Gestión del Tiempo y alto rendimiento personal de los Equipos de Trabajo

La ayuda que deben prestar los jefes de equipo (entrenando y formando) para mejorar la gestión del tiempo de cada uno de sus miembros, tiene un impacto directo en el nivel de competitividad de la empresa en su conjunto.

 

Consideraciones a tener en cuenta:

1º Predicar con el ejemplo en el uso del tiempo. No es solamente cuestión de puntualidad: lo que importa es la distribución en el uso de las horas de trabajo diarias. Y el jefe de equipo debe dar ejemplo con la mejor asignación y distribución de horas y tareas.

 

2º Entrenar al equipo en la gestión de las horas que hay que aplicar a las diversas tareas. Especialmente en cuanto al establecimiento de prioridades. Escuchar a los más expertos (los miembros más experimentados del equipo). Asimismo, el jefe debe corregir y/o sugerir cambios para ayudar a una gestión eficaz en el uso del tiempo.

 

3º Enseñar a simplificar las tareas revisando los procedimientos utilizados. Ningún método o procedimiento es eterno. El factor adaptativo es fundamental en el trabajo en equipo.

 

4º Coordinar y consensuar en reuniones en dónde pueden realizarse mejoras en el rendimiento personal que ayude a mejorar la eficiencia del equipo y global de la organización. El alto rendimiento personal no es un fin en sí mismo, sino un medio para lograr un objetivo: la mejora de la eficiencia global de la organización y también a nivel individual de cada uno de los miembros del equipo. Gente altamente motivada es sinónimo de éxito como empresa.

 

5º. Reconocer los esfuerzos y logros realizados hasta el presente e instar a trabajar sin desmayos hasta finalizar con los cambios que aún están en proceso. Los procesos de cambio a veces son muy tediosos y desmotivadotes. El jefe debe emplearse a fondo para que el equipo no ceda en su esfuerzo para cumplir con los objetivos.

 

6º Informar al equipo de la modificación sobre planes y objetivos, explicitando cuáles son las prioridades.

 

7º Explicar en profundidad qué se espera en cuanto al rendimiento del equipo.

 

8º. Utilizar la herramienta de la motivación para la delegación de responsabilidad y asignación de tareas.

 

Si Ud. es jefe de equipo o director de un departamento, siguiendo estas indicaciones estará logrando que se puedan implementar “espacios para la mejora”. El beneficio es para las dos partes: las personas y la empresa. Pero hay otro beneficio mayor aún: el compromiso y vínculo que se establece entre personal y organización para asumir nuevos retos.

 

/p

Shares
Los comentarios están deshabilitados.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This