Crédito y Caución avala la solidez de Emiratos Árabes Unidos

Crédito y Caución, espera que la economía de los Emiratos Árabes Unidos crezca un 4,4% en 2014. Dada su estabilidad, los Emiratos Árabes Unidos sacan actualmente provecho económico del descontento social existente en varios países árabes –particularmente en Bahréin- atrayendo, entre otras cosas, más turistas y flujos de capital.En 2009, la economía de los Emiratos Árabes Unidos experimentó un fuerte deterioro, con una contracción del 4,8% debida a los recortes de la OPEP y la debilidad de la inversión. El sector de la construcción llegó a paralizarse cuando la crisis crediticia mundial azotó el mercado inmobiliario del emirato dejando a las empresas sin posibilidades de obtener préstamos. Para ayudar a que las entidades relacionadas con el gobierno afrontasen sus graves problemas de pago, Abu Dabi otorgó una ayuda financiera de 20.000 millones de dólares.

La recuperación, que se inició en 2010, ha cobrado impulso con tasas de crecimiento del PIB cercanas al 4%. Se trata de una recuperación de base amplia, con precios y producción de petróleo más altos, fuerte crecimiento en los sectores comercial, transporte, productos manufacturados y turismo, y un aumento del gasto público en nuevos proyectos de construcción.

Las empresas españolas se han fijado en esta recuperación. En el último año, las exportaciones a este mercado han crecido casi un 33% y la tasa de cobertura, que indica la salud de nuestro comercio exterior, se sitúa en 5,4 euros de exportación por cada euro de importaciones.

Solo el 19% de sus 5,4 millones de habitantes son ciudadanos de los Emiratos Árabes Unidos. La mayoría de los expatriados, que representan el 90% de la población activa, proceden de otros países árabes y del Sur de Asia. Este desarrollo abre oportunidades, por ejemplo, en el campo de la alimentación. Con una población en aumento y unos ingresos crecientes, la demanda de alimentos y productos alimenticios en los Emiratos Árabes Unidos y en otros países miembros del Consejo de Cooperación del Golfo ha aumentado con más rapidez que en las economías desarrolladas. Crece la popularidad de campos como el de los alimentos saludables y orgánicos.

Abu Dabi posee el 10% de las reservas mundiales de petróleo y el 4% de las reservas de gas, que equivalen a más de 85 años de la producción actual. Los Emiratos Árabes Unidos están muy interesados en la estabilidad nacional con el fin de fomentar y asegurar el comercio constante, el flujo de inversiones extranjeras directas y el turismo. Para alcanzar este objetivo, siguen practicando una política exterior equilibrada. Las relaciones políticas y económicas con los Estados Unidos y la Unión Europea son estrechas.

Las estructuras tribales tradicionales ejercen una gran influencia en la realidad de los Emiratos Árabes Unidos. Los partidos políticos y los sindicatos están prohibidos y la oposición es casi inexistente. En su calidad de órgano legislativo, el Consejo Federal Nacional solo cumple un papel de asesor. Sin embargo, el proceso de apertura política ha avanzado ligeramente en comparación con otros países de la región. En vista de la inestabilidad política actual en el Medio Oriente, el atractivo de los Emiratos Árabes Unidos como un destino seguro y estable ayuda a apuntalar su atractivo entre los inversores. Dubái ha tenido recientemente éxito en su apuesta por la Expo 2000, el mayor evento mundial después de las Olimpiadas y de la Copa del Mundo de la FIFA, que supondrá un estímulo adicional para su economía.

Los Emiratos Árabes Unidos constituyen el centro logístico de la región del Golfo y están llevando a cabo grandes inversiones para su infraestructura de transportes. La fase inicial del puerto marítimo de Khalifa en Abu Dabi está terminada. Cuando funcione a plena capacidad, se convertirá en uno de los mayores puertos del mundo. En 2014 se prevé asistir a un crecimiento saludable en todo el sector de transporte de mercancías de los Emiratos Árabes Unidos. Nuestra experiencia con su sector de transporte ha sido positiva, con pocas tensiones de liquidez entre los actores principales.

Los mayores riesgos para mantener un crecimiento continuo provienen de una marcada caída en los precios del petróleo o de un crecimiento mundial menor. Además, Dubái sigue sintiendo el peso de la deuda pública y privada, situada en 142.000 millones de dólares estadounidenses, de los que 93.000 están asociados a las entidades relacionadas con el gobierno, que vencen en 2014 y 2015, si bien el riesgo de impago es mínimo.

El sector inmobiliario presenta grandes diferencias en las dos ciudades más importantes. Mientras que el mercado en Abu Dabi se ha deprimido, Dubái ha experimentado una renovada actividad acompañada de una creciente inquietud por otra burbuja inmobiliaria. Distintas autoridades gubernamentales han adoptado medidas para evitar esta posibilidad, como las restricciones a la disponibilidad de hipotecas o el duplicar las tasas por transmisiones. A pesar de dichos esfuerzos, el mercado inmobiliario y el sector más amplio de la construcción siguen siendo vulnerables. Crédito y Caución percibe señales ocasionales de problemas de liquidez que conducen a retrasos en los pagos a proveedores.

Shares

, ,

Los comentarios están deshabilitados.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This