Los 7 tsunamis de la Revolución Digital

La forma de crear conocimientos, de transmitir información, de hacer negocios, de orientar la economía individual y colectiva… La llamada Revolución Digital ha provocado una reestructuración de los modelos organizativos de varios de los aspectos que rigen el día a día de las sociedades. El rápido desarrollo de las tecnologías de la información y las comunicación y la creciente e imparable innovación de los sistemas digitales han sido, asimismo, un gran apoyo para que estos cambios de paradigmas sean hoy una realidad inamovible que sólo puede continuar avanzando.

Abarcar un cambio tan transversal puede resultar complicado, pero sí se pueden destacar determinados aspectos que han tenido una incidencia más que notable en la configuración de este nuevo modelo, ya conocido como La Cuarta Revolución Industrial.

1.- Conciencia Universal (Globalidad real)

Hasta que irrumpieron en el mercado las nuevas tecnologías, la elección de una marca u otra se sustentaba sobre factores racionales como el precio, la calidad o el servicio. No obstante, ahora, la mayoría de las empresas quieren que los consumidores también asocien su marca con valores positivos como la calidad o un cierto status social.

Este cambio de mentalidad ha dado lugar al branding corporativo, entendido como el proceso de construcción de una marca reconocible, con personalidad y que se recuerda por unos conceptos o ideas muy claras. En definitiva, la creación de marcas que todos reconozcan y asocien. Más que una identidad visual, con un logo corporativo, lo que se busca al construir una marca es dotarla de cierta personalidad. Sin duda, el ejemplo más llamativo de branding corporativo es Coca-Cola. El 90% de las personas que beben refresco de cola se decantan por esta opción, llegando incluso a vincular casi en exclusiva su nombre al producto, a pesar de existir más opciones en el mercado.

Pero, ¿cuáles son las claves para alcanzar el éxito en la estrategia de branding?

Naming : Un nombre adecuado facilita el recuerdo y el asociamiento a un determinado concepto.

– Identidad visual: El logotipo, isotipo, pictograma, firma y todo lo que tenga que ver con la imagen gráfica de la empresa.

– Audiobranding: Cuando escuchas una música o sonido que te recuerda a una marca.

– Tono de comunicación: La manera en la que tu empresa se comunica con el mundo define un punto muy importante del branding corporativo de tu empresa. Elegir el correcto puede suponer la diferencia entre el éxito y el fracaso.

– Marketing de contenidos: El contenido que comparte una empresa define el recuerdo que se tiene de ella, sobre todo en Internet.

2.- La Sociedad de la Información

Es decir, aquella en la cual las tecnologías facilitan la creación, distribución y manipulación de la información y juegan un papel esencial en las actividades sociales, culturales y económicas.

Está estrechamente relacionada con la huella digital, la marca que deja el uso y tratamiento de nuestra identidad en Internet. La huella digital da información sobre cómo nos comportamos, qué decimos, cómo y dónde y en qué nos basamos para hacerlo. El conjunto de nuestro comportamiento en la Red conforma la huella digital y puede incluso influir en la búsqueda de empleo. Tanto es así que los profesionales en Recursos Humanos apuestan por los usuarios que presentan una mayor actividad en redes sociales. Hoy en día, tener una huella digital positiva influye de forma evidente en la obtención de un trabajo y en la imagen que transmitimos a la empresa.

Pero tener una huella digital positiva no significa contar con varios perfiles personales en diferentes redes sociales. Muchas veces nos registramos en una red social que luego no utilizamos o que muestra una faceta demasiado personal y después olvidamos que está ahí. Toda esta información queda grabada y aparece asociada a nuestro nombre, por lo que uno de los primeros pasos que se deben seguir es revisar todas las redes y páginas en las que estamos registrados y borrar perfiles inactivos.

3.- Ecommerce

El comercio electrónico ha crecido de manera extraordinaria gracias a Internet. Una gran variedad de compras se realizan a través de la Red, estimulando la creación y utilización de innovaciones como la transferencia de fondos electrónica, la administración de cadenas de suministro, el marketing en Internet, el procesamiento de transacciones en línea (OLTP), el intercambio electrónico de datos y los sistemas automatizados de recolección de datos.

La mayor parte del comercio electrónico consiste en la compra y venta de productos o servicios entre personas y empresas (contratación de seguros, compra de viajes, etc.). Sin embargo, un porcentaje considerable del ecommerce está vinculado a la adquisición de artículos virtuales (como el caso de suscripciones premium a webs o similares).

