Cómo tener éxito y ser feliz, según Warren Buffett

Artículo coordinado por: José Luis Zunni, director de ecofin.es, en colaboración con Salvador Molina,  presidente de Foro ECOFIN,  y Eduardo Rebollada Casado, miembro del blog ECOFIN Management & Leadership.

Nadie dijo que de Wall Street pudiéramos sacar lecciones y redactar un decálogo de Moral; pero desde luego que sí, a la hora de construir un recetario del éxito profesional e, incluso, de una felicidad mundana basada en la autoestima, el bienestar y los buenos hábitos. Pero no anticipemos conclusiones y centremos el primer tiro en quién dice qué.

Que Warren Buffett aconseje sobre cómo emprender el camino del éxito y la felicidad, no debe considerarse extraño; ya que además de ser uno de los mayores inversores del mundo, amigo de Bill Gates y una de las cinco personas más ricas del mundo, es un ejemplo a seguir para miles de empresarios, decenas de miles de inversores y centenares de miles de directivos de todo el mundo.

Warren Buffett

Warren Buffett

Es conocido por todos el compromiso de Buffett con el valor de la inversión en términos económicos y con sus consecuencias sociales, razón por la cual sus conferencias, entrevistas y declaraciones son siempre muy valoradas.

En los últimos tiempos, Buffett ha destacado en diferentes foros, que en lo que hay que invertir tanto como sea posible, es en algo al que toda persona tiene acceso y en lo que nunca podremos invertir demasiado, en nosotros mismos. Ahora bien, sostiene que el éxito y la felicidad estarán marcados por mantener un equilibrio saludable en tres planos diferentes:

– Mente: leer un libro (incluso si es sólo una página al día), leer el periódico, aportar ideas.

– Cuerpo: el ejercicio (incluso si es sólo durante pocos minutos), comer sano, tener una dieta equilibrada, beber mucha agua, dormir y descansar lo suficiente.

– Espíritu: rezar (no importa si se es religioso o no) hay que aprender a meditar y reflexionar.

Buffett resume muy bien y de manera directa su filosofía de vida, la que le ha encumbrado desde hace muchos años al éxito: “Sólo tiene que hacer muy pocas cosas bien en su vida, siempre y cuando usted no haga demasiadas cosas mal.”

Los consejos de Warren Buffett:

1º) Invertir en desarrollar nuestro talento

Es la mejor cosa que se puede hacer. Buffett cree firmemente que lo más importante para una persona es mejorar sus propios talentos. Y esto se logra con educación y formación, mejorando una habilidad que ya tiene o aprender una nueva, o también tomar la iniciativa de crear una empresa.

2º) Cambiar los malos hábitos tan pronto como sea posible

Buffett piensa que los hábitos pueden construir o destruir a una persona. Cada vez que afloran estos patrones de conducta, habitualmente las personas quedan atrapadas en ellos, porque cuesta erradicar los negativos, especialmente aquellos que son de tipo autodestructivos. ¿Cuál es la llave para salir de esta situación? Las personas más jóvenes a las que Buffett habitualmente se dirige en sus conferencias universitarias, le dice que son los que tienen más facilidad para eliminar de raíz dichos malos hábitos, porque es mucho más fácil a edades tempranas que a su edad, ya que uno se ha acostumbrado de manera casi inconsciente.

Su pensamiento al respecto es demoledor: “Las cadenas del hábito son demasiado claras para notarse hasta que son demasiado pesadas para poder romperse.” Si como se diría coloquialmente, “es una verdad como un templo”, la buena noticia es que no hay que desesperarse, porque con fuerza de voluntad y comprendiendo la necesidad de cambiar el mal hábito que lo único que hace es generar energías negativas, puede hacerse en cualquier momento de la vida. Lo que Buffett nos enseña, es que cuánto antes pueda ejercerse esta voluntad mejor y menos traumático será.

3º) Conocer nuestras fortalezas y debilidades; admitir gustos y disgustos.

