Banco de España está estudiando el fenómeno FinTech

“Sería un disparate somerter a las FinTech a los mismos requisitos que las entidades bancarias”, reconoce Fernando Restoy, subgobernador del Banco de España. La explicación es que las entidades bancarias son entidades de depósito y entidades con una alta carga de intermediación que hay que regular para defender los intereses de los clientes; cuestiones que habitualmente no se asocian al grupo FinTech.

“Los reguladores y supervisores, por nuestra parte, deberíamos encontrar el equilibrio entre facilitar el avance técnico, apoyar el desarrollo de nuevos productos y servicios y asegurar la adecuada protección del cliente y de la estabilidad financiera”, asevera Fernando Restoy como subgobernador del regulador y supervisor español.

image

“Queda mucho que aprender de las FinTech y también su implicación sobre los intereses públicos que los reguladores tenemos que defender”, explica el subgobernador.

Y en ese desconocimiento y falta de capacidad de reacción, Banco de España se escuda en que “ahora estamos en fase de estudio a nivel español e internacional para plantear una propuesta regulatoria común”, explicó en el curso de verano de la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) en la UIMP.

Brecha digital RegTech en Londres

Mientras tanto, el gobierno del Reino Unido y el Banco de Inglaterra aumentan la brecha regulatoria FinTech apoyando el emprendimiento y la innovación a la que tutelan con supervisión, pero sin matar la semilla creadora antes de iniciarse por falta de regulación de la actividad o por desconocimiento del regulador que prefiere primero aprender, antes de conceder, como parece ser el caso español.

De esta forma, Londres está ejerciendo un efecto llamada a centenares de emprendimientos FinTech que marchan allí desde España y otros países de la Eurozona en tiempos de tormentas Brexit. Una brecha digital FinTech que en algún momento tendrá que restañar el ejecutivo o el regulador español.

A favor de la banca vs. FinTech

Banco de España toma partido en favor de las entidades bancarias cuando explica que las FinTech no son una amenaza para el sector tradicional: “Los bancos mantienen ventajas en materia de experiencia, implantación en el mercado y capacidad para ofrecer paquetes completos de servicios transaccionales y de intermediación que les debe ayudar a afrontar una competencia que, eso sí, será cada vez más intensa”.

Abundando en ejemplos concretos, Fernando Restoy señala: “Por ejemplo, los bancos están mostrando una elevada capacidad para desarrollar servicios de pagos inmediatos. Asimismo, algunos de ellos podrían estar situados en buena posición para desarrollar facilidades de préstamo directo (P2P) compitiendo con los nuevos operadores no bancarios (por ejemplo, crowdfunding)”.

Salvador Molina, presidente de Foro ECOFIN.

Shares

, , , , , , , , , ,

Los comentarios están deshabilitados.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This