4.- Sociedad de la Conversación

Las redes sociales han revolucionado el mundo de los negocios, el mercadeo y las comunicaciones, lo que ha traído nuevas propuestas como el marketing viral. Ahora, tenemos la posibilidad de agruparnos de forma voluntaria en comunidades seleccionadas por nosotros para compartir, comentar, desmentir o informar a una escala jamás conocida.

La Revolución Digital ha supuesto un antes y un después en el sector del marketing y la publicidad porque, gracias a las redes sociales, las marcas pueden escuchar al consumidor de una forma más certera y así generar acciones para involucrarse en la conversación.

Y más allá de la publicidad y el marketing corporativo, el propio usuario ha comenzado a ser objeto del desarrollo de una marca personal de la que, en muchas ocasiones, ni siquiera es consciente. A través del personal branding, la persona es considerada como una marca que, al igual que ocurre con las marcas comerciales, debe ser elaborada, transmitida y protegida, con ánimo de diferenciarse y conseguir mayor éxito en las redes sociales.

Los beneficios que hoy en día tiene desarrollar tu propia marca personal son numerosos ya que permite especializarte y darte a conocer entre potenciales clientes o socios. También te ofrecerá oportunidades nuevas relacionadas directamente o no con tu profesión y facilitará encontrar el trabajo deseado.

Sin embargo, un personal branding llevado a cabo de una forma poco sistemática y sin una idea clara de cómo hacerlo no tan sólo no te será de mucha utilidad sino que, lo más seguro, estará dañando la imagen de ti que proyecta.

tsunamis

5.- Mundo en movilidad

El número de dispositivos conectados a Internet está creciendo exponencialmente. Para el 2020 se estima que sean más de 50.000 millones los dispositivos conectados a la Red, con un promedio de 6 dispositivos por cada habitante del planeta, porque hoy en día se nos exige estar conectados 24 horas al día.

El consumidor se ha vuelto más agnóstico a las plataformas de distribución de contenido. Las personas consumen información usando diferentes pantallas (ordenadores personales, las tablets o los smartphones) y, en el futuro, múltiples dispositivos a través de todos los objetos conectados entre sí y a través de Internet.

6.- El mundo me acosa

El mundo interconectado se compone no sólo de ordenadores, teléfonos inteligentes y tablets, sino también de Smart TV y la gama de dispositivos que se agrupan dentro de la categoría de los wearables (por ejemplo, las pulseras electrónicas o las gafas inteligentes).

Ha comenzado la llamada “era del Internet de las cosas”, es decir, la interconexión digital de objetos cotidianos por Internet a través de tarjetas SIM integradas en los dispositivos. Se trata esta de una transformación tecnológica que aporta un sinfín de beneficios y una gran cantidad de posibilidades relacionadas con la calidad de vida, el respeto al medio ambiente y el ahorro de energía.

Por las carreteras comienzan a circular vehículos autónomos. Nuestras casas incorporan, cada vez con mayor incidencia, soluciones domóticas. En definitiva, la tecnología está ya presente en nuestras tareas diarias de una forma sobresaliente.

7.- Una nueva Humanidad

El aumento exponencial de toda clase de dispositivos móviles y, sobre todo, la creación en 1989 de la World Wide Web, inauguró una nueva era, la Era del Información.

Este nuevo mundo mediado por pantallas está afectando a nuestra percepción de la realidad, cambiando nuestros procesos cognitivos y alterando radicalmente las relaciones sociales, afectivas, económicas y políticas. Además, todos estos cambios están ocurriendo tan rápido que apenas tenemos perspectiva ni margen para procesarlo.

Una de las consecuencias de la configuración de este nuevo entorno es el nacimiento de la Generación Z. Se trata de un colectivo que se caracteriza por ser autodidacta (el 33% genera nuevos conocimientos vía tutoriales en Internet), que ha crecido en un contexto incierto marcado por la crisis económica y que tiene una manera diferente de ver el mundo, asumiendo la diversidad social y los cambios de roles como algo natural.

Por otro lado, los integrantes de esta generación apuestan por la privacidad. Aplicaciones como Snapchat, Secret y Whisper son el perfecto ejemplo de esto, ya que han aprendido los riesgos e inconvenientes que implica compartir toda su información en Internet.

Atendiendo al plano laboral, los jóvenes de la Generación Z cuentan hoy con las herramientas necesarias para encontrar la manera de construir su propio mundo. En definitiva, han aprendido a salir adelante en un contexto complicado que les ha hecho más autosuficientes y creativos.

Salvador Molina, presidente del Foro ECOFIN y Telemadrid.

Shares

, , , , , , ,

Los comentarios están deshabilitados.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This