Pymes dignas de estudio

El Instituto de Crédito Oficial (ICO) y su Fundación han detectado la necesidad de disponer de datos estadísticos actualizados sobre las pymes y la actividad crediticia de las entidades bancarias. Por ello creó el pasado año la cátedra Fundación ICO de Financiación Pyme junto con la Universidad de Alcalá de Henares. Mónica de Linos, directora de la Fundación nos da más detalles acerca de esta iniciativa.

Mónica de Linos,  directora Fundación ICO

Mónica de Linos, directora Fundación ICO.

¿Cómo surge la idea de crear esta cátedra?

La idea surgió principalmente del Servicio de Estudios del ICO, que detectó que había una falta importante de información en torno a las pymes en España. No había una base de datos realmente completa de la cual se pudieran obtener conclusiones. Lo que se hizo entonces, con la colaboración del Servicio de Estudios de la Fundación ICO, fue convocar un concurso para que distintas universidades y escuelas de negocio presentaran proyectos para desarrollar esa cátedra. Obtuvimos cinco ofertas, todas ellas muy buenas. La que obtuvo mejor puntuación fue la Universidad de Alcalá de Henares, con el catedrático Antonio García Tabuenca. Presentaron un proyecto muy completo y además en el equipo de investigación había un investigador de la Fundación de Estudios Financieros y otro de la Universidad de Murcia. Les adjudicamos la cátedra y desde entonces estamos trabajando muy activamente.

¿En qué consiste la cátedra? ¿Cuál es su objetivo?

Es objetivo esencial, como el de todas las cátedras es la investigación. Pero podríamos desglosarlo en tres:

La creación de un Observatorio de las pymes, utilizando tanto bases de datos ya existentes, combinándolas entre sí, como una serie de encuestas a bancos, servicios centrales y oficinas, y a una muestra muy amplia de empresarios y diversas instituciones.

Desarrollo de una investigación a raíz de ese observatorio que sirva para realizar recomendaciones. Se observan los datos recopilados y a partir de ahí se lleva a cabo una investigación y se sacan conclusiones y recomendaciones. Esto sirve para diseñar las diferentes políticas económicas, en general, y al ICO, en particular, para diseñar sus productos de financiación a las pymes.

Por último, la difusión de todos esos resultados, tanto de la investigación como de las recomendaciones, a través de la creación de cuadernos, de una página web y de jornadas, como la primera que celebramos poco antes de la concesión de este premio.

¿A qué conclusiones han llegado después de estas investigaciones?

Aún estamos en un momento muy temprano. Está prevista la creación de ocho cuadernos de investigación y sólo hemos publicado los dos primeros. Tenemos el tercero terminado pero aún no se ha publicado y el cuarto está ya casi terminado. Estamos, como quien dice, empezando. Las encuestas se han lanzado pero todavía no se han recibido todas las respuestas. Por lo tanto, todavía es un poco pronto para hablar de resultados de la investigación. El primer cuaderno se realizó con la intención de tener una idea de la situación en la que se encuentran las pymes en España en comparación con otros países. El segundo era en torno a qué factores han favorecido la internacionalización de las pymes en el período de crisis. La conclusión fue que las empresas que, previamente, estaban menos endeudadas han salido más al exterior.

¿Con qué alternativas de financiación bancaria o no bancaria contamos?

El primer cuaderno sí que habla de la excesiva bancarización, pero es un tema que se sabe ya. Incluso hay recomendaciones de la Unión Europea respecto a la excesiva dependencia de las empresas españolas del crédito bancario para crecer y financiarse. Por este motivo el ICO creó el FOND-ICO Global con 1.200 millones que, por convocatorias públicas, coinvierte con otros fondos de capital riesgo en operaciones. Es, por decirlo de otro modo, un fondo de fondos.

¿Qué ha supuesto para ustedes recibir este premio?

Estamos muy satisfechos de haberlo recibido. Para nosotros ha sido muy gratificante que al poco tiempo de sacar la cátedra nos hayan concedido este premio. El contrato de la cátedra finaliza el próximo año porque era de plazo fijo de dos años, pero con este tipo de premios podemos dar argumentos para continuar con él. Estamos muy agradecidos y muy contentos.

¿Qué retos se plantean de ahora en adelante?

Seguir trabajando en la cátedra, sacando los cuadernos y difundir los resultados lo más que podamos. Y por otra parte, seguir trabajando en la Fundación ICO en torno al área de estudios y publicaciones –una de las áreas que más se ha impulsado en los últimos años- para incrementar el conocimiento en el área de la financiación.

Shares

, , , , ,

Los comentarios están deshabilitados.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This