Fracasa el registro del crowdfunding en España

Elvira Rodríguez, presidenta de la Comisión Nacional del Mercados de Valores (CNMV), está ante un cambio de ciclo en el organismo regulador pendiente del 26J y de los cambios en Moncloa. Pero quizá deje en su debe la regulación eficiente de las plataformas de financiación participativa, más conocidas como crowdfunding (capital) y crowdlending (financiación).

Le preguntamos sobre si será un éxito o un fracaso esta regulación delegada a la CNMV a partir de la ley de financiación alternativa de abril del pasado año 2015 y que fijaba varios rubicones a finales de noviembre pasado y en julio de este año 2016.

No responde Elvira Rodríguez directamente, pero se queja de falta de medios y de que quizá la CNMV asume una función que hubiera encajado mejor en el Banco de España u otro organismo supervisor, porque en CNMV no tienen medios suficientes para su control y registro, pero sobre todo para la tarea de supervisión que comience a partir de julio de 2016, cuando se cierre el proceso legal de registro de las plataformas ya existentes o las nuevas que se creen.

“¿Qué hacemos con las plataformas de financiación participativa que ya estaban operando y que aún no han sido registradas?  Lo decidiremos en julio” -confirma la presidenta de CNMV-, porque hay muchos problemas en su opinión.

image

Pidieron información para su registro 30 plataformas, pero a día de hoy sólo hay 6 autorizadas; “pero hay otras 19 que van por buen camino”, afirma la presidenta de CNMV. La verdad es que después de más de un año en el proceso de registro, hay 19 expedientes pendientes de autorización para decidir en tan solo 15 días, antes de que llegue el 1 de julio. ¿Por qué tanto atracón para el esprín final?

“El problema es que no tenemos personal suficiente para regular este asunto que quizá estuvieran mejor bajo el control de otros organismos”, dice Elvira Rodríguez mirando al subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy, presente en la sala del Palacio de la Magdalena, sede del curso de la APIE.

CNMV hizo una guía para explicar los procedimientos y ayudar a homogeneizar la aportación de información de las plataformas para agilizar los procesos; pero no ha sido sencillo el camino.

Otro problema importante son las plataformas con medios de pagos híbridas, en las que no son entidades registradas en Banco de España como medios de pago, pero donde tampoco van exclusivamente por fuera de la plataforma, adjudicando los ingresos y pagos de fondos a entidades terceras ya reguladas por Banco de España u organismos reguladores de otros países de la Eurozona.

Con tono negativo dice la presidenta de la CNMV que quizá el modelo de financiación participativa (crowdfunding y crowdlending) no sea una alternativa que fracase en España, aunque es un mecanismo complejo porque supone invertir buscando ‘unicornios’, pero que mayoritariamente no se encontrarán esos chollos y, por ello, la norma limita los importes a invertir, porque suponen un alto riesgo.

En cualquier caso, habrá que esperar unas semanas para hacer este balance final del mundo FinTech y, muy especialmente, del experimento de encargar a la CNMV para que registre, asesore, supervise y regule estas plataformas de financiación participativa.

Salvador Molina, presidente de Foro ECOFIN.

image

Shares

, , , , , , , ,

Los comentarios están deshabilitados.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This