Sobre la INFORMACIÓN ASIMÉTRICA

 

En Madrid Emprende hemos constatado que muchos emprendedores tienden a ver la actitud de inversores y entidades de crédito como caprichosa porque les deniegan o encarecen la financiación solicitada, cuando, a menudo, es puramente racional, habida cuenta de la percepción que tienen desde el lado de la oferta del mercado financiero.

Para dar cuenta de esta particularidad, los economistas desarrollaron el concepto de ‘información asimétrica’. Su conocimiento puede servirle al emprendedor para afrontar la ardua tarea de la búsqueda de financiación con mayores posibilidades de éxito gracias a una mayor comprensión de la posición de quienes financian empresas, sean VCs, business angels o bancos.

Grosso modo, la asimetría de información es un fallo del mercado que se fundamenta en el menor conocimiento que tiene una de las partes, la que tiene el dinero, en relación a la otra, la que lo necesita, lo que produce el efecto de endurecer las condiciones bajo las que la primera estaría dispuesta a ofrecer financiación.

En el caso de las start-ups, la información es especialmente asimétrica debido a la gran incertidumbre que rodea a todo proyecto empresarial de nueva creación, máxime si se basa en una tecnología novedosa o se dirige a un mercado incipiente.

Por ello, conviene que el futuro empresario se familiarice con las tres principales consecuencias de la información asimétrica:

La selección adversa: insuficiente información de que dispone la parte capitalista sobre el sector de actividad de la futura empresa, el valor del modelo de negocio propuesto y la habilidad del emprendedor para ejecutarlo.

El emprendedor puede combatir la selección adversa a través de múltiples acciones: dirigirse a inversores especializados en su sector; cuidar al máximo la comunicación del proyecto y tratar en todo momento de generar confianza en la otra parte; elaborar un esquema de financiación progresivo cuyo desarrollo esté condicionado a la consecución de ciertos hitos etc.

El riesgo moral: preocupación del inversor de que el emprendedor adopte una actitud menos prudente a la hora de desarrollar la idea empresarial con su dinero que si lo hiciera con su propio patrimonio.

Para rebajar esta inquietud, quien quiera poner en marcha su empresa tiene que demostrar que es el primero que está dispuesto a asumir riesgos. La dedicación absoluta del emprendedor al proyecto y la aportación de sus ahorros al mismo son, por esta razón, comportamientos valorados, cuando no exigidos, por potenciales socios o acreedores.

Los Costes de transacción: son aquellos en que incurre la parte que financia al analizar la inversión, formalizar la operación o velar por el cumplimiento del contrato.

Son inevitables y una de las pocas cosas que puede hacer el emprendedor es averiguar qué umbrales mínimos de financiación suele manejar cada inversor o entidad de crédito de cara a no perder ni hacer perder el tiempo. Por lo general, la deuda tiene costes de transacción inferiores a los aportes de capital y normalmente cuanto menor es la cuantía de la operación más pesa este esfuerzo destinado a atarla.

Estas tres asimetrías no son los únicos factores que explican por qué el maná financiero no llega a los emprendedores en su travesía por el desierto en un momento económico tan complicado, pero, sin duda, conocerlas les evitará tropezar con alguna de las piedras que existen en su difícil camino.

La dificultad para obtener financiación en la actual coyuntura es responsable de que muchas buenas ideas de negocio no lleguen a ver la luz. Para corregir este fallo de mercado, la Agencia Madrid Emprende, en colaboración con ‘business angels’ y sociedades de capital riesgo, ha creado un instrumento financiero pionero en España que constituye una alternativa al crédito bancario.

Madrid Emprende Seed Capital es una iniciativa destinada a apoyar la creación y crecimiento de empresas de alto potencial en la Ciudad de Madrid, poniendo al alcance de los emprendedores la finaciación que precisan y que en estos momentos no encuentran en el mercado.

Inspirado en las mejores prácticas internacionales en materia de creación de ecosistemas emprendedores, el fondo tiene por objeto financiar a empresas de reciente constitución, dando cabida de manera temporal a uno o varios socios minoritarios que compartirán con el emprendedor el riesgo del proyecto. Con esta medida, el gobierno de la Ciudad pretende fomentar un entorno propicio para el lanzamiento de iniciativas empresariales, buscando sinergias con los agentes financieros clave que ya existen e incentivando la aparición de otros nuevos.

Madrid se convertirá en un auténtico entorno entrepreneur-friendly no sólo para emprendedores, sino ahora también para inversores y business angels. Estos agentes juegan un papel decisivo en las empresas nacientes, contribuyendo con otros elementos adicionales a lo que es la estricta aportación financiera y permitiendo el establecimiento modelos ágiles de inversión y procesos de acompañamiento de alto valor añadido para los emprendedores.

El Ayuntamiento tiene el convencimiento de que apoyar a los emprendedores es la mejor política de estímulo económico porque el retorno que pueden tener los recursos que se destinan a ella sobre el empleo, la actividad empresarial y, por tanto también, los propios ingresos públicos.

Tal y como está concebido este instrumento financiero, el efecto multiplacador del apoyo municipal va a ser todavía mayor porque, en cada operación que financie, el Ayuntamiento va a canalizar hacia la nueva empresa, como mínimo, un importe equivalente del sector privado.

Además, tendrá un importante efecto llamada entre emprendedores e inversores de fuera de Madrid, lo que a su vez no hará sino fortalecer el ecosistema emprendedor que está arraigando en nuestra Ciudad.

 

Iñaki Ortega

Director General

Madrid Emprende

Shares

, , , ,

Los comentarios están deshabilitados.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This