De Guindos aprobó en junio y quiere el premio de Bruselas

Luis de Guindos, ministro de Economía, sigue siendo optimista de cara al presente de la economía española y todos sus desagregados: empleo, crecimiento, consumo, crédito, reducción de la deuda, sector exterior y hasta en el inmobiliario. Es como un alumno aplicado que enseña sus buenas notas y anuncia que a final de mes de junio habrá un seminario para mostrar que todo el proceso de saneamiento ha terminado.

Es como si estuviera preparando sus vacaciones de verano y no quiere dejar deberes pendientes, presume de buenas notas y hace campaña respecto a su candidatura a presidir el Eurogrupo. “Los apoyos se tienen, no se cuentan”, ni se piden, parece decir el ministro. Y sigue pensando que es el mejor candidato posible para equilibrar el déficit de representación de España en Europa, además de ser un ejemplo de país que crece el doble que el resto de la Eurozona.

El espejo de EEUU

No obstante, dice el ministro que se espera la normalización monetaria con la subida de tipos en Estados Unidos y la reducción del diferencial favorable actual para el euro y su exportación, De todos modos, en la rivalidad de las dos grandes economías de Occidente, dice de Guindos que parece que Estados Unidos va a crecer menos que el pasado año y, en cambio, Europa mejora más de lo previsto.

La brecha 2014 a favor de USA no se va a producir e incluso Europa puede que sea la zona del mundo que más crezca dentro de la OCEDE.

27Lo más preocupante sigue siendo Grecia. El aparente acuerdo con las tres instituciones y su plan de reformas al final no pudo cerrarse. No había intención de ultimatum pero no pudo cerrarse porque no quiso el Gobierno griego.

“Sin Grecia nada es posible, necesitamos a Grecia”, dice Luis de Guindos. En Grecia, los costes financieros de los próximos años va a ser muy baja respecto al resto de Europa. Lo importante es generar crecimiento en Grecia, ese es el objetivo.

A finales de junio acaba la extensión del segundo programa de rescate de Grecia. Pero, ¿es imposible recuperar una economía con salidas de fondos permanente, con hemorragia de depósitos y contracción del crédito?

“Espero y confío que lleguemos a un acuerdo con Grecia. Creo que las instituciones ya han hecho el esfuerzo al igual que los gobiernos de Europa. Ahora le toca a Grecia dar ese paso”. Dice que lo mejor para Grecia y la zona Euro es que no deje la moneda única.

“El crecimiento de España es increible. Hoy la economía crece entre el 3,5 y el 4% en este segundo trimestre” y justifica la previsión al alza del FMI, que reconoce el ministro “que no es la alegría de la huerta”.

La exportación crece por encima del 5% ayudado del cambio moneda. El consumo también se recupera y ayuda al crecimiento en la demanda. El 60% del empleo creado supera en contratos indefinidos. Y el endeudamiento privado ha bajado en 40 puntos del PIB. Ahora hay competencia fuerte en la concesión de crédito. Hasta el ajuste en la construcción se ha producido ya en opinión del Gobierno.

Sin embargo, De Guindos es prudente y sentencia: “¡Todo no está hecho, en absoluto, en absoluto!”

Salvador Molina

 

Shares

, , , , , ,

Los comentarios están deshabilitados.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This