Inició su negocio de inversión en 1956, cuando siete personas querían invertir su dinero, aunque Buffett admitió que en ese momento no tenía ningún tipo de plan. Dejó que el mercado que para él en ese momento representaban estos siete clientes, hablasen sobre su trayectoria profesional, lo que le llevaría a comprender cuáles eran sus puntos fuertes. En cuanto a cuál era la mayor debilidad de sus nuevos clientes, se dio cuenta inmediatamente que era la incapacidad para aguantar la burocracia y la ineficiencia. Captó la idea desde muy joven, de lo que era dar un servicio que otros no ofrecían, haciéndolo bien y generando confianza.

Utilizar ese conocimiento para aprovechar las cosas que una persona hace bien, evitando los riesgos de hacer o siquiera pensar, en aquellas cosas en las que se siente más débil e inseguro. El acepta que una persona no pueda ser experta en todo, pero sabiendo perfectamente cuál es el perímetro que delimita ese saber hacer y lo que no sabe, para no cometer errores en la elección de las prioridades.

4º) No se tome a sí mismo  demasiado en serio. Aunque sí demuestre seriedad en todas sus acciones.

Respecto a la decisión que tomó su socio Charlie Munger de donar 30 mil millones de dólares en acciones a la Fundación Gates, Buffett se refirió a él de manera irónica, diciendo “al fin ha tenido una buena idea. Me ha costado 40 años que la tenga. No creo que vuelva a tener otra”.

Pero su sentido del humor no le deja bromear acerca del dinero, porque “la primera regla es no perder y la segunda es no olvidar la primera regla.”

5º) Tratar el dinero como una herramienta, no un billete a la inmortalidad.

Su convencimiento de que el dinero es un instrumento y no un fin en sí mismo, ha sido una y otra vez visto y leído en todo tipo de entrevistas, declaraciones y participación en diferentes eventos. Cree que lo más importante son las consecuencias de las donaciones (los resultados de la asignación de determinadas ayudas) y no el valor inmaterial que una placa le otorga en reconocimiento, lo que Buffett deplora que es el ego personal.

6º) Centrarse en los fundamentos. Practique con la disciplina de un maestro.

Si tuviera la opción de ir a alguna escuela de negocios durante un par de años o ser aprendiz de ella durante un par de meses, que serían un par de meses difíciles, es seguro que Buffett elegiría la última opción, porque le gusta ir a la esencia de las cosas, que sean simples, se entiendan y les pueda sacar utilidad. Buffett no cree en nada que no sea útil a la persona y la sociedad.

7º) No arriesgar algo que Ud. tiene y necesita por algo que no es necesario

Buffett explica con frecuencia, que él ha visto tanto a organizaciones como a personas, asumir grandes riesgos por codicia, cuando deberían haberse contenido de realizar determinadas acciones.

Con toda claridad lo expone así: “Si se arriesga a algo que es importante para Ud. por algo que en realidad no lo es, simplemente no tiene sentido”.  El riesgo es demasiado grande.

8º) Poner los miedos boca a bajo

El coraje de Buffett se le supone, pero es que además lo transmite. Es de aquellos líderes que animan a su equipo a no dejar que el miedo le impida hacer las cosas, especialmente aquellas que se sabe se deben hacer para tener éxito.

9º) Nunca despreciar o ignorar una oportunidad

Aunque gran parte de su filosofía de vida y todos los consejos que emanan de ella pertenecen a un forma de vida conservadora, Buffett es de aquellos líderes que se pone de mal humor si se da cuenta que se están desperdiciando oportunidades de negocio. Llegó a decir en un acto de graduación universitaria, que las grandes oportunidades en la vida tienen que ser incautadas, dando a entender que las personas en términos generales no hacen muchas cosas, pero que cuando se tiene la oportunidad de hacer algo importante, hay que tener la determinación de hacerlo. Cree que incluso hacerlo en pequeña escala, por eso de los temores, es un error casi tan grande como no hacer nada.

 Se podría concluir el pensamiento del mago de Wall Street con aquella frase de que “el mundo es de los valientes, ningún cobarde ha hecho Historia”.

Shares

, , , , , , ,

Los comentarios están deshabilitados.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This