El 57% de los pagos de las empresas españolas durante el segundo trimestre se realizó fuera de plazo

El 43% de los pagos de las empresas españolas se ha hecho respetando las condiciones pactadas con sus proveedores en el segundo trimestre de 2013, según el Estudio sobre Comportamiento de Pagos de las Empresas Españolas realizado por INFORMA D&B, compañía del Grupo CESCE, líder en el suministro de Información Comercial, Financiera y de Marketing. Los datos vienen mejorando desde el último trimestre de 2011, cuando cayó al 38%.

INFORMA D&B ha realizado su estudio sobre los hábitos de pago de más de 360.000 empresas. De dicho análisis se desprende que de la suma de los importes de las facturas computadas, el 33% del total se paga dentro de los plazos pactados y la cifra se incrementa al 95% incluyendo las que se pagan con hasta 30 días de retraso.

nota1

Con unas condiciones promedio acordadas de 76,41 días, en el segundo trimestre de 2013, la media de las empresas para hacer efectivas las facturas ha sido de 94,82 días, cuando en el segundo trimestre del año pasado era de 102,32. Así, el plazo medio de retraso de pago sobre las condiciones pactadas se sitúa en 18,41 días, el más bajo desde que se comenzó a realizar este estudio a finales de 2010.

Estos retrasos suponen un coste directo para el conjunto del tejido empresarial de 2.261 millones de euros.

Nathalie Gianese, Directora de Estudios de Informa D&B, explica que “las empresas españolas continúan recortando los plazos de pago para ajustarse a la nueva ley de lucha contra la morosidad que entró en vigor en enero. Este ajuste es mayor en el caso de las empresas privadas con una media de días pactados de 76,56 frente a los 60 que establece la Ley. La Administración se sitúa muy lejos, con 67,79 días pactados frente a los 30 estipulados en la norma”.

Las empresas privadas han reducido los plazos de pago acordados respecto al trimestre anterior, en 0,81 días, mientras que las empresas de la Administración los han incrementado en 0,99. El plazo medio de pagos ha sido de 94,81 días para las privadas, frente a 96,50 el trimestre anterior, y de 104,34 para las públicas, similar a los 104,71 del primer trimestre del año. Además, el retraso medio a la hora de hacer efectivas sus deudas se ha visto reducido en 0,88 días para las empresas privadas, quedando en 18,25 días, mientras que en la Administración lo hizo en 1,37, hasta 36,55.

Las empresas de la Administración Pública son las que tienen una media de retraso en pagos mayor, los 36,55 días señalados, si bien se ha reducido desde el trimestre anterior. Le siguen Hostelería, con 28,57 días, Construcción, con 27,20, y Actividades Inmobiliarias con 26,96.

Por debajo de la media nacional encontramos solo cinco sectores: Intermediación financiera, 18,12, Transportes y comunicaciones, 17,88, Energía, 16,57, Industria Manufacturera, 16,22, y Comercio, 14,47.

Comparado con el mismo periodo el pasado año los sectores que más ven reducir su demora son: Actividades inmobiliarias, en 13,61 días, Administración, en 4,31, y Transportes y comunicaciones, en 3,49.

Canarias es la comunidad con mayor retraso medio

 

nota2

Todas las comunidades han pagado con retrasos inferiores a 30 días en este segundo trimestre del año y en plazos inferiores a los de hace una año. Las que peor se comportan son las Islas Canarias, 29,67 días de retraso, Andalucía, 26,25, y Murcia, 23,81. Las comunidades más cumplidoras son País Vasco, con un retraso medio de 10,78 días, Navarra, con 10,84, y Melilla, con 11,49.

Madrid supera ligeramente la media nacional, con 19,87 días, mientras que Cataluña se sitúa por debajo, con 16,20.

La diferencia entre la comunidad con peor y mejor comportamiento queda en 18,88 días, 0,55 días menos que en el mismo periodo el pasado año pero casi un día más que el trimestre anterior.

Las comunidades con mayor proporción de pagos puntuales son Aragón, 54,3%, País Vasco, 50,1%, y La Rioja, 49,95% Las que tienen una mayor proporción de pagos con retraso de más de 60 días son Canarias, 15,58% y Andalucía, 14,25%, frente a una media nacional del 9%.

El 48,5% de las microempresas y el 39,90% de las pequeñas cumplen con los plazos de pago pactados frente al 24,02% de las medianas y el 10,66% de las grandes empresas. Sin embargo, la mayor parte de las medianas y grandes paga con un retraso de hasta 30 días, 65,81% y 79,55% respectivamente, frente al 38,10% y el 49,19% de las micro y pequeñas empresas.

Una vez superados los 60 días de retraso, las empresas pequeñas tienen más dificultades, un 10,01% de micros y un 8,10% de pequeñas empresas se encuentran en esta situación frente al 6,82% y el 5,08% de medianas y grandes empresas respectivamente.

La media de retraso en los plazos acordados mejora desde hace un año para todos los tipos de empresas. Las que más dilatan sus pagos son las microempresas, 19,40 días, aunque son las que más recortan los datos, en 2,61 días, desde el segundo trimestre de 2012. Para las pequeñas empresas el retraso es de 17,14, con una mejora de 2,26 días. En el caso de las medianas la media es de 17,25 días y para las grandes de 18,02.

 

 

Shares

, , ,

Los comentarios están deshabilitados.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This