Oportunidad histórica para El Corte Inglés, tras la muerte de Isidoro Álvarez

“El Corte Inglés prefirió vender China en España, que España en China”, como publiqué en 1990 en ‘Actualidad Económica’. Es un modelo conservador que llevó a barrer a todos los competidores del mercado español, tanto los españoles (Galerías Preciados, Celso Álvarez…) que fueron absorbidos, como los internacionales que se atrevieron a intentarlo (Mark & Spencer y otros). Tras la muerte del heredero del fundador, quizá es hora ya de seguir otro camino de la mano de las políticas públicas de ‘Marca España’ y respaldo a la internacionalización de las empresas españolas.

Isidoro Álvarez Álvarez ha fallecido a primera hora de la tarde del domingo 14 de septiembre de 2014 en el Hospital Puerta de Hierro de Madrid a los 79 años. “El presidente de El Corte Inglés y de la Fundación Ramón Areces ingresó en el hospital el pasado día 10 aquejado de una insuficiencia respiratoria que ha derivado en una crisis cardiaca inesperada”, comunica la propia entidad. La capilla ardiente se instaló en la Fundación Ramón Areces, en la calle Vitruvio número 5, el mismo domingo de 20,00 a 22,00 horas y el lunes de 10,00 a 14,00 horas.

Se abre ahora el turno para la sucesión en otra de las mayores referencias empresariales españolas, tras la reciente sucesión en el grupo Santander. También será una sucesión familiar, pues se espera que el nuevo hombre fuerte de El Corte Inglés sea el sobrino del fallecido, Dimas Gimeno. Será pues la tercera generación en los grandes almacenes fundados por Ramón Areces, el tío del ahora fallecido, tras su experiencia laboral en Cuba. Un grupo que hoy factura más de 14.000 millones de euros y emplea a unos 80.000 españoles de manera directa.

El modelo de negocio de Ramón Areces fue desarrollado exponencialmente por Isidoro Álvarez. Tras fallidos intentos de internacionalizarse en los Estados Unidos y algunos tímidos acercamientos en países europeos (salvo la expansión en Portugal, considerado mercado local), El Corte Inglés ha maximizado su expansión capilar por grandes ciudades de España, a la vez que se diversificaba en todos los negocios retail (ventas al por menor) que intentaba liderar: correduría de seguros, agencia de viajes, hipermercados, tarjeta de crédito, bricolaje, etc.
LA RECONVERSIÓN PENDIENTE

Ya están puestas las bases para modernizar y hacer global El Corte Inglés. La incorporación el pasado mes de julio de Manuel Pizarro como asesor del presidente puede ayudar a facilitar el cambio. El ex presidente de Endesa y de la Bolsa de Madrid está acostumbrado a grandes operaciones corporativas, jugar en Bolsa, apalancar crecimientos internacionales y buscar apoyos en el poder político, donde llegó a implicarse electoralmente con el Partido Popular, ahora en el Gobierno.

También parecen puestas las bases para la absorción del impacto que la dura crisis de 2007/14 ha producido en el consumo y en las ventas de los grandes almacenes. Mientras se llegó a proponer el cierre de centros no rentables, que ahora parece olvidado, también se sanearon algunos negocios y se dio entrada al grupo Santander como aliado en el negocio de tarjetas (la mayor base de clientes financieros no bancarios).

Ana Patricia Botín, pues, junto con Manuel Pizarro pueden dar nuevos bríos al conservador grupo comercial español si el nuevo capitán Dimas Gimeno se atreve a asumir los retos del siglo XXI.
El Corte Inglés presentó el 31/08/14 unos resultados positivos en 2013 por los que suma un beneficio de 174,3 millones de euros con los que poder afrontar una nueva etapa con un nuevo timonel y nuevos objetivos. Es la oportunidad histórica para sacar parte del capital a los mercados, acudir a mecanismos de financiación nuevos, poder abordar operaciones corporativas internacionales y seguirlos pasos de Inditex en el mundo. ¿Podrá Dimas Gimeno convencer a sus primos y hermanos?

por Salvador Molina

Isidoro alvarez

Shares

, , , , , , ,

Los comentarios están deshabilitados.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This