Antoni Cañete (PIMEC): “No podemos seguir con la austeridad”

 

Antoni Cañete, secretario general de PIMEC y miembro del Foro ECOFIN, fue designado presidente de la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad (PMcM) a mediados de enero. Es ingeniero electrónico industrial (UPC) y profesor titular de ciclos formativos de grado medio y superior (en excedencia). Además, es consejero de FIRMAPROFESIONAL, servicios de certificación privada de España; consejero de PIME Mediación, portavoz y vocal nacional de la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad. Cañete también es miembro del Consell Rector d’ACC10, agencia de apoyo para la competitividad de la empresa catalana experta en innovación y internacionalización, adscrita al Departamento de Innovación, Universidades y Empresa de la Generalitat de Catalunya.

Como emprendedor y ciudadano de a pie, ¿cómo está sintiendo la situación económica actual y sus grandes males? ¿A qué reflexiones le lleva?

Claramente, pienso que muchas decisiones se han tomado tarde y muchas otras están aún pendientes de llevarse a cabo, por lo que este hecho contribuye a alargar y perpetuar la crisis. El foco exclusivo en la austeridad y el aumento de la presión fiscal, por ejemplo, junto con la sequía crediticia, no hacen más que asfixiar a las empresas e impiden la generación de empleo y riqueza.

 

Como directivo de una organización empresarial y de autónomos (PIMEC), ¿qué recomendaciones o peticiones haría al Gobierno central y al autonómico para atajar la situación actual y estimular la economía?

No podemos seguir con la austeridad. Sin embargo, cuando decimos que ésta se flexibilice, no nos referimos a volver a gastar de manera incontrolada en las administraciones. Es necesario que se rebaja la presión fiscal sobre las empresas y los ciudadanos para que, los primeros puedan volver a invertir y, los segundos, a consumir, o sea, políticas de reactivación económica. También, es importante facilitar el crédito a los empresarios y eliminar la maraña normativa que dificulta los negocios.

 

¿Qué es PIMEC y cómo le argumentaría a un empresario catalán que tiene que estar dentro de PIMEC?

PIMEC es la patronal que representa las micro, pequeñas y medianas empresas y los autónomos de Cataluña. Su vocación es defender y representar los intereses de las pymes y los autónomos. Para ello estamos presentes en todos los foros de consulta y debate de la administración autonómica, del Estado y de Europa, en los cuales nuestra labor pueda servir para que las pymes sean competitivas y tengan los recursos que necesiten para continuar siendo el motor de la economía.

Si queremos que se defiendan los intereses de las pymes, ante la administración y los ‘lobbies’ de las grandes empresas, sólo lo podremos lograr con una organización profesional y dimensionada, con muchos socios y contribuyendo todos a tomar conciencia que la suma de muchos nos hace más fuertes.

 

¿Cuál es la situación actual de la organización y cuáles son sus líneas de actuación a corto plazo?

A diferencia de otras organizaciones empresariales, al depender menos de la financiación pública, gozamos de una solvencia y solidez que nos permiten seguir trabajando para nuestros socios. A corto plazo procuraremos que se cumplan los plazos de pago establecidos en la Ley 15/2010 de Lucha contra la Morosidad, sobre todo por parte de las administraciones. También trabajaremos para que el crédito privado vuelva a fluir y nuestros empresarios puedan financiar sus proyectos y de esta manera volver a crear empleo. Asimismo, ayudamos en la internacionalización, crecimiento y competitividad, ofreciendo servicios de soporte y asesoramiento.

 

¿Cuál es su relación con la Federación ATA y qué sinergias les aporta?

En el ámbito de los autónomos, PIMEC Autónomos es la extensión de ATA en Cataluña y, como tal, actuamos con una sola voz. PIMEC Autónomos representa los intereses de los autónomos en Cataluña, del mismo modo que ATA representa a los autónomos catalanes en los organismos de ámbito nacional.

