor japonés, autor de novelas y relatos, habiendo recibido diversos premios, aunque destaca por el Franz Kafka. Su percepción del mundo nos fascina, por ejemplo con algunos pensamientos como: “y una vez que la tormenta termine, no recordarás cómo lo has logrado, cómo has sobrevivido. Ni siquiera estarás seguro si realmente la tormenta ha terminado. Pero una cosa sí es segura: cuando salgas de ella no serás la misma persona que había entrado. De eso se trata esta tormenta”. Ir en pos de nuestros sueños, alcanzar algunos de los objetivos que nos hemos impuesto, con un alto grado de probabilidad nos hará transitar en medio de tormentas…a veces huracanes, pero como señala Murakami, al llegar la calma ya no seremos la misma persona. Se habrá producido un cambio. Cada individuo tiene una montaña particular que vencer en su vida. Pero no todos reaccionamos igual de cara al futuro una vez coronadas nuestras metas o superados nuestros obstáculos.

Orison Sweet Marden(1848–1924) fue un escritor estadounidense que escribió acerca de lograr el éxito en la vida y fundó la revista Success en 1897. Sus escritos discuten principios y virtudes de sentido común que hacen una vida bien equilibrada y exitosa. Cuando afirma que “ningún hombre será vencido hasta que su esperanza sea aniquilada y su confianza haya desaparecido. Mientras enfrente la vida con optimismo sintiéndose triunfador, no será un fracaso; no será vencido hasta que le dé la espalda a la vida”, impregna de una especial heroicidad a los sucesos ordinarios a los que nos enfrentamos a diario.

¡No hay peor sentimiento que el de fracaso! Éste no es tan importante cuando nos equivocamos porque aún podemos corregir o rectificar, sino cuando tenemos miedo, eludimos la responsabilidad, no enfrentándonos al real problema que tenemos delante… en definitiva… huimos hacia un espacio incierto en el que tendremos que convivir de manera casi deshonrosa con nuestros miedos, porque le hemos dado la espalda a la vida.

Al igual que el atleta que se enfrenta a la competición final en unos Juegos Olímpicos, pero le invade la duda y el miedo, que le provoca una ansiedad y nerviosismo que finalmente no le permiten cruzar la línea en primera posición, toda persona tiene una oportunidad en la medida que como dice Marden, no se dé la espalda a sí mismo, sintiendo la derrota antes de producirse porque no tiene ese día o durante ese tiempo, el coraje ni tampoco la fuerza moral para vencer. Nuestro principal enemigo no está puertas afuera, sino en nuestro interior, siendo a veces muy difícil derrotarlo.

Boniface Mwangi nunca ha dado la espalda a su gente y ¿por qué ha podido lograr el éxito en sus movilizaciones y que fueran escuchadas? Porque no es que no tuviese miedo…porque sí que lo tenía al saber de lo que era capaz la clase dirigente que tenía el poder y la opresión en sus manos. Lo que hacía -como todos los líderes que se enfrentan a situaciones de injusticia y violencia-, era administrarlo (el miedo seguía en el cuerpo) pero sus principios e ideales tenían mucha más fuerza que todos los temores que debía neutralizar.

Cuando Mwangi afirma que es esencial darnos cuenta el día en qué descubrimos por qué hemos nacido, es el momento en que nuestro espíritu está siendo el motor que nos da la fuerza para impulsar aquellos cambios que creemos tenemos que hacer, tanto en nosotros mismos, como colaborando o siendo parte muy activa para que también suceda en nuestro entorno.

De esta manera tiene sentido la responsabilidad social corporativa de las organizaciones, la responsabilidad política de los que tienen el poder, la responsabilidad a secas que cada persona tiene que tener para que entre todos, nos hagamos la vida un poco más fácil y llevadera. Es el día en que como Mwangi dice, sabremos por fin cuál es nuestro sentido de propósito.

José Luis Zunni, director de ecofin.es y vicepresidente de Foro ECOFIN

(Artículo publicado en Media-tics)

Shares

, , ,

Los comentarios están deshabilitados.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This