¿Sabemos gestionar nuestro tiempo?


Por regla general no somos buenos administradores de nuestro tiempo. Por eso, siempre me ha impresionado la frase del gran gurú del Mangement Peter Drucker: “El Tiempo es el mas escaso de lo recursos y a menos que se administre ninguna otra cosa podrá administrarse”
(Peter DRUCKER).

No menos importante para mí es lo que decía Benjamín FRANKLIN: “Ud. puede retractarse, pero el Tiempo no”. Me parece genial, tan simple y tan precisa.

Esta bastante generalizado medir la productividad con referencia al tiempo empleado para conseguir los resultados a que hace referencia esa productividad, así hablamos de €/vendedor y mes en ventas, Kg/hora en una línea de producción, etc.

Nuestra ACTITUD respecto a la administración del
TIEMPO es clave en nuestra Productividad Personal

Cada uno tenemos todo el TIEMPO que hay
Es evidente que ningún método o práctica de la organización del tiempo produce más tiempo, pero sí puede
potenciar los beneficios que se derivan del hecho de ser conscientes del uso del mismo

El Tiempo no esta en nuestras manos. El empleo del tiempo, si.

Desde tiempos bíblicos ha existido una preocupación por el tiempo, por “separar la paja del trigo”, de saber eliminar lo superfluo y concentrarnos en lo que es importante, lo que tiene valor.

Por qué es importante una buena estructuración del tiempo
1º Nos permite disminuir o también eliminar
la preocupación excesiva respecto a asuntos que aún no han ocurrido pero que nos producen estrés, perjudicando la dedicación a los asuntos actuales (de esta forma se puede eliminar o controlar la ansiedad que provoca la anticipación).

Para que esta reducción en la preocupación sea efectiva, hay que SABER PRIORIZAR nuestras acciones.

2º Proceder de igual modo con la inquietud generada por asuntos que ya han sucedido y que aún estamos en trámite de su resolución (ya sea con acciones previamente planificadas (de tipo ordinario) o de tipo extraordinario porque no habían sido previstas), tratando de aplicarnos a fondo en las acciones del presente que requieren implementación y practicando un autocontrol sobre todas aquellas acciones que aún no hemos podido llevar a cabo (por el orden natural de planificación realizada) y que tampoco hemos terminado de archivar en nuestra mente (no resueltos psicológicamente).

Shares
Los comentarios están deshabilitados.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This