El Detective como único profesional que puede suministrar información privada

Crucial en la mejora del cobro y en la gestión de los departamentos de recobro

Oscar RosaÓscar Rosa. Socio Director de DETECTYS.

Soy detective privado, el mayor de cuatro hermanos detectives privados, hijo de detective privado y padre de dos futuros detectives privados. No llevo gabardina, ni fumo en pipa, ni tengo que usar lupa.

En el imaginario popular exite un detective que nos recibe en un despacho lleno de humo, tras una puerta con sus iniciales grabadas, un detective que investiga asesinatos y que entra en la escena del crimen como Pedro por su casa… Esta imagen de las series y películas estadounidenses está muy lejos de la realidad.

En realidad, el Detective Privado en España está a la cabeza de Europa en formación. Para ser Detective hay que obtener un título universitario de 1.800 créditos que se imparte en más de una decena de universidades del país (Madrid, Barcelona, Salamanca, Vigo, Málaga, Sevilla, Valencia…). Actualmente trabajan 1.600 detectives en nuestro país, ofreciendo un gran abanico de servicios: bajas fingidas, informática forense, custodia de hijos, investigación sobre todo tipo de fraudes…

La corporación Detectys, con más de 40 agencias y 200 profesionales, está especializada en investigación económica, y aprovecha a la perfección sus principales ventajas competitivas. La primera de ellas es que el Detective Privado es el único profesional que, por Ley (Ley de Seguridad Privada 23/92, artículo 19 y sentencia del Supremo 1/2008), puede ofrecer información privada sobre una persona al cliente, siempre que este tenga interés legítimo en conocer esa información.

Es más, tal y como ratifica la Agencia de Protección de Datos y la Audiencia Nacional (Rec. 694/2008), el cliente puede incorporar los nuevos datos obtenidos sobre la persona o personas físicas investigadas (ya sea empresario, autónomo o trabajador por cuenta ajena) siempre que tenga una relación contractual o pre-contractual con este y siempre esté destinado al motivo por el que se solicitó la investigación.

A esto hay que añadir que el detective privado es un gran apoyo en los procedimientos judiciales, ya que podemos ratificar nuestro propio informe (existen múltiples sentencias favorables a nuestro informe como apoyo a un procedimiento judicial).

Estos tres puntos convierten al Detective Privado en el único proveedor de una información muy distinta a la recogida en fuentes abiertas y en un aliado muy eficaz que puede dotar de información real y útil a diferentes departamentos de una empresa:

Al departamento de Riesgo,  financiero o de créditos le podemos brindar información actualizada de una empresa. Basándonos en el informe de recopilación de información del registro mercantil, aportamos datos nuevos y distintos (por ejemplo el nombre del cónyuge del Administrador o del apoderado). Una vez que averiguamos el nombre del cónyuge podemos incluir las empresas con las que tienen relación. Informes de autónomos, como el informe de confianza, con datos que puedan servir para tomar decisiones. Nos basamos en la Recopilación de fuentes abiertas + Valor añadido del detective .
Al Departamento de Recobro podemos investigar y aportar datos de localización para un contacto más eficaz. Números de teléfono o un domicilio válido para una gestión presencial.
Al Departamento Legal investigar un domicilio válido para notificaciones o para procedimientos judiciales. O para complementar demandas con nuestro informe.
Al Departamento de Inteligencia o Seguridad de una empresa informes de Inteligencia empresarial o competitiva.
Son tiempos nuevos que requieren información distinta, tanto para la toma de decisiones, como para resolverlas. El detective privado es una nueva fuente de información que le puede ayudar a la mejora del cobro y en la gestión de los departamentos de recobro.

Shares
Los comentarios están deshabilitados.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This