El fracaso es necesario para el triunfo

Que la vida de cualquier persona está llena de fracasos es un hecho indiscutible, estadístico. Solo los necios se creen que nunca han fracasado. Lea la biografía de cualquier gran hombre o  mujer y verá que también está formada por  fracasos.

Así pues, es muy lógico preguntarse cómo no dejarse vencer  por esa situación. ¿Qué  es  lo que diferencia a las personas de éxito? ¿Qué hacen para conseguir su éxito?

La respuesta es muy simple. Solo hay una diferencia: el modo en el que las personas reaccionan ante el fracaso.

Frente el fracaso hay dos tipos de actitudes: la de aquellas personas que lo niegan y las que echan la culpa del mismo a terceros. En este caso no hay aprendizaje posible, porque estas personas no han superado la fase emocional que todo fracaso conlleva. A este lo llamamos fracaso completo.

Otras personas, una vez superada la emotividad inicial, tratan de entender el contexto. Analizar su actuación personal en la situación de que se trate así como qué aprendizajes extraer para un futuro. Esta es la esencia de la auténtica experiencia en la vida. A esto es a lo que llamo fracaso positivo.

Como escribía John C. Maxwell (un gurú en este campo) la diferencia que hace sobresaliente a un triunfador es que sabe convertir el fracaso en un paso más en su camino hacia el éxito.

accuracy-1869482_1280

Para recorrer esta senda del fracaso completo al positivo, lo que se debe tener en cuenta son estos tres puntos:

  1. Usted es la única persona que puede realmente decidir que ha fracasado. Debe fijar sus metas y, por lo tanto, solo usted debe de saber en qué fracasó. Olvídese de opiniones ajenas, y a veces interesadas. Ello exige que previamente haya definido lo que es fracaso y éxito para usted. Mucha gente no lo hace y por ello vive sin un rumbo definido en la vida, simplemente se dejan llevar por los acontecimientos.
  2. Elimine el yo de sus fracasos. Disócielo de su persona. Es decir, no los personalice porque ello no le conducirá a nada salvo a la culpa y frustración personal que no arreglan nada. El fracaso es parte del intentar cosas nuevas. Es parte del ser humano.
  3. Acepte su responsabilidad y actué. No adopte una postura pasiva sino proactiva para retomar su camino hacia sus objetivos a largo plazo. Reflexione serenamente y ponga en valor todo aquello que ha aprendido en esa experiencia. ¿ Qué haría de otro modo ahora?

Además de definir lo que es su éxito, debería prepararse para poder alcanzarlo. Sin preparación no hay éxito posible, solo un golpe de fortuna. Preparación continua, insisto. Recuerde que los atletas se entrenan el 90% de su tiempo y compiten durante solo un 10% del mismo.

En proyectos empresariales, las estadísticas en Estados Unidos nos dicen que para que un proyecto triunfe ha habido previamente un promedio de fracasos de 3,8%. Este dato nos indica claramente que el triunfo requiere de algunas cualidades bien desarrolladas en las personas.

La psicóloga americana Ángela Lee Duckworth ha investigado en profundidad los factores capaces de predecir el éxito futuro de una persona en distintos campos de la actividad humana (negocios, escolar, militar, deportivo etc.).

En sus estudios concluyó que solo hay un factor que lo predice con exactitud y que marca la diferencia entre las personas que tienen éxito y el resto. Este factor no es el origen familiar ni el nivel económico, ni siquiera el coeficiente intelectual, sino un elemento de nuestro carácter, de nuestra conducta, que se denomina GRIT y que se traduce como “la perseverancia y la pasión por conseguir las metas  a largo plazo”.  Como ella dice, el éxito no es un sprint, sino un maratón. Tener GRIT marca la diferencia, ya que es la cualidad que permite a las personas en su vida y en la empresa convertir sus fracasos en positivos y le permiten alcanzar el éxito.

Artículo escrito por Miguel Fernández-Rañada de la Gándara. 

Autor del libro ‘El testamento de Beethoven: una historia sobre el fracaso y el éxito en la vida y en la empresa’, (Ed. Kolima)

 

Shares

, , , ,

Los comentarios están deshabilitados.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This