Adiós, amigo Cándido

 

 

Cándido Velázquez-Gaztelu, que presidió Tabacalera y Telefónica, falleció el jueves 8 a los 76 años de edad tras una larga enfermedad.

Cándido Velázquez-Gaztelu, un directivo ejemplar que inicio la transformación de los dos grandes monopolios españoles, el del tabaco y el telefónico. Un auténtico ‘desmonopolizador’ creador de mercado libre.
Su entusiasmo, bienhacer y búsqueda de la solución más profesional fue compatible con un extraordinaria humanidad en la que era difícil encontrar un no y siempre un apoyo decidido a los proyectos que significaban desarrollo y crecimiento.

Como compañero y más tarde fue mi Presidente, viví con él momentos apasionantes que con el paso del tiempo también considero ejemplares, son muchos recuerdos, una enorme dedicación y siempre logrando acuerdos, alianzas, compromisos mutuos que aseguraban un desarrollo estable.

Su sentido comercial prevalecía permanentemente, nos recordaba una y otra vez “niño, nunca pasa nada, mientras no se vende algo”, vender, vender y ver al cliente como cliente. La reestructuración del ‘estanco’ hoy parece fácil, pero hubo que cambiar muchas cosas para convertirlos en auténticos comercios minoristas y para cumplir con la nueva normativa comunitaria hubo que incorporar una diversificación indispensable que afectó a todo el proceso de distribución. Hasta conseguir financiar la ‘saca’, que previamente tenían que pagar antes de retirar la mercancía y fue implantado con astucia en un momento de muy difícil financiación, posiblemente peor que el actual, (estamos hablando del otoño de 1978).

Compañías internacionales como fueron Philip Morris, Nabisco o Bat, fueron referencia constante para el proceso de diversificación, consiguiendo alianzas con los mayores players internacionales sin renunciar a la personalidad de nuestra empresa, que salió fortalecida.

Me consta que en Telefónica su primer objetivo fue convertir a los abonados en clientes, y abrir la internacionalización con un éxito que fue bien continuado. Desde la emoción de los mejores recuerdos, el afecto a su gran humanidad y el cariño a los suyos, muy especialmente a Lupe y su querido Cándido, sirvan estas palabras de reconocimiento con el deseo de que tenga un merecido descanso en paz.

Manuel Gago Areces
Secretario General de la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos – CEDE
y miembro del Foro ECOFIN

Shares

Los comentarios están deshabilitados.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This