Antonio Alonso: “Nunca toda la formación es suficiente”

La Asociación Española de Escuelas de Negocio (AEEN) crea el Primer Congreso Nacional de Escuelas de Negocio. Esta iniciativa es bienvenida en un sector aún en transformación y con importantes retos de futuro para su consolidación. Sobre sus objetivos y contenidos entrevistamos al presidente de AEEN, Antonio Alonso.

Antonio Alonso, presidente de la AEEN.

Antonio Alonso, presidente de la AEEN.

¿Por qué es importante este Congreso de Business Schools?

Hasta la fecha nuestro sector que está integrado por una cantidad importante de escuelas de negocio, carecían de un evento específico que tratase sus necesidades e inquietudes. Por ello, creímos conveniente la celebración de este primer evento que hacemos en 2015 y que sea el preludio de una serie de otros encuentros que hagamos todos los años. Que se convierta en un auténtico clásico, en el espejo en el cual todas las instituciones educativas que se dedican a la formación de postgrado puedan mirarse y mejor aún, ver el panorama del sector. Comprender mejor qué es lo que se está haciendo y por qué. Analizar tendencias, no sólo a nivel nacional, sino internacional.

¿Nacerán de este encuentro relaciones colaboradoras que potencien el futuro del sector?

Vamos a tratar puntos tan críticos, como la necesaria transformación que requiere nuestro sector. Esto pasa por la cooperación académica entre las diferentes escuelas de negocio. Pero vamos a más: desde la presidencia de la AEEN propiciaremos la colaboración a través de jornadas y especialmente los sucesivos Congresos, para que la AEEN y todas las actividades que despleguemos, sean el factor aglutinante de la información del sector y principalmente del debate de ideas. Fíjese Ud., que por ejemplo en materia de acceso a las NT’s, no necesariamente están al alcance de todas las instituciones, de ahí la colaboración entre dos o más. La cuestión, lo medular para que nuestro sector esté a la altura de las circunstancias, es que el más innovador de los conocimientos que exista en el mercado y se aplique en organizaciones punteras, debe estar disponible en nuestros programas y nuestros candidatos alumnos puedan adquirir mediante diferentes programas de máster y postgrado.

¿Con previsibles procesos de fusión y absorción entre instituciones?

Obviamente sí los contemplo por la sencilla razón, de que el proceso de convergencia hacia mercados internacionales que nos exige la globalización, no debe dejar fuera a las instituciones educativas de postgrado. Se necesitan abordar proyectos del mercado europeo y especialmente Hispanoamérica. Pero además, para acceder a aquellas NT’s que no son económicas y sencillas, siendo que al principio la implementación puede ser compleja, contar con determinada masa crítica es esencial para competir en buenas condiciones. Si me permite, hay otra cuestión que tampoco es menor: la aceleración de la innovación exige cambios de métodos y procedimientos en las organizaciones, pero especialmente en la forma de pensar y decidir. De ahí, la importancia de las metodologías que se impartan y la capacidad que a lo mejor puedan desplegar dos o más instituciones que tengan acuerdos estratégicos sobre determinados programas.

¿Estamos obsesionados por el objetivo 2020, también en el mundo académico?

La pregunta que me hace tiene una primera aclaración que considero necesaria: la obsesión por el inicio de la nueva década en 2020 no debe convertirse en una moda, sino en una exigencia de la sociedad en su conjunto. Esto incluye nuevas políticas de gobierno tanto a nivel español como europeo, porque nos encontraremos con paradigmas que hoy no podemos o nos cuesta bastante discernir cómo será su comportamiento. Por tanto, lo que les aconsejaría a los jóvenes que se tienen que formar en diferentes habilidades directivas, que como dice la expresión “nunca el mundo es suficiente”, yo la traduciría como que “nunca toda la formación es suficiente”. Estamos casi abrumados por el cambio y este no hace ruido, es silencioso, pero ocurre.

¿Cree en la excelencia formativa o piensa que en la formación de postgrado no se ha llegado a ella aún?

Creemos que las escuelas de negocio españolas han llegado a un nivel de excelencia considerable. Pero también decirle, que todas las que forman parte de la AEEN, hacen grandes esfuerzos por mejorar día a día, de ahí los motivos más que claros de este Primer Congreso.

 

 

Shares

, , ,

Los comentarios están deshabilitados.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This