Los 4 círculos virtuosos de la recuperación

Los básicos aguantan. Más allá de la bonanza de los indicadores macro o de euforias con champán por el mejor dato de paro desde 2002 en este mes de marzo, hay que analizar y celebrar las bases económicas de la actual recuperación basado en cuatro círculos virtuosos, como los hemos llamado en el informe trimestral de ‘Perspectivas’ de Foro ECOFIN.

En el sustrato de los cuatro círculos virtuosos no están las reformas estructurales del Gobierno, que tanta guerra han dado a los hombres de negro; aunque todo sume. No. La razón es más simple, pero no por ello menos elogiosa: la ‘expansión quántica’ del Banco Central Europeo; es decir, haber seguido, por fin, el ejemplo de la política monetaria de los Estados Unidos y haberse puesto a darle vueltas a la máquina de imprimir billetes. Tantos billetes como 60.000 millones de euros por mes.

Por mucho que este fantasma asustaba a la canciller Angela Merkel y a todos los ahorradores alemanes, se ha mostrado como el gran motor del cambio y del dinamismo económico de Europa (también de Alemania), pero muy especialmente de España. Porque haber despeñado la divisa euro hasta la cuasi paridad con el dólar ha generado cuatro grandes círculos virtuosos estables para nuestra economía:

1.- Respalda al Sector Exterior aumentando su competitividad internacional al abaratar el precio de los productos y servicios de la Eurozona en los mercados internacionales. China impactó muy negativamente la primera oleada desde los Estados Unidos y ahora recibirá este segundo aldabonazo de Europa. Pero es que la primera potencia exportadora (el 45% del PIB chino depende de la exportación) sólo puede ser ensombrecida por una Eurozona liderada por Alemania, la que durante décadas lideró el comercio mundial. Y España va subida a este carro que en el último trienio se ha convertido en un nuevo modelo empresarial español que fortalece nuestra balanza comercial y potencia el tejido de mediana y gran empresa internacionalizada. Atención al sector del automóvil porque renace como motor de crecimiento interno y exterior (somos la segunda potencia fabricante de Europa, aún sin industria propia). El valor de las exportaciones de turismos creció un 41,2% en enero de 2015, según datos de la patronal Anfac.

2.- Sustenta el efecto llamada del Sector Turístico que gana por todas partes. Se hace más atractivo para nuestros clientes habituales con monedas más fuertes: Estados Unidos, Japón, China… y, sobre todo, el Reino Unido con su libra esterlina por las nubes. A la vez, levanta murallas para que no busquen otros destinos nuestros principales visitantes de la zona euro: alemanes, franceses, nórdicos, italianos… Y además, despierta el consumo interno del turismo nacional. Por si fuera poco, condicionantes internacionales potencian esta tendencia: huida de destinos del norte de África y Oriente por el yihadismo, abaratamiento del petróleo, bajada de los precios de transportes, etc. En fin, otro año histórico para el Turismo.

3.- El abaratamiento del precio del dinero contribuye a la reducción del endeudamiento de particulares y empresas; pero, sobre todo, permitirá ir limando el enorme déficit público que llegó a estar sobre la línea de flotación del cien por cien del PIB nacional. A todo ello se suma el regreso del crédito bancario y el despertar de la financiación no bancaria en la empresa y en el consumo de particulares (banca en la sombra). También la financiación empresarial vía emisión de deuda en mercados.

4.- El año histórico de los Mercados Financieros, que venimos anunciando en Foro ECOFIN desde el último semestre de 2015 y al que dedicamos unas jornadas en La Bolsa de Madrid el 3 de Febrero de este año. Porque para los inversores, ni el ladrillo ni la renta fija aportan rentabilidad. Es el año de la renta variable, de las OPV, de las Socimi, de las refinanciaciones de las grandes, de los inversores de Wall Street y de los mercados financieros españoles como referente internacional y líderes en crecimiento en volumen de negociación dentro de Europa (ya lo están siendo en el primer trimestre, desde que el Santander lanzó su OPV a la vuelta de Reyes).

IMG_0202

En resumen, la recuperación económica es ya un hecho con fundamentales sólidos. Sólo la incertidumbre política puede enturbiar esta tendencia y espantar a los inversores internacionales. Pero hasta en eso hay que ser optimistas tras el test andaluz, donde el fantasma bolivariano quedó matizado y el bipartidismo, aunque minimizado, refrendado en un bipartidismo con planetas satélites en cada bando.

Así pues, es momento de soñar, planificar y redimensionar estrategias.

Salvador Molina, presidente de Foro ECOFIN. 

Shares

, , , , ,

Los comentarios están deshabilitados.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This