El control del fraude interno como ventaja competitiva

El fraude interno afecta a todas las empresas y puede llegar a tener consecuencias muy negativas. Se trata de un gasto oculto que existe en la mayoría de empresas y puede llegar a suponer un aumento de los costes importante, por lo que llegar a controlarlo puede representar una buena ventaja competitiva para mejorar las cifras de negocio de la empresa.

Captio ha analizado más de 1,3 millones de gastos reportados de 130 empresas europeas y ha realizado un informe que ahonda en los casos de fraude en los desplazamientos corporativos. El documento señala que el 92% de las empresas gestionan gastos de viaje de forma habitual.

El fraude en la empresa puede existir por múltiples motivos, como por ejemplo:

  • Regulación o marco normativo interno deficiente (políticas de gastos, código ético, código de conducta…)
  • Falta de controles internos
  • Trabajadores desmotivados, disconformes, etc.
  • Remuneraciones bajas, políticas de reembolsos de gastos que no se ajustan a la realidad
  • Rotación de personal muy alta o muy baja Gestión de la documentación y del archivo inadecuada
  • Existencia de efectivo, pagarés u otros tipos de activos fáciles de liquidar

Además, hay que ser consciente que los casos de irregularidades en la gestión de los gastos que no se detecten tendrán tendencia a repetirse, por la falta de consecuencias. Y en ciertas ocasiones, los que sí sean descubiertos evolucionarán y se adaptarán para intentar sortear controles y demás. Por eso, los mecanismos de prevención y detección también deben evolucionar, ser revisados periódicamente, para lograr un control más firme y minimizar los casos de fraude en la empresa.

Estas condiciones pueden provocar situaciones propicias a la aparición de casos de fraude interno de varios tipos o categorías, que se pueden clasificar de varias formas, por ejemplo:

  • Intercepción: efectuar cobros antes de su registro
  • Sustracción: efectuar cobros después de su registro
  • Desviación: desviar un desembolso legítimo hacia otro destino
  • Distorsión: modificar los estados financieros, ya sea para ocultar otros fraudes o por querer inducir al engaño por algún motivo
  • Desfalco: apropiarse de valores o fondos que se tenía a cargo en razón de la posición en la empresa.
Shares

, , ,

Los comentarios están deshabilitados.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This