 

¿Cuál es su relación con la PMcM y qué sinergias aporta?

PIMEC es una de las organizaciones impulsoras de la Ley 15/2010 de lucha contra la morosidad y de la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad (PMcM). Esta organización, surgida como movimiento de la sociedad civil, aglutina los intereses de decenas de miles de empresarios de toda España y de todos los sectores afectados por el flagrante incumplimiento de los plazos máximos de pago fijados en aquella Ley. Por tanto, la PMcM es el vehículo que nos permite defender nuestros intereses en materia de plazos de pago en el ámbito nacional.

 

¿Por qué su nombramiento al frente de la PMcM? ¿Cuáles serán sus ejes de gobierno? ¿Con qué objetivos parte?

Mi condición de portavoz y la confianza de las organizaciones integrantes de la PMcM, han motivado este compromiso, el cual me honra. Como prioridades, a corto plazo, como le decía, queremos que la Ley 15/2010 se aplique de verdad y para ello necesitamos un régimen sancionador que penalice a los que pagan tarde, más allá del máximo que estipula la ley. Además, otro objetivo será lograr que el Gobierno cumpla su promesa electoral de que los empresarios sólo ingresarán el IVA a la Hacienda cuando lo cobren de sus clientes. En este sentido, acabamos de presentar una propuesta muy creativa e innovadora al Ministerio de Hacienda que esperamos se ponga en práctica cuanto antes.

Como ‘lobby’, ¿PMcM apuesta y cree viable un marco regulatorio que desarrolle e implemente la ley de morosidad a corto plazo? ¿Por qué?

Esta es nuestra labor, conseguir que se apruebe el régimen sancionador y se tomen otras medidas para erradicar la lacra de la morosidad.

 

Respecto al debate político en Cataluña, ¿PIMEC y la PMcM tiene opinión formada? ¿Se alinea con la opinión manifestada por la Cambra y de Fomento de seguir una vía legal sin confrontación?

Somos una organización empresarial privada y no entramos en debates políticos. Cada seis meses, sondearemos a nuestros socios sobre este tema, tal como hicimos ya en diciembre; pero no tenemos ninguna posición al respecto como institución. Nuestra labor es reclamar a los políticos que adopten las medidas que más favorezcan a los empresarios en todos los ámbitos.

 

Desde el punto de visto del fomento del emprendimiento, ¿en qué línea están trabajando y por qué?

Es evidente que es necesario crear nuevas empresas, pero también ayudar a las que están creadas. A menudo nos cegamos por el falso mito de Silicon Valley y olvidamos que cada día cierran centenares de empresarios cuyos negocios serían viables con una fiscalidad más razonable, la financiación adecuada y un marco general más favorable. Estamos por tanto al lado de los emprendedores; pero también de los que ya son empresarios y luchan por seguir adelante en estos tiempos tan difíciles.

 

Desde el punto de vista de la mujer emprendedora, autónoma y empresaria, ¿hay que estimular o facilitar, y cómo?

Por supuesto, hay que estimular y ayudar a las mujeres empresarias. En el seno de PIMEC acogemos a varias asociaciones como la Asociación de Mujeres Emprendedoras de Barcelona, ASODAME y la Fundación Internacional de la Mujer Emprendedora (FIDEM) una entidad de fomento de la emprendeduría femenina con mucha tradición en Cataluña. Necesitamos seguir creando políticas que faciliten la incorporación de la mujer a la vida activa. Déjenme recordarles, por ejemplo que se han suprimido las bonificaciones históricas para las mujeres autónomas que habían sido madres y que ahora no gozarán de ninguna ayuda.

 

Cree que hay suficiente estímulo desde la Administración al emprendimiento y, especialmente, al de la Mujer?

Como comentaba anteriormente, los estímulos son insuficientes para los emprendedores y las mujeres emprendedoras en particular.

Shares
Los comentarios están deshabilitados.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This